Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico: intenta mantener la calma

Este titular resume lo que tienes que hacer si te ves implicado en un accidente de tráfico. Sin embargo, la mayoría de las veces no es sencillo y otras tantas superar los miedos que se desencadenan después es también complicado.
Sonia Recio -
Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico: intenta mantener la calma
Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico: intenta mantener la calma

Hace unas semanas un compañero sufrió un alcance con su coche. Estaba circulando por una autovía cuando, súbitamente, frenó el vehículo que le precedía; él pudo detenerse a tiempo, pero no ocurrió lo mismo con el conductor que iba detrás. El resultado, un aparatoso golpe de chapa sin ninguna consecuencia personal salvo un buen susto que se tradujo en pulso acelerado y muchos (demasiados) nervios. ¿Habría ocurrido lo mismo si hubiese sido otro el que se sentaba al volante? ¿Es fácil controlar los nervios? ¿Hasta qué punto podemos entrenarnos para afrontar estas situaciones?

Publicidad

La reacción normal de nuestro cuerpo

El tener el pulso acelerado o dificultades para respirar son síntomas comunes tras sufrir un accidente de tráfico, “es la respuesta normal ante una situación de estrés, por lo que debemos intentar relajarnos y tranquilizarnos”, explica el doctor Antonio Amaro, cardiólogo del Hospital HM Rosaleda. Además, y aunque nos alteremos extremadamente, no debemos preocuparnos en exceso: nuestro corazón es capaz de resistir. “Tras un accidente es habitual que se dé una situación de nerviosismo, taquicardia, miedo, angustia… Es poco probable que una persona sana tenga un infarto de miocardio en esas condiciones, a no ser que sea una situación absolutamente catastrófica”, puntualiza el doctor.

Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico: intenta mantener la calma

Doctor Antonio Amaro, cardiólogo del Hospital HM Rosaleda

El responsable de esta cascada de emociones es nuestro organismo. Como bien explica el doctor Amaro, “ante cualquier situación de peligro como un accidente de tráfico, nuestro cerebro pone en marcha una serie de medidas para luchar. Mediante una combinación de señales hormonales y nerviosas, las glándulas suprarrenales comienzan a secretar una serie de hormonas entre las que se incluyen la adrenalina y el cortisol. La primera aumenta el ritmo cardiaco, la tensión arterial y el suministro de energía al resto del organismo: lo pone en alerta. Si continúa el estrés, se libera cortisol que frena funciones que no serían esenciales en una situación de lucha. Este sistema de alarma también estimula regiones del cerebro que controlan el estado de ánimo, la motivación y el miedo. Una vez que el estrés ha pasado, los niveles hormonales vuelven a la normalidad, al igual que el ritmo cardiaco y la presión sanguínea, que retoman los sistemas basales”.

Por lo tanto, tras el susto inicial, sólo queda esperar a que todo vuelva a la normalidad ya que nuestro organismo está programado para reaccionar de esa manera. Salvo que se tenga una cardiopatía previa, no hay que preocuparse demasiado, “para el cardiópata, en estas situaciones suponen una sobrecarga del sistema cardiovascular; por ello es importante mantener la medicación y ponerse en contacto con el sistema sanitario para hacer una revisión”, concluye el doctor Amaro.

Publicidad

Afrontar un accidente de tráfico con la cabeza

Si no se ha sufrido ningún percance físico grave, la lógica dice que el haber sido víctima de un accidente de tráfico debería olvidarse o, al menos, superarse con facilidad. Sin embargo, esto no siempre ocurre y depende mucho de la gravedad del siniestro y de la persona que se haya visto implicada en él. Una de las mejores maneras para conocer cómo podemos reaccionar ante un accidente de tráfico es aprender a identificar cómo actúa nuestro cuerpo ante situaciones de crisis. “De esta manera nos resultará más sencillo mantener la calma”, indica la doctora María Gallego, psicóloga del Hospital HM La Esperanza.

Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico: intenta mantener la calma

Doctora María Gallego, psicóloga del Hospital HM La Esperanza

“La mayoría de los pensamientos, sentimientos y emociones que se generan en una persona tras un accidente de tráfico suelen ser adaptativos: son normales y necesarias para mejorar. Por ello, es habitual no recordar lo ocurrido o hacerlo con desorden, tener dificultad para atender, concentrarse y memorizar o incluso tener flashback de lo ocurrido y pensamientos de culpa. Además, en un porcentaje elevado, las personas que han sufrido un accidente de tráfico se muestran irascibles o tristes y tienen ansiedad. Frecuentemente refieren una incapacidad para llorar, como si estuviesen anestesiadas desde el punto de vista emocional”, explica la doctora Gallego.

Lo más frecuente es que todo vuelva a la normalidad con el paso de los días, pero si los síntomas no mejoran con el tiempo y se alargan más de un mes, se podría considerar que existe estrés postraumático (TEPT). “Para establecer este diagnóstico hay que acudir a un profesional de la salud mental”, advierte la doctora Gallego, ya que “el perfil sintomático del trastorno de estrés agudo es muy similar al estrés postraumático excepto por el hecho de que los síntomas persisten menos de un mes, lo que lo diferencia del primero”.

Publicidad

Pánico al volver a conducir

Una de las consecuencias de sufrir un accidente de tráfico es desarrollar miedo para volver a conducir: es lo que se conoce como amaxofobia. Superarla requiere ponerse en manos de un profesional capaz de devolver la confianza al conductor. La Fundación CEA, con el apoyo de la donación de parte de los fondos de la Carrera Ponle Freno Madrid 2017, organiza cursos gratuitos para superar la amaxofobia.

Los cursos son gratuitos y están dirigidos y coordinados por un equipo de psicólogos y formadores viales. Consisten una charla-coloquio con un psicólogo especializado en amaxofobia y una sesión de conducción en un circuito cerrado (para más información, Fundación CEA, teléfono 91 557 68 52 y correo electrónico fundacioncea@fundacioncea.es).

Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico: intenta mantener la calma

Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico

Cómo saber si se sufre estrés postraumático

La Doctora Gallego nos da una serie de pautas sobre** lo que caracteriza el estrés postraumático** para saber si debemos pedir ayuda especializada:

Situaciones de intrusión persistentes asociados con el evento traumático, como recuerdos intrusivos del accidente, sueños angustiosos…

Evitación de estímulos asociados con el evento, como esfuerzos para evitar el recuerdo.

Sufrir alteraciones negativas cognitivas y del estado de ánimo.

Tener marcadas alteraciones de la reactividad y del estado de alerta.

¿Cubre la aseguradora es estrés postraumático?

El actual baremo contempla las secuelas derivadas del estrés postraumático solo en determinados casos, exigiendo mayor rigurosidad para que se considere probado con el fin de evitar fraudes. Con estos requerimientos se podría dejar desamparadas a personas que pueden padecer dicho trastorno”, puntualiza la Doctora Gallego.

Cómo reaccionar tras un accidente de tráfico: intenta mantener la calma

Cómo reaccionar después de un accidente de tráfico
Publicidad
También te puede interesar

Los accidentes de tráfico en las ciudades están marcados por la vulnerabilidad de peatones, ciclistas y motoristas. A continuación te proponemos algunas medidas que pueden hacer bajar la siniestralidad de estos tres colectivos.

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Dos de los jugadores españoles de baloncesto en la NBA ponen a prueba el Kia Stinger ...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...