Publicidad

Día Mundial sin coches: todo sobre las bicis eléctricas

La contaminación es, sin duda, uno de los problemas más graves a los que se enfrenta una ciudad. Por ello, las bicicletas eléctricas se muestran como una buena alternativa al coche.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Día Mundial sin coches: todo sobre las bicis eléctricas

Las polémicas sobre las medidas anticontaminación, los nuevos planes para el reordenamiento del tráfico en las ciudades y el futuro del vehículo eléctrico no dejan de generar noticias tanto de gente a favor como en contra en un debate cada vez más caliente.

Una de las grandes soluciones para disminuir el tráfico en las ciudades pasa por el uso de la bicicleta para ir al trabajo o en los desplazamientos cortos. Evidentemente, no todo el mundo puede disponer de este medio de transporte, especialmente si viven fuera de la ciudad donde trabaja, pero sí es una buena alternativa al uso del coche dentro de la ciudad para reducir el tráfico y, por consiguiente, la contaminación.

Hoy, en el día mundial sin coches, te recordamos todo lo que tienes que saber sobre las bicicletas eléctricas para que conductores, ciclistas y peatones puedan convivir sin incidentes beneficiándonos todos de una mejor circulación.

Qué diferencia a una bicicleta eléctrica

Lo primero que debes saber es que una bicicleta eléctrica es igual que una tradicional pero cuenta con un pequeño motor que la mueve por espacios cortos de tiempo. Este extra de energía es un gran apoyo en ciudades con grandes pendientes, Madrid entre otras, para desplazarnos por la carretera con un esfuerzo menor.

Bici Peugeot

Pero no sólo el uso de la energía eléctrica sirve para desplazarnos con un esfuerzo menor, también puede ser una muy buena herramienta para aumentar la seguridad del ciclista. En el caso que entremos en una calle donde los coches circulen a una velocidad mayor, dar un empujón eléctrico sirve para adaptarnos a la velocidad del tráfico lo antes posible y, de esta manera, disminuir el riesgo de accidentes.

Cómo homologar una bicicleta eléctrica

Para empezar, cualquier bicicleta puede ser transformada en eléctrica si así lo deseas, ya que hay talleres y tiendas que si bien ya venden bicicletas con este sistema, también adaptan las tradicionales. Sin embargo, hay una serie de normas básicas que debes conocer.

Si compras una bicicleta eléctrica o transformas esa que guardas en el trastero desde hace 20 años, debes estar seguro que cumples con la Directiva Europea 2002/24/CE y que el motor no supera los 250W, lo que llevaría a la bicicleta a una velocidad máxima de 25 km/h, momento en el que el motor debe apagarse, así como si no se están dando pedales.

En cuanto al uso que le vas a dar o al ahorro que tienes en mente, presta atención a los materiales que instalas o que pagas en una bicicleta nueva. Las baterías de litio son mucho mejores que las de plomo. Para demostrarlo, te dejamos tres cifras: su vida útil es el doble, se descargan cinco veces menos y son el triple de ligeras.

Carril bici

Cómo circular con una bicicleta eléctrica

Circular con una bicicleta eléctrica no cuenta con ninguna diferencia sustancial en comparación a una bicicleta tradicional. Hay que tener en cuenta que nos estamos desplazando en el mismo terreno que vehículos más grandes, pesados y rápidos que nosotros, por lo que hay una serie de recomendaciones y obligaciones que tenemos que cumplir.

A pesar de que no es necesario contar con ningún tipo de carnet, es evidente que necesitamos unos mínimos conocimientos de circulación y señalización vial, además de que siempre se recomienda el uso del casco para evitar males mayores en caso de una caída.

Viste siempre con ropa clara para facilitar la visión a los conductores y en condiciones de baja visibilidad incluye luces por delante y por detrás para hacerte ver. Existen tiendas que venden buenos sistemas de iluminación para incorporar a los cascos, los sillines o la propia ropa de los ciclistas.

Circular bici

Nunca circules por las aceras. Recuerda que éste es un espacio exclusivo para peatones y el uso de las bicicletas en él está prohibido. Si por algún motivo necesitas hacer algún tramo de tu camino por acera, bájate de la bicicleta y camina empujándola con la mano.

Y, por último, respeta siempre al resto de vehículos con los que compartes espacio y a los peatones. Respetarnos unos a otros sólo mejora la convivencia, generalizará el uso de la bicicleta en nuestras ciudades y evitará problemas que pueden acabar en atropellos o caídas innecesarias.

