Zenos E10, pequeño monoplaza de grandes sensaciones

El fabricante de automóviles Zenos ha publicado un primer boceto de lo que será su modelo E10, un vehículo con carrocería monoplaza que toma la esencia del mundo de la competición, más en concreto de la Fórmula 1. De hecho, los cofundadores Ansar Ali y Mark Edwards saben lo que es formar parte de la categoría reina del automovilismo, ya que en su última etapa ocuparon importantes puestos en Caterham.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Zenos E10, pequeño monoplaza de grandes sensaciones
Zenos E10, pequeño monoplaza de grandes sensaciones

El Zenos E10, que aún está en fase de desarrollo y está previsto para el año 2014, cuenta con un chasis ligero fabricado en fibra de carbono y aluminio, lo que permite que su peso sea de tan sólo 650 kg. Unos arcos de acero serán los encargados de proteger al piloto en caso de vuelco, mientras que el ‘cockpit’ está preparado para salir de un pieza en caso de impacto –igual que ocurre con los monoplazas de Fórmula 1-. Unas piezas de fibra de carbono –que no vienen de serie- bajarán este peso algo más, aunque también aumentarán el precio del E10.

Las irregularidades del asfalto estarán soportadas por unas suspensiones delanteras y traseras de doble horquilla firmadas por Bilstein –con posibilidad de escogerlas de tipo ajustabe-, mientras que los neumáticos estarán montados en unas llantas OZ Racing de 16 pulgadas delante y de 17 pulgadas en la zaga. Frenar este monoplaza se hará una realidad gracias a unas pinzas de la firma Alcon, con dos pistones y discos de 11,2 pulgadas. Como extra, se puede optar por unos frenos de disco ventilados e incluso unas pinzas de freno de mayor tamaño.

Su fuerza la llegará de un motor de gasolina 2.0 de cuatro cilindros y de origen Ford. Casi 200 CV de potencia está previsto que desarrolle este propulsor capaz de generar un par motor máximo de 21,43 mkg. Esta mecánica estará acoplada a un caja de cambios manual de cinco velocidades o –de manera opcional- automática de seis velocidades con diferencial de deslizamiento limitado.

El resultado, una velocidad máxima de 217 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Parece poco para un coche de competición, pero ir casi rozando el suelo hace que las sensaciones transmitidas al piloto sean mucho mayores que las de muchos otros coches más veloces.

Aún se desconocen los precios y no hay más fotos, pero Zenos sí que tiene en mente empezar a trabajar en una versión con carrocería cabrio –el E11- y otra coupé –el E12-, aunque hasta 2016/2018 no verán la luz.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...