Publicidad

Mazda3 1.5 Skyactiv-D: al volante del Diesel de 105 CV

El Mazda3 ha estrenado un motor 1.5 Diesel de 105 CV, ya visto en el SUV CX-3, que destaca entre los compactos rivales del mercado por su eficiencia, suavidad y bajo ruido.
Lorenzo Alcocer -
Mazda3 1.5 Skyactiv-D: al volante del Diesel de 105 CV

Hasta la llegada de esta nueva versión 1.5 Skyactiv-D de 105 CV, el Mazda3 se nutría únicamente en Diesel del gran motor (en todos los sentidos) 2.2 Skyactiv-D de 150 CV, una excelente mecánica para cubrir la zona media/alta del segmento. Ahora, para quien pida o necesite menos prestación, Mazda ha duplicado su oferta Diesel con esta nueva versión 1.5 Skyactiv-D de 105 CV. Su consumo medio homologado es de solo 3,8 l/100 km. La gama con el motor 1.5 Skyactiv-D de 105 CV arranca desde 22.525 euros, según acabados. Y desde 23.025 euros en carrocería Sedan. También es posible combinar el nuevo motor 1.5 Skyactiv-D con cambio automático. Este moderno motor ya lo conocíamos del SUV CX-3 y antes estaba disponible en algunos mercados, no el español, en el utilitario Mazda2.

Como es norma en Mazda, una marca autodidacta con una tecnología muy particular en pos de la eficiencia energética, el motor 1.5 Skyactiv-D resulta peculiar por algunas de sus vanguardistas soluciones. La más llamativa es la reducida relación de compresión, de solo 14,8:1, la más baja del mercado entre motores similares. Recordar que su motor 2.2 Skyactiv-D es el motor Diesel con la relación de compresión más baja del mercado, de solo 14:1. Mazda defiende esta solución argumentando que facilita conseguir una mezcla aire/gasóleo más homogénea y por tanto la combustión se produce a temperaturas más bajas. También los picos de presión dentro de la cámara de combustión son más bajos. Por todo esto, se puede reducir el peso y tamaño de muchos de los componentes del motor. El bloque, como la culata, está fabricado en ligero aluminio. El motor 1.5 Skyactiv-D pesa 50 kilos menos que el 2.2Skyactiv-D. Todo esto revierte en menores fricciones y mayor suavidad de funcionamiento. En este sentido, sí parece que el Mazda3 1.5 Skyactiv-D sea uno de los compactos Diesel más refinados del mercado. También esconde otras interesantes soluciones (ver video). Los bulones de los pistones tienen unas hendiduras que les permiten flexar, amortiguando ruidos y vibraciones. Esto se nota sobre todo en la puesta en marcha en frío y cuando aceleramos para iniciar la marcha cuando el motor todavía no ha cogido su buena temperatura de trabajo. El "claqueteo" típico de los motores Diesel en esas situaciones Mazda lo ha eliminado por completo. Otras soluciones técnicas llamativas de este motor es su intercooler refrigerado por agua (rendimiento más constante) y las trabajadas cámaras  de combustión integradas en las cabezas de los pistones.

Motor 1.5 Skyactive-D

El refinamiento de giro y acústico y la eficiencia son los mejores valores de este motor. Su consumo medio homologado es de 3,8 litros, pero Mazda da otro dato al respecto: 4,3 1/100 km, una cifra más ajustada a la realidad comunicada por los propios responsables de la marca en virtud a sus propios ensayos en condiciones habituales y realistas y no solo bajo las normas teóricas de homologación. Nosotros, durante la presentación internacional celebrada en Barcelona, hemos visto en su ordenador de viaje medias entre 4,5 y 5,5 litros bajo prácticamente todos los escenarios: ciudad, autopista y carretera de montaña. Promete eficiencia y también limpieza. Esta versión homologa 99g/km de CO2 y no necesita ningún tratamiento post-combustión ni aditivos para superar la actual norma de emisiones Euro VI. Cuenta con un efectivo y agradable dispositivo Stop-Start. En este campo, Mazda también tiene soluciones únicas muy particulares. En concreto, la recuperación de energía en frenadas y deceleraciones la aplica para cargar un condensador y no la batería del coche. Mazda defiende una mejor eficiencia y respuesta (rapidez) en los rearranques, episodios que efectivamente resuelve con agrado en ciudad. 

Sus 105 CV resultan equilibrados en un coche como el Mazda3, que hace de su bajo peso (desde 1.265 kg en orden de marcha) otra característica del paquete de medidas de la tecnología Skyactiv de Mazda. El motor se siente lleno desde muy bajo régimen y a solo 1.500 rpm mueve con solvencia y agrado la 6ª velocidad a poco más de 80 km/h. Su par máximo es de 27,5 mkg, que mantiene constante entre 1.600 y 2.500 rpm. El Mazda3 1.5 Skyactiv-D alcanza 186 km/h y tarda 11 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h. Su escalada de rpm es muy lineal y consistente, impactando cómo supera incluso las 5.000 rpm sin una caída abrupta de par, típico de los motores Diesel apenas superan las 4.500 rpm. Sus números no son de deportivo, pero sí el carácter de una mecánica que se siente también muy agradable en general.

También te puede interesar:

Así evolucionará la tecnología Skyactiv

Los consumos reales de los Mazda

 

 

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.