También te puede interesar:

Inventan un timbre de bici que suena dentro de los coches (vídeo)

Lo último para evitar el robo de tu bici: ¡un sillín que se convierte en candado!

Ford patenta un sistema retráctil para transportar bicicletas

Una de las grandes soluciones para disminuir el tráfico en las ciudades pasa por el uso de la bicicleta para ir al trabajo o en los desplazamientos cortos. Evidentemente, no todo el mundo puede disponer de este medio de transporte, especialmente si viven fuera de la ciudad donde trabaja, pero sí es una buena alternativa al uso del coche dentro de la ciudad para reducir el tráfico y, por consiguiente, la contaminación.

Hoy, en el día mundial sin coches, te recordamos todo lo que tienes que saber sobre las bicicletas eléctricas para que conductores, ciclistas y peatones puedan convivir sin incidentes beneficiándonos todos de una mejor circulación.

Qué diferencia a una bicicleta eléctrica

Lo primero que debes saber es que una bicicleta eléctrica es igual que una tradicional pero cuenta con un pequeño motor que la mueve por espacios cortos de tiempo. Este extra de energía es un gran apoyo en ciudades con grandes pendientes, Madrid entre otras, para desplazarnos por la carretera con un esfuerzo menor.

Bici Peugeot

Pero no sólo el uso de la energía eléctrica sirve para desplazarnos con un esfuerzo menor, también puede ser una muy buena herramienta para aumentar la seguridad del ciclista. En el caso que entremos en una calle donde los coches circulen a una velocidad mayor, dar un empujón eléctrico sirve para adaptarnos a la velocidad del tráfico lo antes posible y, de esta manera, disminuir el riesgo de accidentes.

Publicidad

Cómo homologar una bicicleta eléctrica

Para empezar, cualquier bicicleta puede ser transformada en eléctrica si así lo deseas, ya que hay talleres y tiendas que si bien ya venden bicicletas con este sistema, también adaptan las tradicionales. Sin embargo, hay una serie de normas básicas que debes conocer.

Si compras una bicicleta eléctrica o transformas esa que guardas en el trastero desde hace 20 años, debes estar seguro que cumples con la Directiva Europea 2002/24/CE y que el motor no supera los 250W, lo que llevaría a la bicicleta a una velocidad máxima de 25 km/h, momento en el que el motor debe apagarse, así como si no se están dando pedales.

En cuanto al uso que le vas a dar o al ahorro que tienes en mente, presta atención a los materiales que instalas o que pagas en una bicicleta nueva. Las baterías de litio son mucho mejores que las de plomo. Para demostrarlo, te dejamos tres cifras: su vida útil es el doble, se descargan cinco veces menos y son el triple de ligeras.

Carril bici

Cómo circular con una bicicleta eléctrica

Circular con una bicicleta eléctrica no cuenta con ninguna diferencia sustancial en comparación a una bicicleta tradicional. Hay que tener en cuenta que nos estamos desplazando en el mismo terreno que vehículos más grandes, pesados y rápidos que nosotros, por lo que hay una serie de recomendaciones y obligaciones que tenemos que cumplir.

Publicidad

A pesar de que no es necesario contar con ningún tipo de carnet, es evidente que necesitamos unos mínimos conocimientos de circulación y señalización vial, además de que siempre se recomienda el uso del casco para evitar males mayores en caso de una caída.

Viste siempre con ropa clara para facilitar la visión a los conductores y en condiciones de baja visibilidad incluye luces por delante y por detrás para hacerte ver. Existen tiendas que venden buenos sistemas de iluminación para incorporar a los cascos, los sillines o la propia ropa de los ciclistas.

Circular bici

Nunca circules por las aceras. Recuerda que éste es un espacio exclusivo para peatones y el uso de las bicicletas en él está prohibido. Si por algún motivo necesitas hacer algún tramo de tu camino por acera, bájate de la bicicleta y camina empujándola con la mano.

Y, por último, respeta siempre al resto de vehículos con los que compartes espacio y a los peatones. Respetarnos unos a otros sólo mejora la convivencia, generalizará el uso de la bicicleta en nuestras ciudades y evitará problemas que pueden acabar en atropellos o caídas innecesarias.

También te puede interesar:

Inventan un timbre de bici que suena dentro de los coches (vídeo)

Lo último para evitar el robo de tu bici: ¡un sillín que se convierte en candado!

Ford patenta un sistema retráctil para transportar bicicletas

Publicidad
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.