Volvo, un paso más por el "cero accidentes"

Volvo pondrá en la calle mil coches con posibilidad de comunicarse "en la nube", para transmitirse entre ellos la presencia de placas de hielo en la calzada.

Miguel García Puente. Twitter: @Miguelgpuente

Volvo, un paso más por el "cero accidentes"
Volvo, un paso más por el "cero accidentes"

Si un GPS y un teléfono móvil hacen lo que hacen, todo es posible, hasta que los coches se envíen mensajes automáticamente. En un experimento piloto a gran escala, las autoridades suecas y noruegas, junto con Volvo, quieren que los coches envíen en tiempo real información sobre el estado de la carretera a la "nube". La intención es que en unos años realmente esta tecnología ayude a todos. Para ello van a ampliar de 50 a 1.000 la flota de coches comunicantes, en torno a las ciudades de Oslo y Gotemburg. El proyecto comenzará por avisar a otros coches (y equipos de obras públicas) alertas de placas de hielo en la calzada. Los propios coches ya cuentan con sensores capaces de conocer la adherencia real, la temperatura y la ubicación en todo momento. Suficiente para transformar los coches en equipos móviles de monitorización de cada vía y cada tramo. El objetivo, el siempre utópico "cero accidentes para 2020". Ójala.

Los mejores vídeos