Publicidad

La mayoría de marcas de coches, lejos de cumplir los objetivos europeos de CO2

Ocho de los principales fabricantes de automóviles en Europa podrían no lograr los objetivos de emisiones de la Unión Europea que entrarán en vigor en 2021.
Carlos Cuesta Chanes / Foto: Cordon Press -
La mayoría de marcas de coches, lejos de cumplir los objetivos europeos de CO2

El escándalo de las emisiones que protagonizó Volkswagen hace poco más de un año puso de manifiesto las enormes discrepancias entre las emisiones que se miden en los laboratorios y las que se producen en condiciones de conducción real. Ello, unido a la necesidad de reducir la contaminación de NOx, ha llevado a la Unión Europea a crear una nueva normativa, más realista y más estricta, que se pondrá en marcha en 2021.

Esta nueva normativa asignará a cada marca un objetivo de emisiones en función del peso medio de sus vehículos. Así, firmas que venden vehículos más pesados, como BMW o Chrysler, tendrán objetivos menos estrictos que otras que fabrican vehículos más ligeros, como Peugeot Citroën, por ejemplo.

Así, los fabricantes cuentan con tres posibles recursos para ajustarse a la normativa: hacer vehículos más ligeros, instalar motores más pequeños y desarrollar vehículos híbridos y eléctricos.

Un estudio llevado a cabo por la consultora PA Consulting, que asesora a empresas sobre tecnología y fabricación, ha analizado la situación de cada uno de los principales fabricantes de automóviles de Europa con respecto a estos objetivos. Según este, de las 12 compañías más grandes de Europa, solo cuatro están en vías de lograr el objetivo que se les ha impuesto: Peugeot-Citroën, Toyota, Renault-Nissan y Volvo. El resto podría enfrentarse a multas de miles de millones de euros.

Volkswagen, Fiat-Chrysler y BMW son las que más lejos se encuentran actualmente de lograr su objetivo, según el estudio. Volkswagen debe alcanzar unas emisiones medias de 95 gramos de CO2 por kilómetro. De lo contrario podría enfrentarse a una multa de 1.000 millones de euros.

En cuanto al grupo italoamericano, el estudio sitúa el problema en que las marcas Chrysler y Jeep, con sus pesados vehículos, penalizan a Fiat. Esta última, además, se perjudica de no tener un plan claro para la electrificación de su flota, algo que ayudaría a compensar la contaminación de otros vehículos. La consultora prevé una multa para el grupo de 600 millones de euros. Por su parte, BMW no ha podido beneficiarse de su único eléctrico, el i3, dadas las bajas ventas que registró este modelo. La firma alemana podría verse sancionada con 3.350 millones de euros.

A fin de cuentas, la consecución de los objetivos de emisiones va estrechamente ligada a la importancia de los vehículos híbridos y eléctricos dentro de cada marca. ‘Sabemos que necesitan los coches eléctricos para lograr la cifra, de otra forma no tienen oportunidad’, dijo. ‘Hay algunos [fabricantes] que todavía pueden lograrlo; otros lo van a pasar mal’, vaticina Thomas Goette, uno de los expertos de PA Consulting.

También te puede interesar

¿Prohibirá la UE los coches de gasolina y Diesel en 2030?

Europa declara la guerra a los coches Diesel y gasolina

El coche eléctrico, todavía un capricho en la UE

El Diesel popular, herido de muerte

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.