Publicidad

Audi TT S vs Nissan 370Z Nismo: muy deportivos y "bastante" asequibles

Enfrentamos a dos gallos de pelea como el Audi TT S y el Nissan 370Z Nismo, dos coches deportivos con carrocería coupé con precios realmente interesantes.
Texto: J.I. Eguiara. Fotos: Pacheco -
Audi TT S vs Nissan 370Z Nismo: muy deportivos y "bastante" asequibles

Si quieres un coupé divertido y de altas prestaciones, por un precio moderado, el Nissan 370Z (desde algo más de 45.000 euros la versión probada, la 370Z Nismo)y el Audi TT S (desde algo más de 60.000 euros)son un buen ejemplo de ello. Este último era la opción más potente con su archiconocido 2 litros, en este caso con 310 CV, hasta la llegada del RS con 400 CV. Pero es más que suficiente. Ahí no hay dudas, lo que sí podrá traer por la calle de la amargura es elegir el cambio: manual o DSG de doble embrague. Nuestra unidad venía dotada del cambio manual así que no hay nada que discutir. Es cierto que el automático es mucho más confortable para el día a día y para circular por las vías rápidas, pero también lo es que el cambio manual del TT S sorprende por su dulce tacto, su precisión y su rapidez al cambiar de marchas. En ciudad y en los atascos no piensas aquello de «me lo tenía que haber comprado automático» ya que su accionamiento es muy agradable.

El motor del Audi TT S estira y sube de vueltas con una inmediatez, que lo normal es llegar al régimen de 7.000 rpm sin que apenas te des cuenta. El display del cuadro de instrumentos te avisa de que debes cambiar de marcha momentos antes de llegar a esas revoluciones, aunque lo normal es que siempre llegues tarde a hacer el cambio, puesto que incluso en la zona alta del cuentarrevoluciones el motor sube de forma muy rápida.

Nissan 370Z Nismo: carácter atmosférico

Nissan ofrece otro planteamiento. El Nissan 370Z Nismo apuesta por el motor atmosférico V6 de 3,7 litros, que anuncia para esta versión Nismo 344 CV de potencia, es decir, 16 CV más que un 370 Z «sin apellido» y 34 CV más que el Audi. Para conseguir ese extra de caballos se ha trabajado en la gestión del motor y se han modificado los escapes. No tiene la inmediatez de respuesta del motor del Audi, lo que hace que en algunas ocasiones parezca que no tiene la «rabia» que se espera de un modelo firmado por Nismo, pero lo cierto es que esto son más bien sensaciones porque el motor sube rápido de vueltas y consigue unas más que apreciables prestaciones. Lo que pasa es que con el tiempo se nos va olvidando cómo funcionan los motores «puros» sin más ayuda para subir de vueltas que su cilindrada. Te das cuenta de que el 370Z corre como corresponde a su apellido Nismo cuando la curva se te ha acercado más rápido de lo que creías (por sensaciones) y se te empieza a acumular el trabajo (freno, embrague, cambio de marcha, volante…

Nissan 370Z NismoNissan se decanta por el cambio manual y no da opción al automático, lo cual tiene sus pros y sus contras. En el día a día en uso urbano es mucho menos confortable que su rival ya que el cambio y el embrague son, no lo vamos a negar, más bien duros de accionar.

Audi TT S: el poder del turbo

Las prestaciones son coto privado del Audi TT, que no deja a su rival ningún ejercicio sin sacarle ventaja. Bien es cierto que la presencia del turbo de baja inercia es una ventaja a la hora de realizar los adelantamientos o las recuperaciones, y que también ayuda a la hora de las aceleraciones (junto con la tracción quattro), pero también es verdad que el representante alemán había hecho una buena dieta de adelgazamiento y en la báscula nos dio 165 kg menos que el japonés. Y ese «exceso de grasa» también pasa factura a la hora de enfrentarse al cronómetro.

Audi TT S y Nissan 370Z NismoEl comportamiento es más radical en el Nissan. El 370Z es más «de piloto» con su propulsión trasera y el cambio manual. En zonas muy viradas, con el asfalto rugoso la dureza de las suspensiones y el más que generoso calzado que lleva, hacen que el confort se resienta; si, además, nos encontramos con el suelo mojado, la cosa se complica aún más.

Bajarse del Nissan 370 Z Nismo y subirse al Audi TT es como cambiar de galaxia. Todo lo que en el Nissan es «firmeza» en el Audi es suavidad y buenos modales. Las suspensiones son menos enérgicas, el tacto de los pedales es más suave y el tacto de la palanca de cambios es muy agradable. La tracción total hace que el TT sea mucho más fácil de llevar y menos exigente, sobre todo cuando vamos muy deprisa en las zonas reviradas.

Tanto Audi como Nissan proponen dos formas distintas de entender el dinamismo y la deportividad —en modelos utilizables todos los días—, pero con el objetivo común de deleitar a su conductor en todo tipo de trazados. El Nissan 370Z Nismo entusiasmará a los amantes de la conducción más clásica, mientras que el Audi TT S a todos los que quieran un deportivo confortable y más al alcance de todo el mundo.

También te puede interesar

- ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis
- Los coches más rápidos en Nürburgring
- Cinco deportivos baratos y divertidos para conducir
- Compara hasta tres coches a la vez

 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.