Publicidad

Así son las gafas para conducir por la noche y con poca luz

Seguro que conoces a alguien que usa gafas y no conduce por la noche, o con lluvia porque no se siente seguro, ¿sabes que hay soluciones que pueden ayudar?
Alicia Fernández.

Twitter: @aliciautopista -

Así son las gafas para conducir por la noche y con poca luz

El 94 por ciento de los automovilistas que utilizan gafas para conducir experimentan incomodidad con lluvia, el 88 al atardecer y el 76 por ciento por la noche, tal y como revela un estudio del fabricante germano de lentes Zeiss. Cuando la luminosidad se reduce, muchos conductores se sienten inseguros al no poder calcular bien las distancias y perder profundidad de campo. Hacer la conducción más relajada en estas condiciones es el objetivo de las nuevas gafas con lentes Zeiss, denominadas Drive Safe, que no sólo valen para conducir, sino también para el resto de tareas cotidianas.

¿Qué tienen de especial estas lentes? Básicamente un nuevo tratamiento antirreflejante diseñado para optimizar la protección contra el deslumbramiento, y una tecnología de diseño de lentes que mejora la claridad y el contraste en momentos de poca luz. En nuestra prueba de conducción, apreciamos una leve mejora en la visibilidad cuando el cielo está nublado o con lluvia, se aprecia más luminosidad. Por la noche, los halos de las luces se reducen, hecho especialmente favorable para los operados de miopía.

A lo largo del desarrollo de estas lentes, por un lado, se trabajó en comprender el comportamiento visual de los conductores, porque es importante adaptar la lente a las tareas que van a realizar (especialmente en los conductores con gafas con lentes progresivas). Para ello realizaron tests reales con el Instituto de Automoción FKFS de Stuttgart, captando los movimientos del ojo en condiciones reales. Concluyeron que el 97 por ciento del tiempo lo empleamos en mirar de lejos la carretera.

Por otro lado, querían entender el impacto que tienen los deslumbramientos en los conductores, para lo que trabajaron con Hella. Tanto el llamado incapacitante, ese que nos obliga a cerrar los ojos y durante unos segundos no podemos ver, como el incómodo, que dura más en el tiempo sin llegar a producir esa incapacidad. Sabemos que la llamada luz azul o luz de alta energía es la culpable del deslumbramiento, pero ésta no se puede reducir completamente ese pico máximo de luz porque por la noche dejaríamos de ver numerosos objetos. Lo que vale para conducir de día, como las lentes amarillas, no vale para conducir de noche. Por lo que era necesario un nuevo filtro. El antirreflejante de las lentes anuncian reducir los molestos deslumbramientos nocturnos o bajo la lluvia en más del 64 por ciento.

En tercer lugar, se trabajó en optimizar el contraste en momentos de baja e intermedia luminosidad, cuando calcular distancias correctamente se vuelve difícil. Con el nuevo tratamiento se consigue una mejora de la claridad en general y en el caso de las progresivas una transición suave de las zonas de visión centrales de la lente a las periféricas. 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.