Publicidad

Mercedes S500 Plug in Hybrid, mechero de lujo

Mercedes-Benz añadirá en 2014 una nueva versión híbrida para el Clase S, el nuevo S500 Plug in Hybrid. Esta variante será la tercera de propulsión híbrida de esta berlina de lujo. Se anuncian unos datos de eficiencia realmente prometedores, con un consumo medio estimado de 3,0 l/100 km y un nivel de CO2 de 69 g/km.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Mercedes S500 Plug in Hybrid, mechero de lujo

Nuevo e importante paso en el desarrollo de la tecnología híbrida el que ha dado Mercedes-Benz con el sorprendente S500 Plug in Hybrid. Esta nueva variante es la tercera con tecnología híbrida que tendrá este vehículo y se añadirá en 2014 a los ya existentes S400 Hybrid y S300 BlueTec Hybrid. A diferencia de sus hermanos 'menores', este nuevo S500 Plug in Hybrid es un híbrido de tipo enchufable, es decir, puede recargar sus batería si se enchufa a la red eléctrica. La toma de carga se sitúa en la esquina derecha del paragolpes posterior.

 

En el corazón de la tecnología híbrida del Mercedes Clase S500 Plug in Hybrid nos encontramos elementos muy importantes. En primer lugar, toma protagonismo un nuevo propulsor de gasolina V6 de 3,0 litros de cilindrada, una potencia máxima de 333 CV y un par motor de 48,94 mkg; por otro lado, nos encontramos un motor eléctrico-síncrono de 80 kW, que cumple varias funciones: hace las veces de alternador-generador, es capaz de asistir al motor de gasolina y también puede impulsar por sí solo al vehículo si la energía disponible en la batería es suficiente y si las circunstancias de conducción son idóneas. Con todo ello, la potencia máxima conjunta de los dos motores es de 442 CV. Según las primeras pruebas realizadas, el S500 Plug in Hybrid podrá recorrer en torno a unos 30 km usando sólo electricidad para desplazarse. En cuanto a prestaciones, se anuncia una velocidad máxima de 250 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos. Con semejantes números, el único vehículo de lujo que está a la altura de esta versión híbrida es el Porsche Panamera S E-Hybrid.

 

Baterías y funcionamiento del sistema híbrido

Las nuevas baterías de ión-litio del Mercedes S500 Plug in Hybrid presentan una densidad energética (capacidad) hasta 10 veces mayor que en los S400 y S300 híbridos. Una de las peculiaridades del S500 Plug in Hybrid la encontramos en los cuatro modos distintos de propulsión. El primer modo es el denominado Hybrid, el segundo es el E-Mode (sólo se impulsa con electricidad), el tercero es el modo E-Save (ahorro y carga eléctrica, la energía eléctrica se almacena para ser utilizada posteriormente) y el tercero es el denominado Charge (mientras se impulsa, el sistema potencia el proceso de recuperación de energía y de carga de la batería).

 

Intelligent Drive Hybrid

Esta versión del Clase S, cuenta la segunda generación del sistema Intelligent Drive Hybrid, un sistema que controla de forma anticipada el proceso de carga y de gestión de energía. El sistema híbrido interactúa con los datos del dispositivo de navegación Comand Online, por lo que el coche en todo momento sabe el tipo de carretera y las condiciones de la misma (cuesta arriba, pendiente descendente, etc.,) por las que va a circular. De esta forma, el proceso de recuperación de energía en frenadas y deceleraciones se adapta no sólo a las condiciones de conducción que se producen en ese momento, sino que también se adapta a las condiciones que se va a encontrar posteriormente.

 

Nuevo sistema de frenada recuperativa

Esta versión Clase S500 Plug in Hybrid incorpora un sistema de frenado recuperativo de segunda generación RBS. Al presionar el pedal del freno, la desaceleración se efectúa inicialmente por el motor eléctrico e inmediatamente después por los frenos de disco. De esta forma, se optimiza y potencia aún más la función de alternador-generador del motor eléctrico.

 

En este sistema de frenada regenerativa RBS, es importante la presencia de un sensor de recorrido en el pedal del freno. La presión de frenada resulta, por tanto, decisiva sobre la intensidad y efectividad del proceso de recuperación.

 

Por último, otra peculiaridad del Mercedes S500 Plug in Hybrid la encontramos en la posibilidad de que el motor de gasolina se pueda desacoplar de la transmisión y apagarse, para de este forma disminuir la resistencia de avance y el consumo. Este hecho sólo se podría dar a velocidad constante en una carretera con pendiente llana o en bajada. Asimismo, en este proceso, incluso el motor de combustión puede aportar su granito de arena en el proceso de carga de la batería.

 

 

Galería relacionada

Mercedes S500 Plug in Hybrid

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.