Publicidad

Skoda Superb 1.6 TDI Greenline: impresiones y consumo real

Ya tenemos en pruebas la versión Greenline del nuevo Skoda Superb. Promete bajísimos consumos, pero ¿cumplirá con los homologados?
Carlos Díaz.

Twitter: @autopista_es Fotos: Israel Gardyn. -

Skoda Superb 1.6 TDI Greenline: impresiones y consumo real

La respuesta a la pregunta es clara, no. El nuevo Skoda Superb 1.6 TDI 120 CV Greenline es una versión eficiente de lo más especial, pero 4,3 l/100 km en ciclo urbano y 3,3 l/100 km en extraurbano, se alejan sin duda de la realidad. Eso sí, en este caso concreto los consumos reales obtenidos por el Centro Técnico tampoco se alejan en exceso de lo anunciado por la marca.

Este nuevo Skoda Superb 1.6 TDI 120 CV Greenline ha querido dejar claro en nuestros primeros días de pruebas que la economía es punta de lanza cuando, al acabar nuestro habitual recorrido por carretera de 199 kilómetros, el ordenador de a bordo arrojaba una cifra de sólo 4,1 l/100 km. Todavía, claro, quedaba verificar si el ordenador mentía o no, y en caso de hacerlo si era por exceso o por defecto. Pero lo más llamativo es que tras el recorrido, y al parar para medir el consumo, la berlina dejaba una autonomía de nada menos que 1.440 kilómetros, casi nada. Como es habitual, luego comprobamos que el ordenador de a bordo es un poco optimista… y fueron necesarios 8,570 litros para completar o, lo que es lo mismo, el consumo final registrado quedó en 4,31 l/100 km a una velocidad media de 98,17 km/h.

Puede por tanto que este consumo real no sea de récord, pero casi, casi, y más teniendo en cuenta la envergadura y el peso de un Skoda Superb Greenline que en nuestras básculas ha alcanzado los 1.549 kilogramos. Como referencia, el Volkswagen Passat Bluemotion, más ligero, se quedó en consumo real en 4,22 l/100 km.

Skoda Superb GreenlineSkoda Superb Greenline: primeras impresiones

En cuanto a motor, el Skoda Superb Greenline ofrece el mismo 1.6 TDI en versión de 120 CV de potencia presente en la gama de la berlina, pero con varias modificaciones para reducir el consumo: un spoiler en el portón trasero, la carrocería 1,5 centímetros más cerca del suelo (con esto el coeficiente aerodinámico pasa de 0.27 Cx a 0.26 Cx), desarrollos de cambio más largos con una sexta de 59,67 km/h cada 1.000 rpm, neumáticos de baja resistencia a la rodadura (en nuestra unidad, Continental ContiEcoContact 5) o un catalizador que necesita AdBlue.

En el apartado ya dinámico, este Skoda Superb Greenline no difiere mucho con respecto a sus hermanos de gama, pero debido a lo largo de sus desarrollos, es habitual cambiar entre 4ª y 6ª velocidad si el recorrido es un poco sinuoso o con desnivel importante, como es el caso de algunos tramos de nuestro recorrido de pruebas.

También te puede interesar:

Los futuros Skoda que llegarán hasta 2019

Skoda Superb o Ford Mondeo Sportbreack

Nos subimos al nuevo Skoda Kodiaq

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.