Publicidad

Audi Q2 1.0 TFSI: probamos un nuevo SUV de 3 cilindros

La versión de acceso a la gama Audi Q2, con motor 1.0 TFSI, tiene el mismo precio que un Audi A3 Sportback con idéntica mecánica. ¿Merece la pena?
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

Audi Q2 1.0 TFSI: probamos un nuevo SUV de 3 cilindros

El Audi Q2 es un SUV de lo más interesante y, por ahora, con poca competencia. Ninguno de sus rivales directos, es decir BMW y Mercedes, tiene todavía un SUV de su tamaño. Y si tenemos en cuenta a Mini, el Countryman es algo más pequeño. El Audi Q2, con sus 4,19 metros de longitud, se encuentra por tamaño entre un A1 Sportback y un A3 Sportback (ambos de 5 puertas), aunque tiene la misma distancia entre ejes del Audi A3 de 3 puertas, al que supera en maletero y, posiblemente —habrá que esperar a realizar nuestras propias mediciones—, en habitabilidad trasera. Entrando en detalle, el maletero del Audi Q2 cubica 405 litros, mientras que el de un Audi A3 se conforma con 365 litros, que crecen hasta los 380 litros en el caso del Audi A3 Sportback. Por tanto, teniendo en cuenta su enfoque de SUV urbano, ofrece un nivel de versatilidad muy alto, sólo condicionado por la ausencia de asideros de techo traseros y salidas de aireación para dichas plazas. De igual forma, para lograr tanta capacidad de carga recurre a un kit de reparación de pinchazos en vez de rueda de repuesto, ubicado debajo del piso del maletero, que puede colocarse a dos alturas diferentes.

Audi Q2El Audi Q2 está realizado sobre la plataforma MQB y puede contar con gran cantidad de tecnología. Se ofrece con transmisiones 4x2 y 4x4, y con posibilidad de caja de cambios automática de doble embrague S tronic. Las versiones superiores, es decir las que incorporan los motores 2.0 TDI de 190 CV y 2.0 TFSI, también de 190 CV, cuentan con tracción total quattro de serie, elemento que se ofrece de manera opcional en el 2.0 TDI de 150 CV. Por debajo quedan los 1.6 TDI de 116 CV, 1.0 TFSI de 116 CV, y 1.4 TFSI de 150 CV, este último con sistema de desconexión de cilindros. Los Audi Q2 quattro cuentan con suspensión trasera multibrazo, mientras que las versiones de tracción delantera recurren a un esquema más sencillo, de eje torsional. La altura libre al suelo es de 14,5 cm, por lo que hay que esperar unas cualidades "todo camino" relativamente discretas. En cuanto al cambio de doble embrague S tronic, se ofrece de manera opcional para toda la gama, si bien está optimizado en las versiones de 190 CV, que cuentan con un aceite de menor fricción.

Audi Q2: comportamiento

El comportamiento del Audi Q2 es uno de sus puntos fuertes. Lleva de serie una dirección de radio progresivo (es más directa a medida que el ángulo del volante aumenta), y puede contar con amortiguadores adaptativos. Cabe destacar la buena calidad de rodadura, así como un silencio de marcha poco habitual en un coche de su tamaño. En el caso de la versión 1.0 TFSI probada, dotada de tracción delantera, llantas de 17 pulgadas y suspensión convencional (la opción S line va 1 cm rebajada y es más dura), la puesta a punto resulta muy agradable. El Audi Q2 es muy confortable, pero no renuncia a una eficacia en curva notable, siempre con el carácter típico de Audi, muy neutro y fácil de conducir. La electrónica mantiene todo por su sitio y otorga mucha sensación de seguridad, dejándose notar ligeramente cuando frena las ruedas del interior de la curva para proporcionar una mayor agilidad. La única pega es que hasta que no está el volante casi recto otra vez, por mucho que pises a fondo no dispones de toda la potencia, algo que notarás sólo si realizas una conducción muy dinámica, y en cualquier caso no resulta muy evidente.

El motor tricilíndrico 1.0 TFSI del Audi Q2 resulta más silencioso que el 1.4 TFSI. Sólo sale a relucir el típico sonido tricilíndrico cuando estiras la 1ª velocidad, y su tacto, sin llegar al de un cuatro cilindros, resulta más que satisfactorio. Por otra parte, la respuesta del turbo es muy inmediata y logra una curva de par muy plana y generosa. Mueve sin problemas los desarrollos del cambio, cuya 6ª es de 45 km/h cada 1.000 vueltas. El tacto y la precisión de manejo del cambio es tan bueno como en los Audi de segmentos superiores, al igual que ocurre con el resto de elementos del habitáculo.

En cuanto al interior del Audi Q2, lo primero que llama la atención es la posibilidad de elegir colores vivos para los asientos y las inserciones decorativas, algo que le da un aspecto muy fresco. Es muy llamativa la iluminación ambiental, sobre todo las inserciones retroiluminadas ubicadas sobre la guantera y en los laterales de la consola central, que se pueden configurar en varios colores. Igualmente llamativa es la amplitud que ofrece, así como la posibilidad de equipar Head-Up Display y cuadro de mandos digital Virtual Cockpit. El equipamiento poco o nada tiene que envidiar al de un Audi A3, aunque puestos a pedir, echamos de menos la posibilidad de dotarlo con faros Matrix Led, ya que ofrece únicamente LED o Xenon. Tampoco se queda corto en cuanto a asistentes a la conducción, con detector frontal de peatones y frenada automática de serie, así como control de crucero activo con función stop & go, asistente de atascos, aviso de salida de carril, control de ángulo ciego, mantenimiento activo de carril, reconocimiento de señales de tráfico, aviso de tráfico trasero cruzado y asistente de aparcamiento. A esto hay que sumar una gran conectividad, con los ya habituales Apple Car Play, Google Earth, conexión a Internet, o lujos como el equipo de sonido Bang&Olufsen.

Todo un capricho en formato concentrado, con un diseño muy personal y una gran cantidad de atractivos para lograr una puesta en escena que no pasará desapercibida en el segmento de moda, el de los SUV urbanos.

También te puede interesar:

Audi Q2: ya hemos conducido el nuevo SUV de Audi… en Cuba

Recorremos la Cuba más auténtica con el nuevo Audi Q2

Audi Q2: el primer SUV urbano de lujo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.