Publicidad

La revolución del Diesel: Bosch puede reducir 10 veces las emisiones de NOx

Bosch idea un sistema que mantiene la temperatura a niveles óptimos en motor para reducir las emisiones contaminantes... ¡hasta 10 veces por debajo del límite fijado para 2020!
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

La revolución del Diesel: Bosch puede reducir 10 veces las emisiones de NOx

Creemos firmemente que los motores Diesel tienen que seguir jugando un rol importante en la movilidad del futuro. Hasta que la movilidad eléctrica sea un denominador común en el mercado, seguiremos necesitando motores de combustión altamente eficientes”. Las palabras son de Volkmar Denner, máximo responsable de Bosch, durante su conferencia anual con la prensa. la presentación de su nuevo sistema de inyección Diesel, con el que prometen reducir las emisiones contaminantes de NOx (Óxido de nitrógeno) a niveles ínfimos. Se basa en una optimización de los sistemas ya empleados.

En concreto, los nuevos componentes para Diesel de Bosch consiguen que un motor Diesel emita solo 13 miligramos de NOx por cada kilómetro recorrido, según mediciones de la empresa realizadas en las mismas condiciones que las homologables. Se trata de una cifra casi 10 veces por debajo del límite establecido para 2020, de 120 miligramos por cada kilómetro en conducción real, y todo ello sin incluir nuevas piezas que encarezcan la producción de dichos motores. La marca afirma poder conseguirlo en cualquier tipo de condición, temperatura exterior, en carretera o ciudad. El ciudad, el punto crítico, Bosch dice que cualquier motor actualmente en producción con sus sistemas podrían rebajar hasta 3 veces lo que indica la norma. 

Para conseguirlo, en Bosch aseguran que han ideado un sistema de recirculación de aire de rápida respuesta y de gestión de la temperatura que consigue mantener ésta en los niveles óptimos para que los NOx emitidos sean los mínimos posibles. De esta manera, la intervención del turbo en la gestión del aire es vital, del mismo modo que se garantiza que la temperatura del escape nunca baje de 200 grados para el correcto funcionamiento del filto de NOx.

Pero quizás lo más interesante de la presentación ha llegado sobre sus plazos de entrega. La marca afirma que los nuevos sistemas para los motores actualmente a la venta podrían empezar a fabricarse en cadena desde ya mismo, pues no se añaden nuevas piezas que compliquen y encarezcan el proyecto, ni tampoco es necesaria la inclusión de un sistema eléctrico de microhibridación de 48V.

Piensan que el motor de combustión aún le queda mucho recorrido, hasta el punto de que la aplicación de la inteligencia artificial en la gestión del motor les permitirá prácticamente no emitir ningún contaminante, al margen del CO2 producido.

Tirón de orejas por parte de Bosch

La presentación de su tecnología más afinada para los motores Diesel también ha servido a Bosch para dar un tirón de orejas a los responsables de medir el impacto del tráfico rodado en las emisiones contaminantes. “Necesitamos evaluaciones más transparentes sobre las emisiones de CO2 producidas por el tráfico, no sólo incluyendo las emitidas por los propios coches, también las emisiones debidas a la producción de combustible y electricidad que pueda ser utilizada más adelante”, ha sentenciado Denner.

A continuación, ha insistido en que una radiografía más realista de la emisión de CO2 a la atmósfera permitiría a los conductores de coches eléctricos hacerse una idea más cercana al impacto real que tiene la utilización de esta energía al medio ambiente.

También te puede interesar:

El Diesel y la gasolina tienen futuro: 10 tecnologías para mejorar sus consumos

Europa aprueba endurecer aún más las normas de homologación de emisiones

Norma de emisiones WLTP 2018: los coches costarán más desde septiembre

En concreto, los nuevos componentes para Diesel de Bosch consiguen que un motor Diesel emita solo 13 miligramos de NOx por cada kilómetro recorrido, según mediciones de la empresa realizadas en las mismas condiciones que las homologables. Se trata de una cifra casi 10 veces por debajo del límite establecido para 2020, de 120 miligramos por cada kilómetro en conducción real, y todo ello sin incluir nuevas piezas que encarezcan la producción de dichos motores. La marca afirma poder conseguirlo en cualquier tipo de condición, temperatura exterior, en carretera o ciudad. El ciudad, el punto crítico, Bosch dice que cualquier motor actualmente en producción con sus sistemas podrían rebajar hasta 3 veces lo que indica la norma. 

Para conseguirlo, en Bosch aseguran que han ideado un sistema de recirculación de aire de rápida respuesta y de gestión de la temperatura que consigue mantener ésta en los niveles óptimos para que los NOx emitidos sean los mínimos posibles. De esta manera, la intervención del turbo en la gestión del aire es vital, del mismo modo que se garantiza que la temperatura del escape nunca baje de 200 grados para el correcto funcionamiento del filto de NOx.

Pero quizás lo más interesante de la presentación ha llegado sobre sus plazos de entrega. La marca afirma que los nuevos sistemas para los motores actualmente a la venta podrían empezar a fabricarse en cadena desde ya mismo, pues no se añaden nuevas piezas que compliquen y encarezcan el proyecto, ni tampoco es necesaria la inclusión de un sistema eléctrico de microhibridación de 48V.

Piensan que el motor de combustión aún le queda mucho recorrido, hasta el punto de que la aplicación de la inteligencia artificial en la gestión del motor les permitirá prácticamente no emitir ningún contaminante, al margen del CO2 producido.

Publicidad

Tirón de orejas por parte de Bosch

La presentación de su tecnología más afinada para los motores Diesel también ha servido a Bosch para dar un tirón de orejas a los responsables de medir el impacto del tráfico rodado en las emisiones contaminantes. “Necesitamos evaluaciones más transparentes sobre las emisiones de CO2 producidas por el tráfico, no sólo incluyendo las emitidas por los propios coches, también las emisiones debidas a la producción de combustible y electricidad que pueda ser utilizada más adelante”, ha sentenciado Denner.

A continuación, ha insistido en que una radiografía más realista de la emisión de CO2 a la atmósfera permitiría a los conductores de coches eléctricos hacerse una idea más cercana al impacto real que tiene la utilización de esta energía al medio ambiente.

También te puede interesar:

El Diesel y la gasolina tienen futuro: 10 tecnologías para mejorar sus consumos

Europa aprueba endurecer aún más las normas de homologación de emisiones

Norma de emisiones WLTP 2018: los coches costarán más desde septiembre

Publicidad
Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.