Volt: el dron que recargará tu coche eléctrico allí donde estés

La todavía escasa red de puntos de recarga para coches eléctricos puede que no sea un problema en el futuro gracias a la llegada de drones que pueden recargar las baterías de un eléctrico.
Teresa de Haro.

Twitter: @TeresaAutopista -

Volt: el dron que recargará tu coche eléctrico allí donde estés
Volt: el dron que recargará tu coche eléctrico allí donde estés

Al mismo tiempo que crece el interés por los coches eléctricos, lo hace también la infraestructura de puntos de recarga. Sin embargo, la dificultad actual para encontrarlos en determinadas zonas, hace que todavía muchos usuarios se cuestionen su compra. Mientras la red de puntos de recarga aumenta, algunos se plantean originales e interesantes opciones para solucionar este problema. Es el caso de un estudiante de ingeniería industrial coreano, de nombre In Yeop Baek, que ha creado un diseño conceptual de un dron que podría recargar un coche eléctrico.  

Se llama Volt y es un dron cuadricóptero con capacidad para recargar un vehículo eléctrico, al menos parcialmente, de modo que pueda llegar a la estación de servicio. El dron utiliza la energía que acumula en su batería especial para volar, pero también para recargar el vehículo mediante un cable estándar con conector compatible. El cable va oculto dentro del dron y basta extraerlo cuando se abre la compuerta de la parte superior.

Así funciona la tecnología de Volt

Para llamar al dron, el usuario lo hace con una app, igual que haría para llamar un taxi o pedir una pizza. La app consulta las estaciones de servicio con cargadores eléctricos más cercanas y envía desde allí un dron de la “flota”. El dron sólo tiene que recargar el vehículo lo suficiente como para que pueda llegar hasta el punto de recarga; de este modo podría ser más ligero y tener un mayor alcance. Actualmente hay drones autónomos capaces de volar con varios kilogramos de peso, incluso decenas, cuyo uso se están planteando incluso las empresas de mensajería.

El diseño del dron es relativamente convencional, con los cuatro rotores separados del cuerpo central y cuatro patas. Va equipado con una cámara en la parte inferior, con la que puede evitar obstáculos y además cuenta con una rejilla trasera de ventilación, por si se hace necesario expulsar calor.

El principal problema al que se enfrenta es poder fabricarlo a un tamaño razonable para transportar una batería de capacidad media, además del cable de conexión. Además, ya que se trataría de un dron de vuelo autónomo para servicios profesionales, entrarían en juego las normas sobre estas “aeronaves no tripuladas” que son algo más exigentes que las de los drones para “uso recreativo”.

También te puede interesar

Así es el dron para llevar personas de Audi, Airbus e ItalDesign

La DGT utilizará ya estos drones para multar: así son y así lo harán

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...