4x4

Range Rover 4.4 V8 Vogue

Podrán criticarse sus enormes dimensiones o sus cuadradas formas, pero si la economía lo permite y buscamos un coche elegante, cómodo y con un equipamiento regio, este Range Rover puede ser una buena opción de compra. A cambio disfrutaremos de un vehículo que, a todo lo anterior, añade un excelente comportamiento en asfalto y muy eficaz en campo.

Range Rover 4.4 V8 Vogue
Range Rover 4.4 V8 Vogue

Si en su día el Range Rover 4.4 V8 HSE nos dejó muy buen sabor de boca, la variante Vogue que hemos tenido el placer de conducir ahora no ha hecho sino reafirmarnos en aquel buen juicio. Pero es que no es para menos, porque esta variante tope de gama añade a las virtudes de aquel modelo un equipamiento simplemente regio, en el que se incluye, como veremos más adelante, elementos muy novedosos y especialmente útiles si rodamos por zonas abruptas y no contamos con ayuda externa.En este sentido, poco falta en el equipamiento de esta variante Vogue que no incorpore ya de serie este modelo. Así, por lo que concierne a la seguridad, cuenta con ABS de última generación con sistema de asistencia electrónica a la frenada (EBA) y distribución electrónica de la presión de frenado (EBD), control dinámico de estabilidad (DSC) y control de descenso de pendientes (HDC). Tres importantes elementos a los que suma nada menos que ocho airbags. Pero donde el Range Rover V8 4.4i Vogue se destaca y marca diferencias con sus rivales, es, sin duda, en lo que podríamos denominar como equipamiento de ocio y conducción; un apartado en el que el coche inglés resulta simplemente espectacular. Y es que, también de serie, el coche disfruta de una nueva pantalla táctil de 7" que sirve de interfaz entre coche y conductor para dar salida a las informaciones del nuevo ordenador de a bordo, sistema de sonido, televisión y teléfono integrado, y, sobre todo, para el sistema de navegación, información 4x4, y lo que Land Rover ha bautizado con el pomposo nombre de Land Rover Venture Cam, sistemas todos ellos muy orientados a quienes hacen mucho campo.Refiriéndonos a ellos, lo primero a destacar es el nuevo sistema de navegación, cuyo funcionamiento permite la introducción de puntos de paso como en un GPS. Mención especial merece igualmente la pantalla de información 4x4, que resulta de suma utilidad por zonas de baja adherencia. Y es que no solo aporta informaciones acerca de la selección de las velocidades engranadas, o si el coche rueda en largas o cortas, informaciones poco relevantes ya que el conductor debería saber en qué marcha se mueve, sino que las completa con un testigo de activación del control de descensos y brújula, así como un detalle que indica cómo está funcionando la transmisión, indicando qué ruedas disponen de tracción y cuales no. Incluso el conductor dispone de un esquema que le permite saber cuánto y hacia dónde están giradas las ruedas delanteras. Una información que como saben los más todoterreneros, resulta fundamental cuando se rueda por zonas muy embarradas en las que se ha tenido que «manotear» mucho y, por tanto, se ha perdido la noción de hacia dónde miran dichas ruedas.No obstante, lo más espectacular y novedoso es el ya comentado sistema Venture Cam. El sistema se compone de una cámara de televisión autónoma que permite, a través de la pantalla del salpicadero, autofilmarnos desde fuera del coche en un radio de unos 20 metros. Su utilidad es máxima en conducción extrema, máxime si el conductor no dispone de acompañante que le indique, ya que permite al conductor colocar la cámara en el exterior del coche —ver fotos— y atravesar con total precisión por zonas en las que le resultaría imposible ver dónde debe apoyarse para pasar.

Los mejores vídeos