Así son y funcionan los Head Up Display

Desviar la vista para leer la pantalla del coche requiere de media al menos medio segundo. Esto significa que el conductor, circulando a 120 km/h, recorrerá aproximadamente 33 metros “ciego”. Un Head Up Display muestra la información justo donde se necesita, frente a ti, para evitar distracciones innecesarias.
Teresa de Haro.

Twitter: @deharito -

Así son y funcionan los Head Up Display
Así son y funcionan los Head Up Display

Pocos elementos de seguridad pasan tan desapercibidos en el interior de un coche. Sin embargo, son un aliado importante para evitar las distracciones al volante y están protagonizando avances notables los últimos tiempos. Hablamos de los HUD, o lo que es lo mismo, Head Up Display -pantalla de visualización frontal-. La proyección de información directamente en el parabrisas del vehículo no es nueva, sí que lo es la forma en la que esa información se proyecta dentro del campo de visión del conductor. Según Continental, en 2018 serán más de cinco millones los vehículos equipados con este sistema en el mundo, frente a los 500.000 con los que se espera acabar este 2014. Actualmente hasta 10 fabricantes ofrecen esta tecnología en un total de 19 modelos.

Un poco de historia

Aunque estos sistemas se utilizan actualmente en el automóvil o en la aviación civil, los primeros HUD tienen su origen en las aeronaves militares, para situar la mira del objetivo sobre el cristal de la cabina de los aviones. El primer fabricante que apostó por esta tecnología en un coche fue General Motors allá por el año 1988. Diez años después, el Corvette C5 montaba por primera vez un Head Up Display a color. Desde entonces, son varias las marcas que han ido incorporando este sistema, bien como opción o como elemento de serie. Y, lo más importante, poco a poco se está generalizando en modelos de segmentos más bajos, no sólo de lujo. 

Head Up Display

Existen principalmente dos tipos de HUD. Los más básicos y económicos constan de una pantalla transparente que va anclada al salpicadero del vehículo, por detrás del volante, en la que se proyecta la información. Es el caso de Peugeot. La marca francesa recurre a un pequeño panel de policarbonato translúcido situado detrás del cuadro de instrumentos que, además, es escamoteable. Otros, por los que apuestan los modelos de segmentos superiores, están "escondidos" y sólo sabes que están ahí cuando echas la vista al frente. El conductor ve la información como si estuviera suspendida por encima del capó del coche, a una distancia de aproximadamente dos metros, y no sobre el parabrisas. Ésta se proyecta gracias al dispositivo oculto detrás de la visera del cuadro de instrumentos.  

Los parámetros que se proyectan varían en función de cada fabricante. Lo más habitual es la velocidad, pero algunas marcas apuestan por dar otros datos como las indicaciones del navegador, los testigos del cambio o el cuentarrevoluciones.

Como accesorio

También te puedes llevar el HUD "puesto". En el mercado existen algunos Head Up Display portátiles, de manera que los puedes instalar en cualquier modelo. Navdy es uno de ellos. Cuesta 499 dólares y las primeras unidades comenzarán a llegar a principios de 2015.  Consta de un dispositivo que se coloca en el salpicadero y que se encarga de proyectar una imagen a la parte inferior del parabrisas. Conectado con una aplicación, compatible con Android e iOS 7 o superior, permite interactuar con el teléfono, la mensajería, la música, la navegación o las redes sociales con órdenes vocales o incluso sencillos gestos, gracias a una cámara. Asimismo, puede mostrar la velocidad a la que circula el coche, los kilómetros de autonomía restantes (si se trata de un vehículo eléctrico) y el nivel de carga de la batería, todo gracias a un puerto OBD II conectado al ordenador de a bordo del vehículo.

Head Up Display

Otra solución es descargarte cualquiera de las apps para smartphones de iOS, Android o Windows Phone. Pero tienen dos inconvenientes. El primero es que necesitas un soporte para colocarlo en el coche. El segundo, y quizás más importante, es que su visualización de día no es óptima. Se ven mucho mejor circulando de noche.    

Del led al láser... o la realidad aumentada

Y llegamos al Range Rover Evoque y su nuevo y avanzado sistema integrado de Head Up Display mediante láser. Éste incluye técnicas holográficas láser que consiguen una saturación de color, un brillo y un contraste superior en comparación con otros sistemas. Lo que el láser aporta frente a los anteriores basados en diodos Led, es una lectura más clara y precisa, incluso con la luz solar incidiendo directamente en el parabrisas. Se puede además personalizar, activando o desactivando todas sus funciones, aumentando o reduciendo el brillo y ajustando la posición vertical de la pantalla, todo desde el menú del salpicadero.

El siguiente escalón, ya en marcha, será la realidad aumentada. Unas cámaras se encargarán de captar y “leer” lo que sucede delante del coche, pero estas imágenes se podrán complementar con información adicional, como la presencia de peatones o ciclistas, la distancia respecto al vehículo que nos precede, la velocidad en el tramo por el que circulamos, la señalización del desvío que debemos tomar en la autopista o la guía por una ruta alternativa en caso de atasco.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...