4x4

Subaru Forester 2.0 XT 4WD

La nueva generación del Subaru Forester Turbo mantiene casi invariados el excelente comportamiento y prestaciones de su antecesor en carretera y pista, así como su versatilidad de utilización; virtudes todas ellas que potencia con una estética más atractiva y una seguridad pasiva acrecentada.

Subaru Forester 2.0 XT 4WD
Subaru Forester 2.0 XT 4WD

Pista de pruebas: Fuera del medio asfaltado ya hemos adelantado que el Forester Turbo ha perdido aptitudes. Es cierto que dispone de una notable altura al suelo —más que algún TT—, pero esto no basta. El hecho de no disponer de bloqueos en sus diferenciales, de presentar unas cotas TT realmente pobres, e incluso el haber perdido las reductoras que se ofrecen en la versión atmosférica, obligan a catalogar a este coche como un turismo elevado, pero turismo al fin y al cabo. Eso sí, la gran altura al suelo es una virtud que le permite aventajar a este tipo de vehículos cuando de lo que se trata es de desplazarse por pistas algo rotas, en las que un turismo tradicional arrastraría la panza por el suelo. Pero esa es su única ventaja real en campo.Prestaciones: La respuesta del motor es progresiva pero firme, y proporciona muy buenas prestaciones al coche.

Comportamiento: La nobleza del Subaru es notable y sus reacciones son siempre progresivas y fáciles de controlar.

Versatilidad: No es un TT, pero su gran altura permite al Forester alguna escapada campera por pistas no muy rotas.

Capacidades TT: Este modelo no deja de ser un coche de carretera alto, y huye de las excursiones camperas complicadas.

Ausencia de reductoras: Respecto al modelo atmosférico se pierden las reductoras, lo que merma sus capacidades todoterreno.

Frenos poco resistentes: Los tambores traseros están fuera de lugar en este coche que, con sus prestaciones, necesita frenos más potente.

Interior: Buena calidad de terminación y de materiales, que se combinan con un habitáculo amplio, bien insonorizado y con múltiples detalles útiles.

Carretera: Salvo por unos frenos con poca resistencia, el Forester merece una nota alta por prestaciones y comportamiento. Los consumos son altos.

Pista: Las suspensiones sobreelevadas alejan el peligro de golpear los bajos del coche y además absorben bien. Su efectividad en pista es notable.

Zona activa: Con malas cotas TT y sin reductoras ni bloqueos de los diferenciales, las zonas muy rotas son barreras infranqueables para este Forester.

Quinta rueda: Respecto del anterior modelo, el nuevo Forester apenas ofrece diferencias significativas. De hecho, aunque las cifras de prestaciones alcanzadas son ligeramente peores, pueden justificarse con los pocos kilómetros que presentaba la unidad de pruebas y las altas temperaturas reinantes en el día que se realizaron dichas mediciones. No obstante, las cifras alcanzadas son bastante buenas en cuanto a aceleraciones y recuperaciones, y no tanto cuando nos referimos a los consumos, que han resultado altos, o a los frenos, que presentan poca resistencia a la fatiga.