4x4

Subaru Forester 2.0 XT 4WD

La nueva generación del Subaru Forester Turbo mantiene casi invariados el excelente comportamiento y prestaciones de su antecesor en carretera y pista, así como su versatilidad de utilización; virtudes todas ellas que potencia con una estética más atractiva y una seguridad pasiva acrecentada.

Subaru Forester 2.0 XT 4WD
Subaru Forester 2.0 XT 4WD

El fabricante japonés define al Subaru Forester como un modelo «Crossover SUV», o traducido, todoterreno deportivo. Ciertamente esta calificación puede ajustarse a la realidad por lo que se refiere al calificativo de deportivo, pero no tanto al de todoterreno. Por lo que se refiere al primero de los conceptos y comparado con los vehículos de campo, el Forester es notablemente más ligero, su carrocería de berlina resulta mucho más atractiva y penetrante desde el punto de vista aerodinámico, y su motor boxer sobrealimentado le proporciona unas prestaciones de primera línea. Pero en cuanto a lo de todoterreno, la perdida de las reductoras que utilizaba su hermano de motor atmosférico, lo alejan aún más de una utilización campera de cierto nivel, obligando a catalogarlo sólo de razonable pistero... ¡Y eso siempre que la pista no esté demasiado rota!. Pero no adelantemos acontecimientos, y vayamos por partes. Lo primero que salta a la vista en el nuevo modelo es sin duda su nueva estética, que le permite ofrecer ahora una imagen más agradable y con más personalidad. Una característica que en buena lógica debe situarlo en una posición mucho más favorable frente a sus posibles rivales. Además, tras el nuevo diseño se esconden una serie de importantes mejoras, como su mayor rigidez estructural a la torsión, así como el hecho de disponer en su carrocería monocasco de tres elementos anulares de refuerzo, que aumentan la seguridad de los ocupantes en caso de colisiones laterales. En su interior se ha mantenido esa misma línea de optimización estilística y de seguridad. Así, la estética del salpicadero es ahora mucho más limpia y agradable, y los diferentes mandos no sólo se disponen en lugares de fácil acceso, sino que, como en el caso del sistema de ventilación, sus interruptores son ahora mucho más fáciles e intuitivos de utilizar. Incluso los asientos delanteros, de excelente diseño y sujeción por cierto, ofrecen ahora unas posibilidades de reglaje algo más amplias.Por lo que se refiere a la seguridad pasiva, la zona de los pasajeros recibe airbags delanteros de gran tamaño y con apertura diferenciada en función de la fuerza del impacto, así como airbags laterales delanteros de gran volumen como elementos de serie. Por lo que se refiere a la habitabilidad y capacidad de carga, las diferencias son mínimas respecto a lo conocido en anteriores modelos. Y si el primero de estos parámetros merece muy buena nota, no ocurre lo mismo con el maletero, cuya capacidad de carga es algo justa debido al espacio que le roba la tracción total.