Publicidad

Casi uno de cada tres coches nuevos no lleva ya rueda de repuesto

Casi un tercio de los coches nuevos que se están vendiendo no incluyen como elemento de equipamiento y de seguridad la rueda de repuesto. Te contamos las razones.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Casi uno de cada tres coches nuevos no lleva ya rueda de repuesto

Un interesante estudio realizado por la American Automobile Association (AAA) concluye que casi un tercio de los coches nuevos que se están vendiendo en la actualidad no incluye en su equipamiento la rueda de repuesto

Aunque estos datos pertenecen al mercado estadounidense, son perfectamente extrapolables al mercado español y, por supuesto, al europeo. De forma específica, el 28 por ciento de los automóviles nuevos que se están comercializando a lo largo de 2017 no incluye la rueda de repuesto como elemento de equipamiento y de seguridad

Según los fabricantes de automóviles, las razones principales que argumentan la desaparición de la rueda de repuesto como parte del equipamiento de serie son varias. Una de ellas obedece a reducir el peso total del vehículo y, por tanto, el consumo del combustible. Otra de las razones que justifica su no incorporación de serie es la de optar por un volumen de maletero mayor, ya que la rueda de repuesto colocada habitualmente debajo del piso del maletero, a la larga, resta capacidad de espacio de almacenaje.

Como alternativa a la rueda de repuesto -los conductores que lo deseen, pueden pedir expresamente al fabricante la incorporación de la misma por un coste extra-, las distintas marcas de automóviles suelen ofrecer el denominado kit reparapinchazos o, en algunos casos, neumáticos antipinchazos de tipo Runflat

En pos de conducir seguros y siempre con los neumáticos en el óptimo estado, desde el 1 de noviembre de 2014 es de obligatorio cumplimiento la incorporación del sistema de control automático de la presión de los neumáticos (TPMS en sus siglas de las palabras inglesas Tyre Pressure Monitoring System) en un vehículo nuevo. El objetivo de este dispositivo es informar en todo momento al conductor de la posible pérdida de presión de alguno de los neumáticos del vehículo, recomendándole, por tanto, insuflar presión al neumático que lo necesite. 

Los neumáticos constituyen uno de los elementos de seguridad más importantes de un vehículo, puesto que constituyen el punto de contacto entre el asfalto y el automóvil. El mal estado de los neumáticos -ya sea la presión inadecuada o el dibujo insuficiente- no sólo hace aumentar las posibilidades de sufrir un pinchazo o un reventón (y, con ello, la posibilidad de poder sufrir un accidente), sino que también pueden repercutir en un mayor consumo de combustible, en un comportamiento anómalo del vehículo y, lo más importante, en hacer aumentar la distancia de frenado en caso de que el conductor efectúe una frenada de emergencia (con un neumático en malas condiciones, el coche necesita más metros para detenerse, por lo que la posibilidad de colisión aumenta considerablemente). 

También te puede interesar

Dudas: Neumáticos de verano, de invierno o todo tiempo, ¿qué va mejor?

Dudas: Presiones de inflado muy altas o Eco, ¿Compensan? ¿Cuánto ahorras?

 

 

 

 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.