Debate velocidad: ¿se contamina menos a 70 km/h que a 90 km/h?

Primero Barcelona, ahora Madrid. Analizamos y respondemos a esta pregunta: ¿aporta una rebaja de emisiones circular a 70 km/h en lugar de hacerlo a 90?
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Debate velocidad: ¿se contamina menos a 70 km/h que a 90 km/h?
Debate velocidad: ¿se contamina menos a 70 km/h que a 90 km/h?

Para salir de dudas y, sobre todo, cuantificar el beneficio de reducir la velocidad frente a las emisiones, hemos realizado distintos recorridos con tres vehículos muy diferentes entre sí, dos de ellos con cambio automático: con él se despeja la duda de qué marcha utilizar, pues es su gestión electrónica la que elige la más conveniente con la velocidad máxima autorizada.

El consumo de combustible, y consecuentemente las emisiones—incluida la del dióxido de nitrógeno (NO2), otro subproducto de la quema de carburante, como el dióxido de carbono (CO2), pero este relacionado también con la temperatura de la cámara de combustión—, están relacionadas al régimen de giro del motor, de modo que a mayor régimen, mayor consumo. Así, por ejemplo, en un coche Diesel y cinco velocidades, tipo Seat Ibiza 1.4 TDI 105 CV,  para circular a 70 km/h  usaríamos la quinta marcha, rondando así a 1.300 rpm —y régimen, por otro lado, bajo para conseguir respuesta rápida al acelerador con este motor—; 1.700 rpm —ya si en zona «buena» del motor»—,  si son 90 km/h. Semejante régimen del motor se mantendría, pero ya en sexta, en un Nissan Qashqai 4x2 1.6 dCi; en tanto que mayores problemas tendríamos para mantener una única marcha para las dos velocidades con un Opel Insignia 2.0 CDTi. En éste, con 64,9 km/h en sexta, prácticamente sería inviable rodar con esta marcha a 70 km/h —el régimen de giro del motor sería inferior a 1.100 rpm— y necesitaríamos echar mano con frecuencia a la quinta relación. A 90 km/h, el régimen de giro del motor sería de 1.700 rpm.

Hemos hecho la comprobación de lo que varía el consumo según la velocidad sobre la misma M-30. Uno de ellos era un Mini John Cooper Works con cambio automático, un coche de gasolina y, en general, consumo elevado  y lo que, por sí mismo, establece diferencias más perceptibles que si utilizáramos un coche de bajo consumo. El otro automático ha sido un Ford Galaxy 2.0 TDCi 180; en tanto que el manual ha sido un Seat León ST 1.6 TDI 110.

 

Mini JCW

A 70 km/h en M (1)

A 70 km/h en D (2)

A 90 km/h en D (2)

 

Consumo medio

4,7 l/100 km

4,5 l/100 km

4,9 l/100 km

+ 8,9 % (3)

Emisión media CO2

110 g/km

105 g/km

114 g/km

 

Velocidad media

56,9 km/h

56,6 km/h

69,7 km/h

 

Tiempo empleado

30 min.

30 min.

24 min.

 

Distancia recorrida

28 km

28 km

28 km

 

(1)   Realizado en modo manual y 5ª (37,8 km/h por cada 1.000 rpm).

(2)   En modo automático, a 70 km/h, usa la 6ª (47,9 km/h por cada 1.000 rpm) con el motor a 1.460 rpm; a 90 km/h, también en 6ª, el motor gira a 1.880 rpm.

(3)   Diferencia entre 70 y 90 km/h con el cambio en modo automático.

Ford Galaxy TDCi 180

A 70 km/h en D (1)

A 90 km/h en D (1)

 

Consumo medio

5,4 l/100 km

6,0 l/100 km

+ 11,1 %

Emisión media CO2

139 g/km

154 g/km

 

Velocidad media

56,0 km/h

62,9 km/h

 

Tiempo empleado

30 min.

26 min.

 

Distancia recorrida

27,5 km

27,5 km

 

(1)   En automático, a 70 km/h, usa la 5ª (50 km/h por cada 1.000 rpm) con el motor a 1.400 rpm; a 90 km/h emplea la 6ª (64 km/h por cada 1.000 rpm) el motor gira al mismo régimen.  La diferencia se debe, sobre todo, a la resistencia aerodinámica: un 40 por ciento mayor a 90 km/h y ya elevada de por sí en este monovolumen.

Seat León ST 1.6 TDI

A 70 km/h en 5ª (1)

A 90 km/h en 5ª (1)

 

Consumo medio

3,5 l/100 km

3,8 l/100 km

+ 8,6 %

Emisión media CO2

90 g/km

98 g/km

 

Velocidad media (2)

65,0 km/h

86,6 km/h

 

Tiempo empleado

24 min.

18 min.

 

Distancia recorrida

26 km

26 km

 

(1)   Con 38,9 km/h por cada 1.000 rpm de desarrollo en 4ª, a 70 km/h el régimen de giro del motor es de 1.800 vueltas; a 90 km/h, en 5ª, el motor se sitúa en 1.775 rpm.

(2)   En el recorrido con el Seat León ST 1.6 TD la zona semaforizada, de modo que ascendió la velocidad media.

Nuestra opinión por… Luis M. Vitoria

Pues sí, rebajar la velocidad en 20 km/h puede redundar en una reducción media del CO2 emitido —o del consumo, con el que hay una relación directa— en torno al 10 por ciento. Esto daría validez a la reducción de velocidad si de lo que se trata es de minimizar esta emisión. Sin embargo, la relación entre el consumo y el NO2, que es el causante de las alertas por contaminación en las grandes ciudades, no es directa. Influyen en su aparición otros factores —crucial, la temperatura de combustión y el comportamiento del frente de llama en la cámara—, de modo que el comportamiento de cada motor es tan dispar que, a comparados dos con idéntico consumo, sus emisiones de NO2 pueden ser significativamente distintas. Luego, por si misma, la reducción de velocidad sin duda afecta a la de NO2, pero más lo hace contar con un parque  de vehículos modernos, con motores adaptados a las normas de contaminación más exigentes. Y si es con menos vehículos Diesel en circulación, que emiten muchísimo más NO2 que los que tienen motor gasolina, mejor.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...