4x4

Nissan Terrano 3.0 DI Sport

El motor del Patrol GR aplicado al Terrano le añade agrado de conducción, prestaciones y reduce los consumos. Se convierte así en un claro rival en el segmento alto de los todo-terreno de tamaño medio.

Nissan Terrano 3.0 DI Sport
Nissan Terrano 3.0 DI Sport

Más tradicional, el Terrano se sitúa en un termino medio, con una actitud claramente subviradora, más pronunciada a medida que la adherencia disminuye. En apoyo, levantar el pie del gas permite una progresiva recuperación de la línea de marcha, de forma más suave respecto de otros TT de su segmento, como el Mitsubishi Montero que es, sin embargo, uno de los más ágiles. La actitud en curvas amplias del Terrano es buena y adecuada a la potencia del motor, que permite viajar a altas velocidades de crucero. Las oscilaciones verticales provenientes del eje rígido trasero no disimulan tan bien su condición de TT tradicional. Las suspensiones pueden calificarse de algo secas, circunstancia más notable en el chasis de distancia entre ejes corta y muy suavizada en la variante larga de cinco puertas. Esto ratifica que el modelo fue diseñado para disponer de una más que aceptable movilidad en zonas más complicadas ofreciendo, además y de paso, una buena capacidad para hacerlo en asfalto, pero sin primar este último aspecto sobre el otro.

Ya metidos en zonas difíciles, el cruce de puentes es bastante bueno y si bien los recorridos de suspensiones aparecen algo limitados, el Terrano sale con nota alta de las zonas con dificultades. Quizás le falte, para situaciones límite de adherencia, un bloqueo total del diferencial que poseen algunos de sus rivales. En cuanto a los frenos, las distancias son correctas y el tacto del pedal bueno. Sin embargo, los tambores traseros limitan bastante la resistencia a la fatiga del sistema.

Aunque la longitud total es la que corresponde a su segmento, el ancho es menor y esto se nota en las plazas traseras donde tres adultos van muy apretados. Tampoco queda detrás de la segunda fila de asientos un maletero generoso aunque cabe un equipaje escueto para tres o cuatro personas. Este es un problema recurrente en casi todos los todo-terreno cortos que, por su parte, Toyota ha resuelto bastante bien en el Land Cruiser.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.