4x4

Contacto: Range Rover Sport, atleta de campo

El nuevo Range Rover Sport ha seguido la misma dieta que su hermano mayor y reduce su peso respecto a la versión anterior en 420 kilos. Ya está disponible desde 66.000 euros y con motores de entre 258 y 510 CV de potencia.

Adolfo Randulfe. Twitter: @AdolfoRandulfe

Contacto: Range Rover Sport, atleta de campo
Contacto: Range Rover Sport, atleta de campo

Presentación del coche

Range Rover SportEs más grande que su antecesor pero, en Land Rover, han repetido con el nuevo Range Rover Sport lo hecho en el último Range Rover: gracias al uso intensivo del aluminio en su estructura se ha rebajado el peso en 420 kilos respecto al anterior modelo. Además, esta versión Sport pesa 45 kilos menos, es 15 cm más corta y 5 más baja que un Range Rover normal.

 

El Sport se distingue de su hermano a primera vista por una línea diferente, mucho menos cuadrada, y que realmente transmite dinamismo a pesar de tratarse de un todo terreno de 4,85 metros de largo. El parabrisas tiene mayor inclinación y el techo del coche describe una línea descendente desde el frontal hacia la parte trasera. Estas características, según la marca, han hecho que su aerodinámica mejore un 8 por ciento respecto a su antecesor, sobre el que es 6 cm más largo, 5 más ancho y tiene casi 18 cm más de distancia entre ejes.

 

Detalles de diseño como unas aletas delanteras con salida de aire, la doble rejilla frontal de ventilación sobre el capó, las pinzas de freno Brembo pintadas de color rojo o los pilares rematados en color negro, que hacen que el techo parezca que flota sobre el coche, contribuyen a darle ese carácter dinámico que busca la marca.

 

El nuevo Range Sport ya está a la venta en los concesionarios, que admiten pedidos desde hace un par de meses. Las primeras unidades se entregarán a los clientes a finales de este mes o principios de agosto. Se ofrecen cuatro niveles de equipamiento (S, SE, HSE y Autobiography) entre los que elegir.

 

El equipamiento de serie es todo lo completo que cabe esperar de un coche de estas características. Entre los elementos opcionales se ofrece casi cualquier cosa que nos podamos imaginar: desde una simple rueda de repuesto (290 euros) hasta un equipo de sonido con 23 altavoces y por cuyo precio (7.070 euros) uno podría comprarse un coche nuevo.

  

Nos ha llamado la atención en llamado paquete 'Connected Car' que permite al conductor comprobar el estado del coche a través de una aplicación instalada en el teléfono. También puede localizar el vehículo en caso de robo, realizar una llamada de emergencia de forma automática u otra de asistencia a la central de Land Rover. Y para los que no puedan estar sin conexión a Internet, existe la opción de wi-fi de banda ancha.


Range Rover SportMotor y comportamiento

En la gama española del Range Sport puede elegirse entre tres motores. Uno de ellos es el V8 gasolina de 5 litros y 510 CV sobrealimentado ya conocido en en Range normal y en varios modelos de Jaguar. Hay además, dos motores Diesel: el 'básico' TDV6 de 3 litros y 258 CV, o el SDV6, también 3 litros, pero con 292 CV. En todos los casos la caja de cambios es automática de ocho relaciones y suministrada por ZF.

 

A lo largo del año se incluirán en la gama una versión Diesel de 4,4 litros y 339 CV denominada SDV8 y, ya casi en 2013, llegará una versión híbrida Diesel de la que no se ha facilitado la potencia total. Tampoco se descarta la próxima incorporación de motores más pequeños, de cuatro cilindros, lo que podría dejar en estas variantes la reducción de peso respecto al anterior Sport en más de media tonelada. Recuerda que, por ejemplo el Evoque monta un Diesel 4 cilindros de 190 CV de potencia o un gasolina Si4 de 240 que podría encajar en este modelo.

