Publicidad

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S: ¿cuál es la mejor berlina del mundo?

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S se enfrentan en esta interesante comparativa para saber cuál es la mejor berlina de lujo del momento.
Lorenzo Alcocer / Fotos: Israel Gardyn -
Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S: ¿cuál es la mejor berlina del mundo?

Por encima de otros modelos incluso conceptualmente de vanguardia, las tradicionales grandes berlinas de representación o de lujo han sido y siguen siendo los verdaderos buques insignia de sus respectivas gamas. Y solo por esto se convierten en los mejores y más avanzados automóviles del mundo. De hecho, es habitual que la llegada de una nueva generación del Audi A8, BMW Serie 7 o Mercedes Clase S sirva para presentar nuevas tecnologías e incluso patentes que se irán implementando después al resto de automóviles de otras categorías. No nos vamos a extender detallando el repertorio tecnológico de unos vehículos que nos llevan a descubrir las últimas aplicaciones de la industria del automóvil (suspensiones predictivas, aparcamiento remoto, llave integrada en el móvil, faros láser, conducción autónoma, navegación interactiva...), y aunque el último en llegar, en este caso el Audi, siempre innova con una última aportación, basta con decir que estos A8, Serie 7 y Clase S pueden tenerlo todo.

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S: su confort

Curiosamente, la propia evolución del automóvil ha llevado a las berlinas de representación hacia un segmento de nicho, comercialmente en vías de extinción. Lógicamente, nunca fueron coches populares, pero hubo un tiempo pasado que los veías en manos de orgullosos clientes particulares, como también oficiaban de coches de empresa u oficiales. Quizá por esto, no sea casualidad que las tres unidades de prensa que nos han cedido Audi, BMW y Mercedes correspondieran a las variantes de carrocería larga; además, el Serie 7 estaba configurado como 4 plazas y los A8 y Clase S, como 5 plazas homologadas, pero con dos asientos individuales traseros… para una vida posterior de todos ellos con chófer al volante. Y es que parece que definitivamente la berlina de representación haya quedado para ser disfrutada desde atrás. En los tres nos hemos encontrado asientos traseros excepcionalmente confortables, con todo tipo de comodidades y la posibilidad de regular la inclinación del respaldo y desplazar la banqueta de forma eléctrica. De esta manera y con el inmenso espacio para las piernas que liberan sus alargadas carrocerías, se puede viajar prácticamente acostado. Puedes ir viendo la televisión en sus pantallas traseras o acceder a internet. Incluso gestionas desde ahí detrás el manejo de muchas funciones y servicios generales del equipamiento del coche, a priori una tarea destinada al conductor. Ahí donde repares hay algo que destacar: desde los reposapiés del A8, a los cinturones de seguridad con airbag del Mercedes, pasando por la tablet extraíble del BMW para consultar o modificar todo lo modificable.

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase SLa calidad de todo lo que ves y tocas resulta excepcional, pero lo excelso viene por el confort general de rodadura. La exquisita calidad de bacheo de las suspensiones neumáticas configurables, la soberbia insonorización de los habitáculos, la ergonomía de los asientos individuales, el inmenso espacio interior… no parece que haya otro formato ni otros modelos en sus respectivas gamas para viajar mejor en las plazas posteriores. Si como pasajero te puede sentir abrumado quizá por ser una primera experiencia única, como conductor hay más referencias para diferenciarlos.

ESPACIO Audi A8L 50 TDI 286 CV Quattro Tiptronic BMW 730LD xDrive 265 CV Merdedes S350D 286 CV 4Matic L
Anchura delantera 150 cm 150 cm 142 cm
Anchura trasera 145 cm 142 cm 147 cm
Altura delantera 92/100 cm 91/98 cm 87/94 cm
Altura trasera 93 cm 92 cm 94 cm
Espacio para piernas 78/89 cm 81/87 cm 89 cm
Maletero 525 litros 510 litros 465 litros

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S: al volante

Al volante, lo que abruma es la cantidad de información, funciones y nuevas tecnologías que tienes a tu disposición. El A8 ha digitalizado prácticamente todos sus interruptores y los ha integrado en dos pantallas táctiles que le otorgan una imagen muy sofisticada, pero también, el uso de los mandos resulta menos preciso cuando conduces. El Serie 7 y la Clase S apuestan igualmente por las superficies táctiles, pero conservan ciertos interruptores y un mando físico principal que facilitan mucho moverse a tientas por los menús (el BMW admite también órdenes gestuales).

