Aire acondicionado en el coche: consejos para su buen uso y mantenimiento

El calor se acerca y va siendo hora de revisar el sistema de aire acondicionado de tu coche. ¿Funciona? ¿Sabes cómo identificar sus problemas? Echa un vistazo y sigue estos consejos para saber usarlo y ponerlo a punto antes de la llegada del verano.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Aire acondicionado en el coche: consejos para su buen uso y mantenimiento
Aire acondicionado en el coche: consejos para su buen uso y mantenimiento

El aire acondicionado es uno de los sistemas más importantes del coche a nivel de confort. Y en verano, en un país como España y las altas temperaturas que se avecinan, lo es todavía más. Se trata de un sistema que, aunque no lo parezca, requiere un uso correcto y un mínimo de mantenimiento del que el conductor es el responsable si quiere evitar posibles averías… y no sólo durante el verano.

No sólo por llevarlo al taller cuando toca y estar pendiente de sus revisiones, también para realizar un uso adecuado, sin abusar de él. Además, como vas a ver a continuación, si aplicas unos sencillos trucos y consejos, podrás alargar su vida útil y saber identificar los síntomas que terminan en avería. Muy atentos.

Aire acondicionado

1. Realiza un mantenimiento adecuado del aire acondicionado

Si quieres que el aire acondicionado de tu coche funcione con el paso del tiempo y de forma correcta, deberás estar atento a cualquier deficiencia que pueda presentar, ya que sólo los climatizadores automáticos (y no los manuales o semiautomáticos) tienen testigo luminoso que indique una posible avería del sistema.

Deberás realizar un mantenimiento adecuado. El consejo básico es que, al menos, deberías revisar su funcionamiento una vez al año, antes de la llegada del verano. Puedes echar un vistazo siempre debajo del capó, limpiar el radiador y comprobar el nivel del líquido refrigerante.

Por ejemplo, deberías pasar por el taller cada dos años para recargar el gas del aire acondicionado; lo puedes hacer tú mismo, pero es una tarea muy compleja y en un taller no tiene un coste elevado. El filtro del aire también es importante: los fabricantes recomiendan que se cambie una vez al año cada 10.000 kilómetros. Si circulas por caminos de tierra, que levantan más polvo, estos intervalos deberían ser sensiblemente más bajos.

Aire acondicionado

2. Identifica posibles fallos

Como decíamos, no todos los coches nos van a avisar de que el sistema del aire acondicionado sufre una avería. Sin embargo, si atendemos a estos síntomas, podremos detectarlos:

- El filtro del habitáculo está obstruido: cuando conectas el aire acondicionado y no sale la cantidad de aire suficiente, se puede deber a este problema. El filtro puede estar sucio y, en consecuencia, se obstruye. Coste de sustitución: unos 20 euros.

- El vaho se concentra en los cristales: eso quiere decir que el aire acondicionado no enfría lo suficiente. El problema puede solucionarse cargando el gas del circuito. Coste de la recarga: unos 35 euros.

- El sistema no funciona: si escuchas algún ruido procedente de la zona del motor, puede ser que el sistema de aire acondicionado de tu coche esté estropeado en su compresor. Coste de reparación: unos 400 euros el cambio del compresor.

- Olor desagradable al conectar el sistema: puede haberse acumulado humedad en los conductos de aireación, y el circuito esté infectado de polvo, hongos o bacterias.

3. Conoce todos los elementos del aire acondicionado

El sistema del aire acondicionado de un coche consta de varios elementos a tener en cuenta: el filtro del habitáculo, que filtra el aire, polen, polvo y suciedades, y que requiere un cambio periódico; el compresor, que comprime el gas y lanza el ciclo de funcionamiento del sistema de climatización; el condensador, que enfría el gas y asegura que pase al estado líquido que ha sido comprimido por el compresor; el evaporador, que enfría el aire que circula en el interior del coche y le quita la humedad; la válvula de expansión, que permite el paso del fluido de estado líquido a gas, que genera el frío; y la botella deshidratante, que filtra las impurezas y recupera la humedad del circuito para proteger el compresor.

Aire acondicionado

4. ¿Qué es mejor: circular con las ventanillas bajadas o con el aire acondicionado encendido?

Una duda que se plantean muchos conductores. Aquí van unas verdades: conducir con las ventanillas bajadas, sobre todo a partir de determinada velocidad, puede aumentar ligeramente el consumo de combustible al intentar mantener la misma velocidad que con las ventanillas subidas; por otro lado, encender el climatizador implica el uso de un compresor mecánico accionado por la distribución del motor, lo que puede también incrementar ligeramente el consumo y restar un poco de potencia. Aun así, por comodidad, y dado que las diferencias son mínimas, siempre conviene llevar puesto el aire acondicionado.

5. Ésta es la temperatura ideal para el habitáculo

Los expertos hablan de una temperatura recomendada de entre 21 y 23 grados. Una temperatura mayor puede afectar a la concentración del conductor, con los problemas de seguridad que ello acarrea al propio conductor y al resto de personas de la vía. Una temperatura inferior, durante un largo período de tiempo, puede incrementar el consumo de combustible de tu coche hasta en un 20 por ciento.

6. Cómo reducir la temperatura interior del coche antes de usar el aire acondicionado

Aquí van unos trucos para poder reducir la temperatura interior de tu vehículo sin necesidad de abusar del sistema de aire acondicionado, lo que conlleva un mayor consumo de combustible y un deterioro más rápido.

- Usa parasoles en la luna delantera, como los metalizados que se enrollan, y cortinillas para las ventanillas: puedes llegar a reducir la temperatura hasta en 15 grados y su coste es muy bajo.

- En verano y días muy calurosos, baja las ventanillas del coche para que baje la temperatura del interior antes de conectar el aire acondicionado. Si, además, tienes el coche en un sitio de confianza, puedes dejarlas un poco bajadas previamente.

- En invierno, no te olvides de encender periódicamente el aire acondicionado para que no se obstruyan los conductos. Para eliminar el vaho de los cristales, puedes usarlo también con la temperatura alta.

- El truco de las puertas. Lo hemos visto en varios programas de televisión: si abres una de las ventanillas del lateral derecho, y abres y cierras rápidamente la puerta del conductor, ayudarás a sacar el aire caliente del habitáculo hasta en 10 grados. Compruébalo tú mismo en este vídeo.

También te puede interesar

Dudas: ¿cómo influye la calefacción y el aire acondicionado en el gasto de un coche?

Conducir sin aire acondicionado, casi igual que conducir bebido

¿Cuánto cuesta recargar el aire acondicionado del coche?

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...