Los peligros de la cristalización de los neumáticos: trucos para evitarlo

Uno de los estados más temidos por el que pueden pasar los neumáticos de tu coche, y que obliga a la inmediata sustitución, es el de la cristalización. ¿Sabes lo que es?
Adrián Lois
Los peligros de la cristalización de los neumáticos: trucos para evitarlo
Los peligros de la cristalización de los neumáticos: trucos para evitarlo

Los neumáticos tienen una vida útil que debemos respetar si queremos circular con nuestro coche con todas las garantías de seguridad y rendimiento. A esto hay que sumarle la necesidad de realizar un correcto mantenimiento de estos y estar atentos a su posible desgaste con el paso del tiempo. Pinchazos, reventones, desgaste irregular por algún tipo de problema en la suspensión, vibraciones… son algunas de las peores situaciones que ninguno queremos sufrir en nuestro vehículo.

Publicidad

Y añadimos uno más que pasamos a explicarte: la cristalización de los neumáticos. O lo que es lo mismo: el neumático se endurece y eso provoca que este pierda propiedades, especialmente elasticidad, con el peligro que ello conlleva para la seguridad, ya que el neumático pierde agarre. La cristalización se produce cuando el caucho del neumático, por un proceso químico, pasa de ser elástico a estar rígido, cristalizado.

Los peligros de la cristalización de los neumáticos: trucos para evitarlo

¿Qué ocasiona la cristalización de los neumáticos y cómo evitarlo?

Son varios los factores, pero especialmente estos: primero, el propio paso del tiempo, el envejecimiento que pasa el neumático con el paso de los años; y el segundo, la exposición de la goma a las altas temperaturas y la radiación solar. Para el primero de los casos, si bien el neumático no tiene “fecha de caducidad”, se recomienda no utilizar aquellos que tengan más de 10 años; para evitar la exposición al elemento solar, evita dejar el coche aparcado al aire libre en este tipo de situaciones y sí a la sombra.

Como siempre, te recomendamos llevar un control frecuente del estado de los neumáticos. Más allá de las presiones y de la profundidad (el mínimo legal es de 1,6 mm), asegúrate de revisar el estado de la banda de rodadura, los flancos interior y exterior, si tiene un desgaste irregular, si tiene alguna grieta…

El proceso de cristalización que pueda sufrir el neumático no se puede detectar a simple vista. Mientras conduces, hay varias formas de detectarlo: las distancias de frenado aumentan, el consumo de combustible es mayor, hay más vibraciones y, sobre todo, el agarre es peor.

Publicidad

Recuerda que circular con los neumáticos en mal estado puede ser objeto de multa de 200 euros por cada uno de ellos, o de 500 euros y 6 puntos menos en el carné en el caso de los vehículos especiales o autobuses de pasajeros en situaciones climatológicas adversas.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Llevar un estilo de vida saludable es mucho más que comer sano y hacer ejercicio regu...

¿Tienes planes para el fin de semana? Te proponemos que decidas tú mismo el que más t...

Autopista y Ford organizan pruebas gratuitas del Ford Puma en Madrid, Valencia y Barc...

Vivimos en un mundo gobernado por la tecnología, y esta juega un papel fundamental ho...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...