Publicidad

Los futuros Skoda: SUV y coches para todos hasta 2019

Sin descuidar valores como el espacio, la versatilidad o la relación precio/producto, Skoda revolucionará su gama en diseño hasta 2019. La renovación incluye hasta 4 nuevos SUV.
Pablo Mallo y Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Los futuros Skoda: SUV y coches para todos hasta 2019

Hay que reconocer que Skoda es una de las marcas que más han evolucionado y crecido en los últimos años. Aunque inició su andadura siendo prácticamente el fabricante “low cost” del Grupo VW, hoy ya se ha consolidado como una de sus grandes marcas y, quizá, la que aún esconde mayor potencial de crecimiento. De hecho, amparada por sus grandes cifras (por segundo año consecutivo ha superado el millón de coches entregados batiendo su récord), ahora hay rumores de que sus responsables incluso estudian introducirla en el mercado americano. Así que para seguir evolucionando al mismo ritmo Skoda ya tiene sobre la mesa una nueva hoja de ruta con las novedades que lanzará en los próximos tres años. Hay de todo y para todos, pero si Skoda siempre ha sido una marca basada en modelos de gran volumen de ventas, tal y como está el mercado, necesitaba reforzar su gama SUV. Y por ella empezamos. Si entras en la galería que hemos preparado verás todos los futuros Skoda.

Skoda SUV grande de 7 plazas

Skoda presentará antes de 2019 hasta cuatro nuevos SUV. El primero de ellos, con carrocería de 4,64 metros y 7 plazas, no se desvelará oficialmente hasta el Salón de París de 2016, en septiembre, pero ya podemos hablarte de él. No es ningún secreto que Skoda está desarrollando pues un SUV de mayor tamaño que el Yeti. Conocido de inicio con el nombre interno A-Plus SUV, y visto en los últimos meses como prototipo Vision S, llegará a los concesionarios españoles a inicios de 2017. Por tamaño se englobará dentro pues del segmento D  y será semejante a un Audi Q5, un BMW X3 o un Nissan X-Trail, por poner sólo algunos ejemplos.

Aunque aún no hay confirmación oficial, este SUV probablemente se llamará Skoda Kodiak (o Kodiaq), contará con la posibilidad de configurar un interior para 7 pasajeros o, si se prefiere, únicamente con 5 plazas y un maletero mayor de capacidad. También sabemos ya que empleará la plataforma modular MQB del grupo VW, por lo que tendrá muchas similitudes a nivel tecnológico y en lo que respecta a motorizaciones con los nuevos Volkswagen Tiguan o Seat Ateca. De su diseño cabe destacar un frontal con mucha personalidad gracias a unos grupos ópticos achatados que recuerdan al Range Rover Evoque, con funciones divididas, tecnología led y separados horizontalmente por el paragolpes para dejar un pequeño faro inferior cuadrado. Los pasos de rueda son trapezoidales, similares a los del anterior Tiguan y no demasiado abultados para evitar una imagen demasiado agresiva, manteniendo así cierta discreción acorde con lo que esperan los clientes de la marca. Claro que, dependiendo del uso al que esté destinado, algunos detalles y terminaciones exteriores se podrán personalizar para darle un aspecto más campero o más elegante.

Valora tu coche gratisSkoda SUV coupé

A partir de este gran Skoda SUV surgirá también, algunos meses más tarde, un derivado de 5 plazas y aspecto más deportivo, de estética prácticamente coupé, siguiendo la moda que impuso el BMW X6 puso en su momento y que hoy se está popularizando. Se diferenciará por leves cambios en la parrilla, más elementos cromados y, sobre todo, una línea de techo descendente acabada en un prominente deflector aerodinámico. Viendo el concepto 20V20 de Seat, en el que se inspira la imagen generada por ordenador que mostramos en estas páginas, te puedes hacer una idea muy aproximada de sus proporciones, así como de las formas de los paneles de la carrocería en la zona trasera del coche, inclinación del portón y silueta que tendrán los pilotos. En principio estará destinado al mercado chino, donde el crecimiento de modelos convencionales se ha estabilizado y se espera una mayor demanda para automóviles de tipo SUV. Pero quién sabe si al final lo acabaremos viendo por Europa.

Skoda SUV coupeSkoda Yeti: más grande en 2017

Al que sí veremos sin duda por aquí es el nuevo Skoda Yeti, ahora más versátil. Será otro gran protagonista en la marca y llegará algo más tarde que el SUV más grande, ya entre mediados o finales de 2017. Guardará, eso sí, una gran similitud estética con él, pero a una escala más reducida. También basado su base en la plataforma MQB, crecerá en tamaño respecto al actual Yeti, algo que le vendrá muy bien para aumentar aún más su ya de por sí buena practicidad y capacidad interior. Un nervio lateral muy marcado aportará dinamismo a su diseño, junto con una menor superficie acristalada en los laterales que logra mayor rotundidad y sensación de robustez, ya que las ventanillas van reduciendo su tamaño a medida que se aproximan a la zona trasera del coche. Igual que en el Skoda SUV superior, los grupos ópticos delanteros se dividen en dos partes.

Skoda SUV de acceso

La ofensiva de Skoda al segmento SUV se completará con un modelo de pequeño tamaño, en la línea de lo que ya prometen Volkswagen con su futuro Polo SUV o Seat con un mini Ateca. Enmarcado así en el segmento B de utilitarios, su primera aparición se espera para no antes de 2019. Todavía no se ha definido su aspecto definitivo, aunque los primeros diseños apuntan hacia una línea más desenfadada y juvenil que el resto de la gama. Aquí encontraremos, como en todos los futuros Skoda, referencias estilísticas al concepto Vision C, sobre todo en el caso de los grupos ópticos delanteros y traseros y en una 3ª luz de freno que ocupa todo el ancho de la luna trasera: un recurso que también emplean modelos actuales del Grupo Volkswagen como el Audi A7 o el Bentley Continental GT.

Futuro Skoda Octavia

Skoda Octavia Combi 2017La importante ofensiva al segmento SUV, que marcará un antes y un después en el apartado del diseño de Skoda, vendrá acompañada también como no podía ser de otro modo de retoques sutiles en el Octavia, cuya puesta al día está prevista para 2018. Básicamente cambiarán los faros, que adoptan un diseño dividido verticalmente. Parece que no habrá versión híbrida enchufable hasta la siguiente generación. De hecho, esta tecnología llegará primero al Skoda Superb, antes de que finalice la década, y lo hará con una autonomía eléctrica de 50 km.

El futuro Skoda Octavia, aspirante a ser rey de gama, encerrará los valores como siempre tradicionales de la marca checa, que se mantendrán con este futuro restyling. En esta interpretación destacan los personales grupos ópticos divididos, sin duda el elemento más llamativo. Por su parte, la versión familiar Skoda Octavia Combi tendrá más empaque todavía. Hoy en día tiene una gran importancia en el mix de ventas, y la marca reforzará por tanto sus aptitudes. Las modificaciones principales, igual que en la berlina, afectan a los faros delanteros y al diseño de las llantas. La conectividad es otro de los apartados en los que se pondrá al día.

También te puede interesar:

La alianza entre Skoda y VW en imágenes

Te dejan un BMW Serie 5 para comprarte un Skoda Superb

El Skoda Octavia celebra 20 años de éxito

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.