PRESTACIONES Audi A8L 50 TDI 286 CV Quattro Tiptronic BMW 730LD xDrive 265 CV Merdedes S350D 286 CV 4Matic L
Acel. 0-100 km/h 6,53 s 6,01 s 6,17 s
Acel. 0-400 m 14,56 s 14,26 s 14,35 s
Acel. 0-1.000 m 26,69 s 26,56 s 26,41 s
Frenada desde 140 km/h 68,28 m 71,23 m 68,79 m
Peso en báscula (depósito lleno) 2.226 kg 2.158 kg 2.237 kg

En el Mercedes, la puesta en marcha es asombrosamente refinada. Su modernísimo motor 3.0 Diesel que recupera la configuración de 6 cilindros en línea (a la que nunca ha renunciado BMW) posiblemente sea el que muestre un funcionamiento más silencioso, pero también parece que el trabajo de encapsulamiento de la Clase S está más elaborado. Por comparación, en los A8 y Serie 7 sientes inicialmente un mayor impacto sonoro y vibraciones. El cambio de 9G Tronic del Mercedes gestiona mejor poner en movimiento las más de dos toneladas de peso, sin que resbale su convertidor, pero con una suavidad suprema. Tanto, que el Audi y el BMW resultan menos exquisitos aun con unos convertidores de cambio que sí resbalan para suavizar esa crítica transición. Lanzados, el Mercedes hace de la máxima suavidad un tacto de marcha absolutamente fabuloso. Es el más cómodo y silencioso de bacheo y diría que su comportamiento resulta el más apropiado para lo que esperas de una berlina de estas características. ¿Y qué esperas de un BMW?  El Serie 7 disponía de dirección a las 4 ruedas e inmediatamente sientes un dinamismo impropio de un coche de semejante envergadura. Además, su suspensión neumática en cualquiera de sus modos de funcionamiento siempre la sientes más firme que en sus rivales. Por ello, el conjunto es el “más liviano” entre curvas, pero ni el BMW hace torpe al Mercedes en su hábitat, ni éste incómodo a aquél. El Audi, también con dirección integral, no tiene una personalidad tan definida como sus rivales, pero ofrece en el modo de suspensión más suave muchísimo confort y con la configuración más dinámica, mucha agilidad en curvas cerradas.

CONSUMOS Audi A8L 50 TDI 286 CV Quattro Tiptronic BMW 730LD xDrive 265 CV Merdedes S350D 286 CV 4Matic L
Consumo carretera 6,1 l/100 km 5,7 l/100 km 5,9 l/100 km
Consumo urbano 8,2 l/100 km 8,1 l/100 km 8,2 l/100 km
Consumo medio 7,0 l/100 km 6,7 l/100 km 6,8 l/100 km

Como viajeros de larga distancia cuesta creer que haya mejores automóviles. Los kilómetros cansan menos, no solo por la suavidad y silencio de rodadura, también por la seguridad y quietud de movimientos propias de unas plataformas tan largas y bajas, frente a los voluminosos SUV. Sus motores Diesel los dignifican, con una combinación de prestaciones y consumos tan sorprendentes como el propio agrado de conducción. El Audi presenta una red eléctrica de 48 voltios que le faculta como híbrido medio. Su motor/alternador a priori le puede impulsar desde parado, y lanzado, al desacelerar desacopla el cambio y apaga el motor térmico para deslizarse hasta a 160 km/h sin emisiones. Solo el Audi recibe la ventajosa calificación ECO, pero todos simbolizan la grandeza automovilística de las berlinas de representación.

También te puede interesar

Audi A8 2018: a prueba su sistema de conducción autónoma (vídeo y fotos)

BMW Serie 7 Diesel por G-Power: ¡tan rápido como un M3!

El Mercedes Clase S autónomo ya rueda

 

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S: su confort

Curiosamente, la propia evolución del automóvil ha llevado a las berlinas de representación hacia un segmento de nicho, comercialmente en vías de extinción. Lógicamente, nunca fueron coches populares, pero hubo un tiempo pasado que los veías en manos de orgullosos clientes particulares, como también oficiaban de coches de empresa u oficiales. Quizá por esto, no sea casualidad que las tres unidades de prensa que nos han cedido Audi, BMW y Mercedes correspondieran a las variantes de carrocería larga; además, el Serie 7 estaba configurado como 4 plazas y los A8 y Clase S, como 5 plazas homologadas, pero con dos asientos individuales traseros… para una vida posterior de todos ellos con chófer al volante. Y es que parece que definitivamente la berlina de representación haya quedado para ser disfrutada desde atrás. En los tres nos hemos encontrado asientos traseros excepcionalmente confortables, con todo tipo de comodidades y la posibilidad de regular la inclinación del respaldo y desplazar la banqueta de forma eléctrica. De esta manera y con el inmenso espacio para las piernas que liberan sus alargadas carrocerías, se puede viajar prácticamente acostado. Puedes ir viendo la televisión en sus pantallas traseras o acceder a internet. Incluso gestionas desde ahí detrás el manejo de muchas funciones y servicios generales del equipamiento del coche, a priori una tarea destinada al conductor. Ahí donde repares hay algo que destacar: desde los reposapiés del A8, a los cinturones de seguridad con airbag del Mercedes, pasando por la tablet extraíble del BMW para consultar o modificar todo lo modificable.

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase SLa calidad de todo lo que ves y tocas resulta excepcional, pero lo excelso viene por el confort general de rodadura. La exquisita calidad de bacheo de las suspensiones neumáticas configurables, la soberbia insonorización de los habitáculos, la ergonomía de los asientos individuales, el inmenso espacio interior… no parece que haya otro formato ni otros modelos en sus respectivas gamas para viajar mejor en las plazas posteriores. Si como pasajero te puede sentir abrumado quizá por ser una primera experiencia única, como conductor hay más referencias para diferenciarlos.