 

Y qué decir sobre el comportamiento del nuevo Range Sport. Espectacular. Son muy pocos los coches que pueden hacer todo de lo que es capaz este Sport; y hacerlo tan bien. Desde meterte por un auténtico barrizal, realizar badeos de hasta 85 centímetros de profundidad, bajar pendientes de hasta 45º a, posteriormente, salir a carretera y sentir un coche tan ágil que no parece que manejes entre 2,1 y 2,3 toneladas, dependiendo de la variante. Todo ello se logra en buena medida gracias al programa Terrain Response 2. Cuando lo usamos en campo se encarga de elegir la combinación adecuada de respuesta del motor, de la suspensión y del bloqueo de los diferenciales dependiendo del terreno que pisemos: arena, barro, pìedras… Pero la amortiguación continua también tiene, en las versiones más potentes, un modo específico 'Dynamic' para hacer al coche más ágil en carreteras y vías rápidas. Así, gracias al diferencial autoblocante trasero activo y a la transferencia de par a las ruedas exteriores en las curvas se consigue reducir de forma notable el subviraje.

 

El motor V8 de gasolina empuja como corresponde a sus 510 CV, y eso a pesar de tener que mover 2.310 kilos. En el momento en que aprietas el acelerador el coche sale disparado (para el crono en 5,3 segundos en el 0-100 km) y aparece un bramido hipnótico. Éste no proviene tanto del motor, muy bien aislado y apenas perceptible desde el habitáculo, como del resonador del escape trasero.

 

Tuvimos la oportunidad de realizar una prueba de aceleración y frenada en una pista de aterrizaje donde exprimimos al nuevo Sport. Partiendo desde parado aceleramos a fondo hasta las 100 millas por hora (160 km/h) para después frenar a fondo. Con este espectacular V8 paramos el cronómetro en apenas 19 segundos. Algo más, 28 segundos, invertimos con el 3.0 V6 de 292 CV. Una cifra que tampoco está nada mal para un coche de su peso y potencia.

 

Range Rover SportEste motor es una auténtica delicia de uso, sobre todo por la gran cantidad de par de la que dispones siempre bajo el pie de derecho. Además, no hay vibraciones en el habitáculo ni se oye su funcionamiento y cuando éste aparece, no se asemeja en nada a un Diesel. Puedes viajar cómodamente a velocidades legales con el cuenta vueltas poco más allá de las 1.000 rpm: una delicia. 

 

Consumo y ecología

Según afirma la marca, el uso del sistema start-stop (por cierto, muy rápido y exento de vibraciones al arrancar o parar) en todos las versiones de la gama mejora el consumo de combustible en un siete por ciento.

 

Vida interior

El interior del nuevo Range Sport ofrece ahora la posibilidad de montar en el maletero dos plazas suplementarias, eso sí: prepárate porque la opción cuesta más de 2.000 euros. En la parte trasera dos adultos viajarán muy cómodos. Si son tres el confort se reduce, sobre todo para el 'premiado' con la plaza central: su mullido es escaso y su respaldo es en realidad el reposabrazos central plegable. Puede llegar a ser un fastidio en largos viajes. No así las plazas laterales: como opción pueden tener asientos reclinables en unos pocos centímetros y con ventilación.

 

Al volante encontrarás enseguida la posición correcta, y más si tu coche tiene los asientos opcionales (entre 1.400 y 1.500 euros) con 18 posibilidades de regulación. Por supuesto, todas las maniobras de ajuste se realizan a través de mandos eléctricos.   

 

Nunca pensarías que un todo-terreno pudiese ir así de bien en carretera. El Range Rover Sport lo consigue, también, en campo.

 

Precios

R-R Sport 3.0 TDV6 (258CV) S                                    66.000

R-R Sport 3.0 TDV6 (258CV) SE                                   71.700

R-R Sport 3.0 TDV6 (258CV) HSE                                 79.000

R-R Sport 3.0 SDV6 (292CV) SE                                   76.900

R-R Sport 3.0 SDV6 (292CV) HSE                                 83.100

R-R Sport 3.0 SDV6 (292CV) HSE Dynamic                    85.900

R-R Sport 3.0 SDV6 (292CV) Autobiography                  95.800

R-R Sport 3.0 SDV6 (292CV) Autobiography Dynamic     98.000

R-R Sport 5.0 V8 SC (510CV) HSE Dynamic                 101.300

R-R Sport 5.0 V8 SC (510CV) Autobiography Dynamic  113.700

 

Rivales

Audi Q5
BMW X5
Mercedes M
Porsche Cayenne
Volkswagen Touareg 

 

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.