Publicidad

BMW lanza su primer sistema de carga eléctrica inalámbrica: cuesta 3.200 €

Está disponible en el Serie 530e iPerformance. Se trata de una tecnología que se integra en el sistema de información y entretenimiento para guiar al conductor.
Marina Gª del Castillo.

Twitter: @MarinaAutopista -

BMW lanza su primer sistema de carga eléctrica inalámbrica: cuesta 3.200 €
BMW lanza su primer sistema de carga eléctrica inalámbrica: cuesta 3.200 €

Al igual que ocurre ya con los teléfonos móviles, la carga inalámbrica será pronto una realidad para los coches eléctricos. Además, la demanda de coches eléctricos será mayor cuando los usuarios puedan decirle adiós a los cables y carguen las baterías de su automóvil por inducción.

Publicidad

Por ello, BMW ha dado un gran paso hacia ese objetivo con el lanzamiento de su sistema de carga inalámbrico: BMW Wireless Charging. De momento está disponible para el Serie 530e iPerformance PHEV. Y su funcionamiento es bien sencillo. Simplemente estacionar el Serie 5 encima del cargador, y el sistema hará el resto. BMW Wireless Charging emplea la misma tecnología de carga inductiva que ya se utiliza ampliamente para alimentar dispositivos como teléfonos móviles y cepillos de dientes eléctricos, pero obviamente a una escala mayor.

El sistema de carga inalámbrica incluye un GroundPad, estación de carga inductiva que se coloca en el lugar donde habitualmente se estaciona el vehículo, y un CarPad colocado en la parte inferior del vehículo. Los dos dispositivos crean un campo magnético a una distancia de aproximadamente ocho centímetros (3 pulgadas) y se cargan a 3,2 kW para llenar la batería en solo tres horas y media. No se requieren enchufes, ni siquiera botones para presionar. Una vez que la batería está completamente cargada, el sistema se apaga automáticamente.

La producción comienza en julio. La oferta de productos comienza en Alemania, seguida posteriormente por el Reino Unido, los Estados Unidos, Japón y China. Es muy probable que también se ofrezcan más modelos con el sistema de carga inalámbrica en un futuro cercano.

Publicidad

Carga inalámbrica a través de la pantalla

BMW Wireless Charging también ayuda al conductor a maniobrar en la posición de aparcamiento correcta. A través de una conexión WiFi se establece una comunicación entre la estación de carga y el vehículo. En la pantalla de control aparece una vista aérea del automóvil y sus alrededores con líneas de colores que ayudan a guiar al conductor mientras aparca. Un icono gráfico muestra cuando se ha alcanzado la posición de estacionamiento correcta para la carga inductiva.  El vehículo puede desviarse de la posición óptima hasta siete centímetros longitudinalmente y hasta 14 centímetros lateralmente.

El GroundPad también se puede instalar al aire libre, donde se puede utilizar independientemente de las condiciones climáticas. Todos los componentes que conducen la electricidad están protegidos de la lluvia y la nieve, y conducir sobre el GroundPad no lo dañará de ninguna manera. Durante la carga, la radiación electromagnética ambiental se limita al tren de rodaje del vehículo. El GroundPad está permanentemente monitoreado y se apagará si se detectan cuerpos extraños.

También te puede interesar

Quick Connectors: la nueva revolución en la carga de coches eléctricos

El futuro del coche eléctrico: sistemas portátiles de carga

¿Y si cada farola pudiera ser un punto de carga para coches eléctricos?

 

 

Publicidad