Publicidad

Audi TT RS 2017: a prueba el coupé más rápido del mundo

El Audi TT RS 2017 con motor de 400 CV y nueva tracción total presume de ser el coupé más rápido del mercado, al acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.
Texto: Juan Ignacio Eguiara -
Audi TT RS 2017: a prueba el coupé más rápido del mundo

La anterior generación del Audi TT también tuvo una versión RS, así que esta que se acaba de presentar es la segunda en la historia y una de las más excitantes de toda la familia RS. 400 CV para un coupé 2+2 de apenas 4 metros de largo y poco más de 1.500 kg de peso son cifras difíciles de igualar. De esta forma, a nadie le puede extrañar que el Audi TT RS pueda marcar un tiempo de 3,7 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h (3,9 segundos en el TT RS Roadster descapotable) y, por tanto, se convierta en el coupé del segmento más rápido del mundo. No hay nadie que de serie ofrezca este rendimiento. La ficha prestacional se completa con una velocidad punta de 280 km/h y un consumo medio de 8,2 l/100 km. Y es que la caja de cambios de doble embrague S Tronic de 7 marchas cuenta con un desarrollo de la última velocidad especialmente largo para lograr reducir los consumos al máximo posible. El Roadster, con eso de que pesa 90 kg más, pierde en aceleración 2 décimas y su consumo asciende una décima de litro cada 100 km.

Audi TT RS 2017: motor de 5 cilindros

Este nuevo Audi TT RS sigue confiando en la mecánica de 5 cilindros en línea —configuración que acaba de cumplir 40 años en el mercado—, con la misma cilindrada que la anterior generación: 2,5 litros. Pero las entrañas de este motor se han cambiado completamente para incrementar el rendimiento un 17 por ciento, lograr una potencia específica de 161,3 CV/litro, y reducir el peso en 26 kg. Este 2.5 TFSI ofrece ahora un nuevo bloque de aluminio (antes de acero) que es 18 kg más ligero, con un cigüeñal ahuecado en puntos estratégicos para disminuir 1,4 kg más, así como cojinetes 6 mm más finos, una bancada de magnesio con el cubrecárter de aluminio que reduce otros 4 kg, menos fricción interna de componentes, pistones de aluminio con canales de refrigeración de aceite, turbo con 1,35 bar de presión, intercooler con un nivel de eficacia del 80 por ciento, árbol de levas de escape de regulación variable e inyección dual de gasolina (bien en el colector de admisión o bien directamente en la cámara de combustión).

Audi TT RS 2017 pruebaAudi TT RS 2017: nueva transmisión

La caja de cambios es la S Tronic (doble embrague) de 7 marchas con relaciones que dejan la 7ª muy larga para desahogar el motor y reducir los consumos. Hay que decir que anuncia un consumo medio de 8,2 litros/100 km. Aunque donde se han experimentado más cambios en la transmisión es en el sistema de tracción quattro, con el embrague multidisco electrohidráulico que cuenta ahora con un nuevo software. Es capaz de procesar más cálculos y más rápidos, por lo que al grabar el par en el tren trasero calcula el aceite que debe bombear para ejercer la presión sobre los discos del bloqueo del diferencial central que sigue colocado al final del árbol de transmisión. Y por primera vez en un TT RS, esta gestión hidráulica del embrague multidisco está integrada dentro del sistema de conducción dinámica Audi Drive Select, donde el conductor puede elegir entre los modos Comfort, Auto, Dynamic e Individual.

La suspensión de serie del Audi TT RS 2017 es algo más dura que el TT S, pero no llega a ser incómoda. Pero para llevarlo a un nivel superior, existe la opcional con amortiguadores magnéticos que varían su dureza en función del modo elegido y del tipo de pilotaje (Audi Magnetic Ride, opción RS Plus). El chasis se refuerza con llantas de serie de 19 pulgadas de diámetro y neumáticos de 245/35, aunque existen unas opcionales en 20 pulgadas con 255/30 que debido a las enormes prestaciones del coche son casi recomendables.

Y es que no hay nada parecido en este segmento. Este 5 cilindros con turbo tarado a 1,35 bar ofrece una explosión de energía casi desde 1.000 rpm, aunque hay que reconocer que a partir de las 3.500-4.000 rpm es cuando ofrece la patada de verdad. No tiene efecto turbo (no hay baches de potencia), pero se nota la entrada de la sobrealimentación y como aguanta la presión máxima de 1,35 bar durante unos segundos. Los 400 CV entran como un torrente y gracias a la tracción total se pueden asimilar. Si no, sería imposible controlar tanto caballo. Cuando lo pruebas te das cuenta que el sofware del diferencial de discos encargado de repartir el par al tren trasero tiene que trabajar de lo lindo porque en todo momento tiene que estar pasando potencia atrás para compensar las perdidas de motricidad delante. En esta generación tienen mucha más importancia el tren trasero, que a su vez distribuye par entre la rueda izquierda y derecha en función del apoyo. Por eso la agilidad ha ganado mucho e, incluso con el ESP desconectado, se puede pisar a fondo el pedal del gas sin miedo a perder el control del coche. El Audi TT RS no tiene mucha tendencia al subviraje porque el trasero ayuda bastante. Incluso a veces parece que tienen mucho par detrás que nos obliga a contravolantear a la salida de las curvas.

Audi TT RS 2017: aceleración brutal

Aunque si con algo podemos demostrar el potencial del Audi TT RS 2017 es por sus aceleraciones. Es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (3,9 segundos para el Roadster). Este registro lo convierten en uno de los mejores de su particular categoría de pequeños/medianos coupés. Por ejemplo un Jaguar F-Type R AWD Coupé 5.0 V8 con mucha más potencia y también con tracción total "sólo" anuncia 4,1 segundos en el 0 a 100 km/h, mientras que la versión más potente ahora mismo de un Porsche 718 Cayman es de 4,4 segundos (bien es cierto que con menos CV y propulsión trasera). De esta forma, es muy difícil encontrar rivales naturales y directos de este Audi TT RS. Es casi un ejemplar único. Además ofrece las dos carrocerías, Coupé y Roadster, lo que convierten su oferta en más amplia y tentadora. El precio es de 79,900 euros para el cerrado y 82.910 euros para la carrocería abierta. Un precio alto pero justificable si tenemos en cuenta que es el coupé 2+2 compacto más rápido y su equipamiento es bastante completo, como la tecnología OLED para los pilotos traseros, el primer coche de serie en llevarlos.

También te puede interesar

- Porsche 911 Turbo S, Lamborghini Huracan y Audi R8 V10 Plus: 1.800 CV, a prueba

- Audi usa un dinosaurio para promocionar los coches autónomos (vídeo)

- Audi S4 y S4 Avant 2017, precios para España

- Así será el Audi RS 5 2017: más potencia y tecnología

 

Galería relacionada

Audi TT RS 2017, prueba y fotos

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.