Publicidad

Ferrari 458 MM Speciale, deportividad y exclusividad total

El Ferrari 458 MM Speciale nace como una unidad exclusiva, un encargo de un cliente que se beneficia de cambios estéticos y de unas mejoras en cuanto a aerodinámica.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Ferrari 458 MM Speciale, deportividad y exclusividad total

El Ferrari 458 MM Speciale ha sido presentado por el fabricante italiano en el circuito de Fiorano. El encargado de rodar por primera vez con esta exclusiva unidad, sobre la base del Ferrari 458 Speciale, ha sido el jefe del departamento de pilotos de pruebas de Ferrari, Dario Benuzzi.

Este coche es un encargo de un coleccionista británico, quien ha querido que su unidad tenga algunos detales personalizados, como una carrocería con toques más deportivos. Para ello, los ingenieros han pintado de negro el pilar B del superdeportivo, dando lugar a un efecto envolvente del parabrisas que puede recordar al Ferrari 288 GTO de 1984. Las mejoras aerodinámicas llegan gracias a un techo más bajo, a unas nuevas tomas de aire en los costados (similares a las del Ferrari 488 GTB), que dirigen el aire hacia lo radiadores y mejoran la refrigeración del motor, y a un mayor uso del aluminio y de la fibra de carbono en la estructura del coche.

La carrocería del Ferrari 458 MM Speciale viste un elegante color Bianco Italia (blanco), con una franja central con los colores de la bandera Italiana (que en el caso del Ferrari 458 Speciale son de color azul y blanca). Los faros delanteros han sido revisados y las llantas de 20 pulgadas incorporadas cuentan un atractivo diseño.

El habitáculo también se ha preparado a gusto del cliente, contando con una tapicería de color ‘Ciocolatoo’ (chocolate), con costuras de color blanco, el mismo tono elegido para las salidas del climatizador. El propietario también ha querido que su Ferrari 458 MM Speciale disponga de un sistema de información y entretenimiento específico, aunque este tipo de coches ni siquiera suelen llevar la radio de serie.

El propulsor sigue siendo el del Ferrari 459 Speciale convencional, un gasolina 4.5 V8 atmosférico de 605 CV de potencia, acoplado a una transmisión automática de doble embrague tipo F1 y con siete velocidades. Hablamos de la mecánica más potente de la historia del ‘cavallino’, sin tener en cuenta los motores turboalimentadas. El par motor máximo es de 55,10 mkg y acelera de 0 a 100 km/h en tres segundos.

También te puede interesar

Ferrari 458 Speciale, comportamiento y especificaciones (vídeo)

Ferrari 458 Speciale Aperta

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.