Publicidad

Lenguaje de gestos: ¿conoces las indicaciones de los agentes de Tráfico?

¿Sabrías cómo actuar si te encuentras a un agente de Tráfico con un brazo levantado y otro extendido? Conocer el lenguaje de gestos en carretera es básico.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Lenguaje de gestos: ¿conoces las indicaciones de los agentes de Tráfico?

Se enseña en las autoescuelas y es una de las lecciones más importantes, ya que prevalecen sobre las marcas viales y las señales (luminosas o no). Sin embargo, la mayoría de las veces las olvidamos con el paso del tiempo y no volvemos a recordarlas, hasta que nos encontramos en un apuro.

Hablamos del lenguaje gestual de los agentes de Tráfico de la Guardia Civil y Policía Local. Su presencia en la carretera ya pone nervioso a más de uno, pero cuando, además, debes obedecer a alguno de sus gestos, hay quien entra en pánico y no sabe cómo debe comportarse. Por ello, la DGT ha decidido incluir esta serie de gestos en el número 242 de su revista para que no los olvidemos.

Brazo levantado verticalmente

El más conocido y el que menos dudas genera. Si se nos realiza este gesto debemos parar en la línea más cercana al agente o delante de él si ésta no existiera. En caso de que esté situado en una intersección, tenemos que detenernos al empezar ésta.

Un brazo levantado y otro extendido

La misma situación que la anterior pero, además de detenerse los coches situados de frente al agente, también se tienen que parar aquellos vehículos que circulen a su espalda. Esta indicación no afecta a quienes circulan de perfil al agente.

Moviendo el brazo hacia adelante con una linterna

Un respiro para muchos. El mensaje es claro: continúe. Hay que circular con precaución pero sin detenerse. Se suele dar en zonas de accidentes o controles, por lo que no debemos ralentizar la circulación “cotilleando”.

Guardia Civil

Brazo hacia arriba señalando

Puede tener dos interpretaciones en función de si existe movimiento o no. Si el brazo está extendido en diagonal señalando con el dedo hacia arriba, debemos abandonar el carril por el que circulamos. En caso de que éste se mueva hacia abajo e indique un lugar concreto, quiere decir que el agente ha llamado nuestra atención y quiere que nos detengamos en el lugar indicado.

Balanceo de una luz

Si el agente balancea la luz en vertical, de arriba abajo, los conductores que circulen delante de él están obligados a detenerse.

Moviendo de arriba abajo con el brazo extendido

Tanto los vehículos que circulan delante de él como los que se encuentran a su espalda están obligados a reducir su velocidad y circular con precaución.

Brazo extendido vertical con linterna

Al igual que en el primer caso, todos los vehículos que se encuentren de cara al agente deben detenerse. El uso de la linterna se suele dar por la noche, cuando es más complicado distinguir los gestos del agente.

También te puede interesar:

Así aprende a conducir la Guardia Civil (vídeo)

La DGT y la Guardia Civil perseguirán a quienes avisen de radares

Lo que va a vigilar la DGT en la nueva campaña en carreteras secundarias

Hablamos del lenguaje gestual de los agentes de Tráfico de la Guardia Civil y Policía Local. Su presencia en la carretera ya pone nervioso a más de uno, pero cuando, además, debes obedecer a alguno de sus gestos, hay quien entra en pánico y no sabe cómo debe comportarse. Por ello, la DGT ha decidido incluir esta serie de gestos en el número 242 de su revista para que no los olvidemos.

Brazo levantado verticalmente

El más conocido y el que menos dudas genera. Si se nos realiza este gesto debemos parar en la línea más cercana al agente o delante de él si ésta no existiera. En caso de que esté situado en una intersección, tenemos que detenernos al empezar ésta.

Un brazo levantado y otro extendido

La misma situación que la anterior pero, además de detenerse los coches situados de frente al agente, también se tienen que parar aquellos vehículos que circulen a su espalda. Esta indicación no afecta a quienes circulan de perfil al agente.

Moviendo el brazo hacia adelante con una linterna

Un respiro para muchos. El mensaje es claro: continúe. Hay que circular con precaución pero sin detenerse. Se suele dar en zonas de accidentes o controles, por lo que no debemos ralentizar la circulación “cotilleando”.

Guardia Civil

Publicidad

Brazo hacia arriba señalando

Puede tener dos interpretaciones en función de si existe movimiento o no. Si el brazo está extendido en diagonal señalando con el dedo hacia arriba, debemos abandonar el carril por el que circulamos. En caso de que éste se mueva hacia abajo e indique un lugar concreto, quiere decir que el agente ha llamado nuestra atención y quiere que nos detengamos en el lugar indicado.

Balanceo de una luz

Si el agente balancea la luz en vertical, de arriba abajo, los conductores que circulen delante de él están obligados a detenerse.

Moviendo de arriba abajo con el brazo extendido

Tanto los vehículos que circulan delante de él como los que se encuentran a su espalda están obligados a reducir su velocidad y circular con precaución.

Brazo extendido vertical con linterna

Al igual que en el primer caso, todos los vehículos que se encuentren de cara al agente deben detenerse. El uso de la linterna se suele dar por la noche, cuando es más complicado distinguir los gestos del agente.

También te puede interesar:

Así aprende a conducir la Guardia Civil (vídeo)

La DGT y la Guardia Civil perseguirán a quienes avisen de radares

Lo que va a vigilar la DGT en la nueva campaña en carreteras secundarias

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.