¿Tiene España pocos o muchos radares de velocidad? Atentos a las cifras…

La DGT tiene aún pendiente la instalación de algunos de los radares que tenía almacenados, por lo que la cifra total de cinemómetros es difícil de saber.

¿Tiene España pocos o muchos radares de velocidad? Atentos a las cifras…
¿Tiene España pocos o muchos radares de velocidad? Atentos a las cifras…

La velocidad es el segundo factor concurrente en los accidentes mortales, por detrás de las distracciones y por delante del consumo de alcohol y drogas. Las muertes en accidente de tráfico han disminuido un 9 por ciento las carreteras convencionales donde el límite de velocidad permitido se rebajó de 100 a 90 km/h, una medida aprobada por el Gobierno en diciembre pasado y que entró en vigor el 29 de enero de este año.

Tráfico comenzó antes de verano a instalar 78 radares más en nuestras carreteras. Dichos radares formaban parte de un paquete que, sorprendentemente, estaban guardados en un almacén. Veinte de ellos estaban ya operativos el 1 de julio con motivo de la operación verano. Los 58 restantes -15 de ellos de tramo- van entrando en servicio conforme se tienen las certificaciones correspondientes.

Con estas últimas instalaciones, la Dirección General de Tráfico DGT ha conseguido superar la barrera de los 1.300 radares, una cifra que se esperaba alcanzar desde hacía tiempo, especialmente si se mantenía el ritmo de instalación de controles que Pere Navarro venía avisando.

Y si en España tenemos aproximadamente 1.300 radares repartidos por nuestras carreteras, o lo que es lo mismo, un ratio de 3,4 radares por cada 1.000 kilómetros cuadrados, se trata de una cifra que nos sitúa en la mitad de la tabla, como noveno país con más radares de Europa. Muy lejos de los países en los que menos se persigue el exceso de velocidad, Rusia e Irlanda apenas tienen 0,2 radares por cada 1.000 km cuadrados, pero también muy lejos de Bélgica o Malta, ambos con más de 66 radares por cada 1.000 km cuadrados, según datos de Statista.

Sin embargo, la comparación real deberíamos hacerla con países de nuestro entorno y, por extensión e infraestructuras, más similares al nuestro. Italia y Gran Bretaña superan los 30 radares por cada 1.000 km cuadrados y Alemania o Francia también se encuentran por encima, aunque sus cifras se rebajan a 12,8 en el caso germano y a 6,3 en el caso galo.