Las averías eléctricas más habituales en los coches nuevos: hasta 600 € de reparación

La electrónica gana protagonismo e importancia en los vehículos de hoy en día. Muchos componentes dependen de esta parte electrónica que, de averiarse, puede suponer un fuerte desembolso para repararla.
Adrián Lois
Las averías eléctricas más habituales en los coches nuevos: hasta 600 € de reparación
Las averías eléctricas más habituales en los coches nuevos: hasta 600 € de reparación

Si comparamos un vehículo actual con otro de hace apenas dos décadas podremos comprobar las grandes diferencias en la parte electrónica de uno y de otro, y no digamos respecto a coches más antiguos. Su protagonismo va en aumento y ya muchos de los elementos que forman las entrañas de un automóvil dependen del sistema electrónico.

Publicidad

Este sistema se encarga de gestionar todas las funciones eléctricas de un coche. Pero como cualquier elemento en el vehículo, también es susceptible de sufrir algún tipo de avería. Las consecuencias y el coste de la reparación dependerá de qué componente del sistema electrónico se vea afectado. Y ante todo, será imprescindible recurrir a un equipo de diagnosis para determinar el origen de la avería.

Sistema electrónico del vehículo: componentes

El centro neurálgico es lo que conocemos como ECU (o UCE), la Unidad de Control Eléctrico o, simplemente, la centralita, el auténtico cerebro del vehículo. Esta recoge todas las informaciones procedentes de los diferentes sensores electrónicos repartidos por este (en motor, turbo, servomotor, pedales, temperatura de líquidos…): estos son los transmisores del buen (o mal) funcionamiento de los diferentes componentes del vehículo. De estos sensores, a su vez, dependen los actuadores, que son conectados o desconectados por los primeros para determinar el tipo de funcionamiento a aplicar.

De la cantidad de estos elementos adicionales sobre la ECU (sensores y actuadores) dependerá el número de averías posibles, ya que estos se enfrentan a una serie de condiciones adversas que pueden afectar a su funcionamiento: temperatura, suciedad, campos electromagnéticos, humedad… La propia centralita también puede sufrir averías, que al fin y al cabo son las más costosas de todas.

Sistema electrónico del vehículo: averías

Si es la ECU la que falla, esta podría impedir el arranque del vehículo para evitar una avería mayor. Una de las causas principales, como bien nos dicen desde infotaller.tv, es la desprogramación de la propia centralita. La sustitución de este componente del vehículo no es nada barata: más de 600 euros.

Publicidad

En el caso de que fallen los sensores, notaríamos fallos en el funcionamiento del motor, que podría dejar de funcionar o presentar problemas a la hora de arrancarlo. Por ejemplo, si fallase el sensor de revoluciones del motor, sucedería lo mismo que en el caso de estropearse la ECU y no podríamos poner en marcha el vehículo.

Si por el contrario lo que fallan son los actuadores, podría generar una pérdida de potencia del motor, en mayor o menor medida en función de su ubicación. Como en otras reparaciones, será necesario cambiar el actuador que falla.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...