Publicidad

Demasiada ropa de abrigo, ¿por qué no debes conducir con ella?

Nos lo explican en la autoescuela, pero al cabo de unos meses se nos ha olvidado tanto la explicación como la aplicación. Te recordamos por qué no puedes conducir con demasiada ropa de abrigo.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Demasiada ropa de abrigo, ¿por qué no debes conducir con ella?

Las prisas, las comidas y cenas de empresa, el frío hasta que el coche se calienta, el “total, si vamos aquí mismo”. Como tantas otras veces, los desplazamientos cortos son aquellos en los que más imprudencias se cometen. Y la ropa de abrigo es una de ellas. Si estamos concienciados de que no se puede conducir en chanclas o sin camiseta en verano, ¿por qué evitamos estas precauciones en invierno? Y eso que nos lo enseñan en la autoescuela.

Abrigo

Conducir con el abrigo puesto

Pese a que no está prohibido expresamente, circular con un abrigo es un peligro. Cuando llevamos ropa excesivamente gruesa o abultada el cinturón de seguridad no funciona de manera eficiente. Aunque pensemos que lo tenemos bien sujeto al cuerpo, en caso de accidente nos desplazaremos unos centímetros que pueden suponer un gran disgusto, ya que el cálculo utilizado para el funcionamiento de los sistemas de retención y del airbag se pueden ir al traste por una negligencia nuestra.

Ni que decir tiene que los niños tienen el mismo problema que los conductores. Para que sus sillitas de retención actúen correctamente, los cinturones deben ir lo más pegado posible al cuerpo. Por ello, no dudes en quitar el abrigo al niño cada vez que te montes en el coche. Y si en un viaje crees que tu hijo puede coger frío, vístelo con una camiseta interior o térmica que le permita llevar encima un jersey fino. La NBC llevó a cabo el vídeo que tenéis a continuación. Está en inglés, pero las imágenes son muy aclaratorias.

Lo que sí está prohibido, y va en contra de conducir con el abrigo puesto, es vestir con ropa que limite nuestros movimientos. Y es evidente que un abrigo abultado, un plumas o una prenda de piel disminuye el número de movimientos que podemos hacer con nuestros brazos.

Ropa de invierno: prendas a evitar al conducir

Por mucho que nuestro coche no tenga sistema de refrigeración o vayamos a realizar un desplazamiento corto, nunca debemos hacer uso de bufandas, guantes o gorros. Los últimos pueden disminuir nuestra capacidad auditiva, algo que está terminantemente prohibido y los guantes, a no ser que sean específicos para conducir, limitan nuestros movimientos y nos hacen perder adherencia en el manejo del volante y de la palanca de cambios.

Bufanda y gorro

Y lo que debes desechar sí o sí de tu armario automovilístico son las bufandas, pañuelos y cualquier otra prenda de carácter similar. Su uso puede limitar nuestros movimientos pero es que, además, en caso de accidente pueden quedarse pillados por una pieza y mantenernos atrapados en el interior del vehículo o, en el peor de los casos, hacer de soga.

El calzado es esencial

Otro de los aspectos a los que prestamos poca atención es a nuestro calzado. Utilizar zapatillas o botas con demasiada suela nos hace perder tacto con los pedales y complicar nuestra marcha. Por otro lado, si tienes pensado llevar tacones, recuerda tener en el maletero del coche un calzado adecuado y cambiarte antes de conducir. El tacón puede hacer que uno de los pedales quede atrapado y acabar provocando un accidente.

También te puede interesar:

Los 21 consejos del RAC para conducir en invierno con seguridad

Dudas: Neumáticos de verano, de invierno o todo tiempo, ¿qué va mejor?

¿Sabes cómo colocar las cadenas? (Vídeo)

Abrigo

Conducir con el abrigo puesto

Pese a que no está prohibido expresamente, circular con un abrigo es un peligro. Cuando llevamos ropa excesivamente gruesa o abultada el cinturón de seguridad no funciona de manera eficiente. Aunque pensemos que lo tenemos bien sujeto al cuerpo, en caso de accidente nos desplazaremos unos centímetros que pueden suponer un gran disgusto, ya que el cálculo utilizado para el funcionamiento de los sistemas de retención y del airbag se pueden ir al traste por una negligencia nuestra.

Ni que decir tiene que los niños tienen el mismo problema que los conductores. Para que sus sillitas de retención actúen correctamente, los cinturones deben ir lo más pegado posible al cuerpo. Por ello, no dudes en quitar el abrigo al niño cada vez que te montes en el coche. Y si en un viaje crees que tu hijo puede coger frío, vístelo con una camiseta interior o térmica que le permita llevar encima un jersey fino. La NBC llevó a cabo el vídeo que tenéis a continuación. Está en inglés, pero las imágenes son muy aclaratorias.

Lo que sí está prohibido, y va en contra de conducir con el abrigo puesto, es vestir con ropa que limite nuestros movimientos. Y es evidente que un abrigo abultado, un plumas o una prenda de piel disminuye el número de movimientos que podemos hacer con nuestros brazos.

Publicidad

Ropa de invierno: prendas a evitar al conducir

Por mucho que nuestro coche no tenga sistema de refrigeración o vayamos a realizar un desplazamiento corto, nunca debemos hacer uso de bufandas, guantes o gorros. Los últimos pueden disminuir nuestra capacidad auditiva, algo que está terminantemente prohibido y los guantes, a no ser que sean específicos para conducir, limitan nuestros movimientos y nos hacen perder adherencia en el manejo del volante y de la palanca de cambios.

Bufanda y gorro

Y lo que debes desechar sí o sí de tu armario automovilístico son las bufandas, pañuelos y cualquier otra prenda de carácter similar. Su uso puede limitar nuestros movimientos pero es que, además, en caso de accidente pueden quedarse pillados por una pieza y mantenernos atrapados en el interior del vehículo o, en el peor de los casos, hacer de soga.

El calzado es esencial

Otro de los aspectos a los que prestamos poca atención es a nuestro calzado. Utilizar zapatillas o botas con demasiada suela nos hace perder tacto con los pedales y complicar nuestra marcha. Por otro lado, si tienes pensado llevar tacones, recuerda tener en el maletero del coche un calzado adecuado y cambiarte antes de conducir. El tacón puede hacer que uno de los pedales quede atrapado y acabar provocando un accidente.

También te puede interesar:

Los 21 consejos del RAC para conducir en invierno con seguridad

Dudas: Neumáticos de verano, de invierno o todo tiempo, ¿qué va mejor?

¿Sabes cómo colocar las cadenas? (Vídeo)

Publicidad
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.