¿Viejo tu smartphone con dos años? Tu Tesla también

Tesla renueva su Model S. Como en un smartphone los cambios van por dentro, con un hardware que anuncia una capacidad de procesamiento 40 veces mayor: es hora de cambiar tu móvil con ruedas.
-
¿Viejo tu smartphone con dos años? Tu Tesla también
¿Viejo tu smartphone con dos años? Tu Tesla también

De nuevo Tesla sacude la manera clásica de entender el automóvil. Como quien no quiere la cosa, al modo de la industria de los teléfonos móvil, ha mejorado su electrónica y ha añadido unas cámaras para la versión 2.0 -permítame la denominación, porque no cambia, solo es una opción- de su Model S. Si la industria del automóvil tradicional apuesta por aumentar un poco los caballos del motor, Tesla ha multiplicado por 40 su potencia de cálculo, para poder establecer una red neural en la que la información de radares, ultrasonidos y hasta ocho cámaras se combinen para tener una información mejor del entorno y ofrecer como opción una experiencia de Autopilot muy mejorada.

Según Tesla, este sistema ofrecerá un nivel de seguridad "al menos dos veces superior al conductor humano promedio" y requerirá el desembolso adicional de 20.200 euros, según la web de Tesla.

No podrás actualizar Autopilot

La peor noticia es para quienes ya tengan un Tesla Model S. Un día se acostaron dejando el coche actualizándose y amaneció con la conducción automática instalada. Autopilot fue la bofetada -otra más, después de las baterías, de la red de supercargadores, de la instalación doméstica con paneles solares, de... - definitiva a los fabricantes clásicos de automóviles. Sin embargo, todas las mejoras que ofrece el Tesla Model S HW2 (de hardware 2, suponemos), no podrán aplicarse al actual HW1. 

Autopilot Full Self-Driving Hardware (Neighborhood Short) from Tesla, Inc on Vimeo.

Con HW2 se funciona con redes neuronales, que deberían proporcionar mayor nivel de confianza en el conocimiento real del entorno. A juzgar por el video, el Model S es capaz de funcionar en cruces complicados incluso para humanos. En ese mismo video, solo una detención momentánea en una curva, debido a dos peatones que circulaban por el borde de la carretera, permitiría cuestionar el funcionamiento... aunque habría que preguntarse qué otra solución cabría si un peatón tropezara y cayerá delante del coche o si invadiera la carretera inadvertidamente.

Tesla vigila a Uber y compañía

De nuevo Tesla quiere ser disruptivo, ahora en la economía de coche compartido. En la web de Tesla se menciona expresamente que "el uso de un Tesla con conducción autónoma... con propósitos de generar ingresos solo se permitirá dentro de la red de Tesla". Esto podría interpretarse como que Tesla quiere abrir su propia vía de negocios poniendo su coche autónomo como solución de movilidad, en ese camino que Uber ha intentado abrir. Tesla señala que los "detalles serán divulgados el año próximo".

Nuevas funciones para el Autopilot

Con el hardware mejorado, Tesla señala que en vías rápidas seleccionará mejor los carriles más rápidos (siempre en conducción automática), volviendo al carril de la derecha y ralentizando con antelación suficiente para que se retome relajadamente el control de coche. Por supuesto, en aquellos lugares donde esté autorizada esta dejación de la conducción en manos del propio vehículo.

Los nuevos equipos -que podrían llamarse sentidos mejorados- también deberían permitir el funcionamiento autónomo en calles más estrechas o complejas, con la función que denominan Autosteer+, así como aparcar en lugares más complejos o desaparcar para ir a recogerte (función Smart Summon). En el caso de punto de recarga Supercharger con conexión automática, el coche podrá proceder por si solo a efectuarla.

Tesla autónomo, una opción de 20.000 euros

La variante HW2 con Autopilot mejorado, con cuatro cámaras en lugar de una, 12 sensores de ultrasonidos y procesador mejorado es una opción de 5.800 euros. La habilitación, el software que sacará partido de la nueva dotación electrónica, requerirá el pago de 6.900 euros tras la entrega del coche.

Para obtener todas las funcionalidades que abren la puerta a la conducción autónoma total habrá que añadir al Autopilot mejorado cuatro cámaras más. El coste de los elementos aumenta la factura en 3.500 euros, más otros 4.000 euros para habilitar el sistema. En resumen, la conducción autónoma del Tesla. 

También te puede interesar:

El camión autónomo de Uber circula solo 200 km (video)

Uber cancela sus pruebas de coches autónomos por accidente

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...