ESPACIO Audi A8L 50 TDI 286 CV Quattro Tiptronic BMW 730LD xDrive 265 CV Merdedes S350D 286 CV 4Matic L
Anchura delantera 150 cm 150 cm 142 cm
Anchura trasera 145 cm 142 cm 147 cm
Altura delantera 92/100 cm 91/98 cm 87/94 cm
Altura trasera 93 cm 92 cm 94 cm
Espacio para piernas 78/89 cm 81/87 cm 89 cm
Maletero 525 litros 510 litros 465 litros

Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S: al volante

Al volante, lo que abruma es la cantidad de información, funciones y nuevas tecnologías que tienes a tu disposición. El A8 ha digitalizado prácticamente todos sus interruptores y los ha integrado en dos pantallas táctiles que le otorgan una imagen muy sofisticada, pero también, el uso de los mandos resulta menos preciso cuando conduces. El Serie 7 y la Clase S apuestan igualmente por las superficies táctiles, pero conservan ciertos interruptores y un mando físico principal que facilitan mucho moverse a tientas por los menús (el BMW admite también órdenes gestuales).

PRESTACIONES Audi A8L 50 TDI 286 CV Quattro Tiptronic BMW 730LD xDrive 265 CV Merdedes S350D 286 CV 4Matic L
Acel. 0-100 km/h 6,53 s 6,01 s 6,17 s
Acel. 0-400 m 14,56 s 14,26 s 14,35 s
Acel. 0-1.000 m 26,69 s 26,56 s 26,41 s
Frenada desde 140 km/h 68,28 m 71,23 m 68,79 m
Peso en báscula (depósito lleno) 2.226 kg 2.158 kg 2.237 kg
Publicidad

En el Mercedes, la puesta en marcha es asombrosamente refinada. Su modernísimo motor 3.0 Diesel que recupera la configuración de 6 cilindros en línea (a la que nunca ha renunciado BMW) posiblemente sea el que muestre un funcionamiento más silencioso, pero también parece que el trabajo de encapsulamiento de la Clase S está más elaborado. Por comparación, en los A8 y Serie 7 sientes inicialmente un mayor impacto sonoro y vibraciones. El cambio de 9G Tronic del Mercedes gestiona mejor poner en movimiento las más de dos toneladas de peso, sin que resbale su convertidor, pero con una suavidad suprema. Tanto, que el Audi y el BMW resultan menos exquisitos aun con unos convertidores de cambio que sí resbalan para suavizar esa crítica transición. Lanzados, el Mercedes hace de la máxima suavidad un tacto de marcha absolutamente fabuloso. Es el más cómodo y silencioso de bacheo y diría que su comportamiento resulta el más apropiado para lo que esperas de una berlina de estas características. ¿Y qué esperas de un BMW?  El Serie 7 disponía de dirección a las 4 ruedas e inmediatamente sientes un dinamismo impropio de un coche de semejante envergadura. Además, su suspensión neumática en cualquiera de sus modos de funcionamiento siempre la sientes más firme que en sus rivales. Por ello, el conjunto es el “más liviano” entre curvas, pero ni el BMW hace torpe al Mercedes en su hábitat, ni éste incómodo a aquél. El Audi, también con dirección integral, no tiene una personalidad tan definida como sus rivales, pero ofrece en el modo de suspensión más suave muchísimo confort y con la configuración más dinámica, mucha agilidad en curvas cerradas.

CONSUMOS Audi A8L 50 TDI 286 CV Quattro Tiptronic BMW 730LD xDrive 265 CV Merdedes S350D 286 CV 4Matic L
Consumo carretera 6,1 l/100 km 5,7 l/100 km 5,9 l/100 km
Consumo urbano 8,2 l/100 km 8,1 l/100 km 8,2 l/100 km
Consumo medio 7,0 l/100 km 6,7 l/100 km 6,8 l/100 km
Publicidad

Como viajeros de larga distancia cuesta creer que haya mejores automóviles. Los kilómetros cansan menos, no solo por la suavidad y silencio de rodadura, también por la seguridad y quietud de movimientos propias de unas plataformas tan largas y bajas, frente a los voluminosos SUV. Sus motores Diesel los dignifican, con una combinación de prestaciones y consumos tan sorprendentes como el propio agrado de conducción. El Audi presenta una red eléctrica de 48 voltios que le faculta como híbrido medio. Su motor/alternador a priori le puede impulsar desde parado, y lanzado, al desacelerar desacopla el cambio y apaga el motor térmico para deslizarse hasta a 160 km/h sin emisiones. Solo el Audi recibe la ventajosa calificación ECO, pero todos simbolizan la grandeza automovilística de las berlinas de representación.

También te puede interesar

Audi A8 2018: a prueba su sistema de conducción autónoma (vídeo y fotos)

BMW Serie 7 Diesel por G-Power: ¡tan rápido como un M3!

El Mercedes Clase S autónomo ya rueda

 

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.