Publicidad

Tecnologías militares que han acabado usando los coches

Hay tecnologías punteras que fueron creadas para que las usaran los militares pero que se han ido en la mayoría de automóviles del mercado. Te contamos cuáles son las más importantes.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Tecnologías militares que han acabado usando los coches

Sistema de radar

Sistema de detección de obstáculos en el coche

Lo que a día de hoy se utiliza como un sistema de detección de vehículos, peatones u otros obstáculos, no es más que el ‘radar’ que la Marina de Estados Unidos desarrolló en 1940 para localizar a sus enemigos, salvo que mucho más simplificado y barato. Podemos verlo en aviones y submarinos, por ejemplo, en los que resulta vital para controlar el entorno durante acciones bélicas.

 

Turboalimentación

Los motores turbo casi han terminado por acabar con la propulsión atmosférica, tan apreciada durante muchos años pero cada vez menor presente en las gamas de automóviles. La turboalimentación nació en 1905 y, 10 años después, se utilizaría para impulsar a aviones propulsados por mecánicas firmadas por Renault y que necesitaban desarrollar una gran potencia.

 

Piezas intercambiables

Uno de los puntos cables en la industria militar fue la incorporación de armas compuestas por varias piezas, lo que permitía una mayor facilidad a la hora de hacer reparaciones. Eli Whitney fue el primero en llevar a cabo esta idea que, posteriormente, serían la base del ensamblaje de un automóvil.

 

Navegación GPS

Navegación GPS en el coche

Los navegadores que usamos en el coche usan la información de los satélites que el Departamento de Defensa colocó en 1995. Se hizo para poder navegar, volar y lanzar misiles con gran exactitud.

Sistema de radar

Sistema de detección de obstáculos en el coche

Lo que a día de hoy se utiliza como un sistema de detección de vehículos, peatones u otros obstáculos, no es más que el ‘radar’ que la Marina de Estados Unidos desarrolló en 1940 para localizar a sus enemigos, salvo que mucho más simplificado y barato. Podemos verlo en aviones y submarinos, por ejemplo, en los que resulta vital para controlar el entorno durante acciones bélicas.

 

Turboalimentación

Los motores turbo casi han terminado por acabar con la propulsión atmosférica, tan apreciada durante muchos años pero cada vez menor presente en las gamas de automóviles. La turboalimentación nació en 1905 y, 10 años después, se utilizaría para impulsar a aviones propulsados por mecánicas firmadas por Renault y que necesitaban desarrollar una gran potencia.

 

Piezas intercambiables

Uno de los puntos cables en la industria militar fue la incorporación de armas compuestas por varias piezas, lo que permitía una mayor facilidad a la hora de hacer reparaciones. Eli Whitney fue el primero en llevar a cabo esta idea que, posteriormente, serían la base del ensamblaje de un automóvil.

 

Navegación GPS

Navegación GPS en el coche

Los navegadores que usamos en el coche usan la información de los satélites que el Departamento de Defensa colocó en 1995. Se hizo para poder navegar, volar y lanzar misiles con gran exactitud.

Publicidad

Ordenador

Seguramente sobra decir que los primeros en usar ordenadores fueron los militares. Su utilización durante la Segunda Guerra Mundial permitió a los ingleses descifrar el código secreto creado por los alemanes. Se trataba de unos calculadores electrónicos conocidos como Colossus y que, en su conjunto, ocupaban un espacio enorme.

Su procesador fue utilizado para programar los chips centrales de diversos automóviles.

 

Frenos ABS

La tecnología de frenada antibloqueo  o ABS llegó en 1929 a los aviones del ejército francés. Se buscaba una mayor precisión durante el aterrizaje y, su éxito, hizo que estos sistemas llegaran al mundo del automóvil  en 1970, concretamente a unidades que salían de las fábricas de General Motors.

 

Control de tracción y estabilidad

Control de tracción y estabilidad en el coche

Estas invenciones utilizan una gran cantidad de sensores como acelerómetros o giroscopios, los cuales se desarrollaron en el ámbito militar. Estos sistemas empezaron a trabajar como tal en los años 70’ y se han ido perfeccionado y evolucionando con el paso de los años tras su implantación en el mundo del automóvil.

Publicidad
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.