4x4

Subaru Forester 2.5 XT Turbo

Tras esa inofensiva apariencia de berlina familiar se oculta un «todocamino» tracción integral muy potente y eficaz.

Subaru Forester 2.5 XT Turbo
Subaru Forester 2.5 XT Turbo

Ningún «todocamino» combina unas sensaciones tan excitantes y una conducción tan sencilla. Su paso por curva, a pesar de la ausencia del ESP (control de estabilidad), sea sobre asfalto o tierra, es preciso y predecible, el empuje de su propulsor (gasolina, cuatro cilindros turbo y rebosante de par) en cualquier marcha te pega literalmente al respaldo del asiento, y el bajo centro de gravedad que le confiere su chasis monocasco con el motor de tipo boxer, que posibilita ir colocado muy bajo, le otorga una estabilidad referenciable.No obstante, algo se le tenía que haber pegado, la casta le viene de familia, y es que la marca japonesa Subaru de tracción integral y motricidad entiende bastante. Ha sido tres veces campeona del Mundo de Rallyes.¡Ah!, y para facilitar aún más las cosas, incluso en rampas pronunciadas al arrancar el Forester no se va hacia atrás, gracias al sistema de freno automático Subaru denominado «Mantenimiento en pendiente».En el test de «la acera», solo el generoso captador de aire del intercooler que encontramos sobre su capó puede dar alguna pista del verdadero carácter del Forester. Los verdaderamente entendidos en la materia enseguida descubrirán que no se trata de un «tuning» añadido pero… Lo hemos dicho otras veces de este modelo, su línea muy personal, que recibió retoques en la última versión equipada con motor de 2 litros (nuevos grupos ópticos, parachoques y parrilla así como los resaltes de pasos de rueda delanteros redondeados), aunque ha ganado mucho no es de esas que desata un amor a primera vista. Al Forester hay que verlo actuar, o mucho mejor, hay que probarlo para quererlo. La versión 2.5 turbo es nueva en la gama pero esta directamente derivada del «dos litros». Los cambios afectan principalmente al motor, se le ha incrementado la cilindrada en casi 500 cc lo que le ha supuesto una inyección de potencia declarada de 33 CV (177 declaraba Subaru en el Forester 2.0 turbo, 210 el 2.5) que en verdad han sido ¡45 más¡, 223 CV en nuestra medición. Y lo que es mejor, incrementa la cifra de par de los 245 Nm declarados en el 2.0, a los 321 Nm obtenidos en su visita al banco de potencia. Esto le ha permitido bajar nada más y nada menos que ¡1,4 segundos¡ el 0-100 km/h, (el 2.0 firmó en su día un excelente tiempo de 8,2 segundos) e incrementar notablemente su velocidad máxima, que ahora supera holgadamente los 230 km/h (227 anuncia la marca de las seis estrellas). En cuanto al peso Subaru asegura que solo son 40 kilos más los añadidos al Forester con la incorporación del nuevo motor, quedándose en 1.445 kg, cifra muy próxima a la realidad y que con el depósito lleno hay que sumarle 45 kg más.Con todo esto, a la conclusión a la que te queremos hacer llegar, por si no lo has hecho ya, es que el Forester 2.5 turbo, a merced de su poderío y de lo fácil que resulta sacarle rendimiento sea sobre asfalto o tierra, está llamado a dar muchos sustos a esos usuarios que creen que por conducir un vehículo más específico van mejor «armados».Subaru declara una altura libre de 19,5 cm, que lo sitúa al mismo nivel que los SUV de última generación y muy cerca de genuinos TT. En realidad sus «bajos» quedan algo más altos, solo en la línea del escape encontramos que la chepa de su catalizador, más «gordo» en esta versión de Forester, está a dicha cota del suelo. El resto de órganos quedan 3 cm más arriba. Teniéndolo en cuenta, afrontando piedras con la cautela de dejarlas a un lado, conseguiremos no empanzarnos. La ausencia de reductoras queda en parte compensada por su excelente motricidad y rápida respuesta del turbo desde bajo régimen.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.