4x4

Chevrolet Tahoe LT V8

Fue al otro lado del Atlántico donde nació el concepto de vehículo todo terreno para uso familiar y lúdico. Por la mentalidad de los usuarios norteamericanos, los conceptos de diseño a la hora de crear un TT difieren mucho de los criterios europeos. Con el nuevo Chevrolet Tahoe estas diferencias se han acortado, dejándose notar la intención de acercar al público europeo un producto típicamente americano.

Chevrolet Tahoe LT V8
Chevrolet Tahoe LT V8

La suspensión del nuevo Chevrolet Tahoe ha visto también como con la llegada de la electrónica, sus prestaciones han mejorado respecto a los sistemas convencionales. El sistema de amortiguación regulable Autoride, se adapta de manera instantánea a las características del firme, o a la carga que se transporte en ese momento. Mediante un compresor neumático, se llenan de aire los amortiguadores traseros hasta que la parte posterior se equilibra respecto al eje anterior. La parte delantera recibe un nuevo diseño, manteniendo la configuración independiente, barra de torsión como elemento elástico y estabilizadora de 32mm. En la parte posterior encontramos un sistema que nada tiene que ver con el anterior de ballestas. Aun manteniendo el eje rígido, la adopción de cinco brazos ofrece al Tahoe un guiado excepcional del eje trasero. Estas mejoras son palpables sobre todo en circulación por carretera.

Un aspecto que no se puede pasar por alto en un todo terreno de casi 2,5 toneladas de peso, y 180 km/h de velocidad punta son los frenos. Abandonando los arcaicos tambores en la parte trasera, el equipo de frenado del nuevo Tahoe esta a la altura de las circunstancias. Los discos ventilados en las cuatro ruedas, son lo suficientemente dimensionados (254 mm en la parte delantera, y 283 mm en la trasera) como para detener este Chevrolet sin ningún tipo de problema. El ABS viene ahora acompañado de un sistema de distribución de la frenada, que compensa la presión de frenado para evitar el bloqueo, y posterior activación del ABS. Sobre el papel el sistema debe de funcionar a la perfección, y sí lo hace, pero sólo sobre asfalto. En conducción campera la entrada casi constante del sistema ABS limita drásticamente la circulación por caminos de este vehículo. En nuestra prueba fueron varias las situaciones, en las que la excesiva sensibilidad de este elemento pusieron en peligro la integridad de la unidad de pruebas. Si no es necesario frenar, el comportamiento del Tahoe es bastante discreto debido en gran parte a sus enormes medidas y peso. Siempre que rodemos por pistas muy amplias y poco bacheadas todo irá bien. Es cuando encontramos algún agujero de consideración, cuando la falta de elemento elástico más enérgico, puede provocar que los bajos golpeen el suelo, acompañados del correspondiente tope de suspensión.