Publicidad

Dudas: ¿a qué revoluciones hay que cambiar de marchas?

"Tengo un Opel Astra GTC 1.6 Diesel con 300 km. En 300 km la calidad del aceite está al 95 por ciento, ¿es normal? Hago 28 km diarios"
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Dudas: ¿a qué revoluciones hay que cambiar de marchas?

"Casi todos los km los hago por carretera y algún trayecto por ciudad. Suelo cambiar entre 2.000 y 2.500 rpm. ¿Qué régimen de revoluciones es el ideal para cambiar de marcha en ciudad y por carretera para no deteriorar el aceite del motor?

Respuesta de nuestro experto técnico Luis Miguel Vitoria

Elegir en qué momento cambiar de marcha o decidir hasta qué régimen hay que llevar el motor, depende mucho de lo que quieras. Obviamente, si lo que necesitas es la máxima aceleración, lo que has de hacer es que el motor funcione preferentemente en torno al régimen de potencia máxima. En tu coche, como en la inmensa mayoría de los actuales Diesel, eso supone llevar el motor hasta las 4.000 rpm —no te interesa ir más allá, pues a partir de ese momento la potencia de tu motor empieza a decaer—, para buscar una marcha más larga inmediatamente. Es algo que puedes comprobar en la curva de potencia que adjuntamos y que, aunque corresponde al motor de tu coche, no es muy distinta a la de cualquier Diesel.

En el caso que planteas, lo anterior no sirve. Y lo que hay que hacer es casi lo contrario. Casi porque no se trata de usar el cambio para forzar al motor a que gire a régimen de ralentí, sino un poquito más arriba. Lo mejor para la durabilidad del motor de tu coche es lo que que coincide con la búsqueda del mejor rendimiento. Así las cosas, el momento de cambio ideal en tu coche sería al llegar a las 2.000 rpm; aunque la curva de par que obtuvimos de un coche con un motor semejante al tuyo también nos indica que incluso puede hacerse un poco antes: a eso de las 1.750 rpm.

Ese tope de 2.000 rpm en velocidad se traduce en que el paso de segunda a tercera se haría a unos 30 km/h, de tercera a cuarta casi llegando a los 50 km/h, de cuarta a quinta al rozar los 70 km/h y de quinta a sexta a 86 km/h. En sexta, como es lógico, si buscas lo mejor para la durabilidad del motor —y, de paso, también para tu bolsillo por lo que afecta el consumo—, 110 km/h debería ser tu velocidad de crucero. Además, a ese ritmo, por ejemplo, ya se debe producir la limpieza del filtro de partículas sin necesidad de que el motor gire a un régimen mayor.

¿Por qué no hacemos mención al paso de primera a segunda? Por la obvia razón de que la primera sólo se usa para arrancar e, inmediatamente, hay que buscar la segunda marcha. En cualquier caso, es preferible circular en marchas largas con el acelerador pisado más a fondo que en marchas cortas con el acelerador apenas empujado. Sin embargo, tampoco resulta interesante hacer que el motor se sitúe por debajo de las 1.200-1.300 rpm, pues podrías originar que el cigüeñal trabaje forzado.

En cuanto a que el porcentaje de calidad del aceite te marque un 95 por ciento, es totalmente normal: exclusivamente lo verías al 100 por ciento tras ser reseteado.

También te puede interesar

- ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

- Preguntas y dudas sobre coches

- Dudas: ¿Por qué da tirones el coche con el motor frío?

- ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de un cambio automático?

 

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.