Skoda Fabia 1.9 TDi Elegance

El estreno del motor 1.9 TDi de 101 CV con la tecnología bomba-inyector asociada al turbo de geometría variable e intercooler es la revolución de los TDi. Su resultado es excitante y el Fabia se convierte en uno de los más rápidos de la categoría plantando cara a toda una referencia como el Ibiza TDi de 110 CV.

Skoda Fabia 1.9 TDi Elegance
Skoda Fabia 1.9 TDi Elegance

Por si todo esto fuera poco, el decisivo factor del precio también juega a favor del Fabia. Con dos niveles de acabado —el más económico es el Comfort— la oferta arranca con un precio de 2.198.000 pesetas, al que habría que añadir el aire acondicionado (150.000), sin olvidar que los elevalunas y el doble airbag delantero son de serie. Por parte del Ibiza, el más barato es el Signa, que cuesta 2.515.000 pesetas sin aire acondicionado (160.000). Aunque los rivales naturales del Fabia son los Diesel entre 80 y 90 CV, sus prestaciones le permiten codearse con mecánicas más potentes, como el Ibiza TDi 110 CV. Sin embargo, por precio se sitúa al mismo nivel del 206 2.0 HDi XT, Clio 1.9 dTi Alizé, Ibiza 1.9 TDi 90 CV y Polo 1.4 TDi. El Grupo Volkswagen apuesta por el monoinyector-bomba para conseguir que sus motores TDi basados en el cuatro cilindros de 1,9 litros cumplan la normativa de emisiones Euro 4, imperativa a partir de 2005. Una apuesta que configura la oferta del 1.9 TDi desde 90 hasta 130 CV, aunque el punto de partida podrían ser los 75 CV si tenemos en cuenta al Polo 1.4 TDi, con similar bloque, pero un cilindro menos. Para el Golf, Volkswagen guarda una sorpresa de 150 CV que coronará la familia Diesel de cuatro cilindros. El sistema de inyección que nos ocupa se estrenó, en combinación con el turbo de geometría variable, sobre el 1.9 TDi de 110 CV —que aún se mantiene en los Seat y Skoda, además de Audi A3—, y le permitió pasar a 115 CV, la potencia de que hoy disponen los Audi A4, VW Golf, Bora y Passat. Los siguientes en contar con este motor serán los recientemente presentados monovolúmen Sharan y Alhambra, en los que se combinará con turbo fijo alcanzando 90 CV (en el caso del Volkswagen, no para el mercado español). La tercera «vía» de este motor 1.9 TDi, y la primera con 101 CV de potencia —que se extenderá tanto a los futuros Polo como Ibiza—, es la del Fabia. La versión del Skoda podría considerarse como una «desinflada» del 115 CV, con cambios en la gestión del turbo, pues dispone de los mismos elementos mecánicos que éste, es decir, TGV, intercooler, etc. Para la versión más «potenciada» habrá que esperar a septiembre, cuando aparezca el remozado Audi A3 con su 1.9 TDi de 130 CV, siempre a la espera de ver cuándo se pone en marcha el Golf con veinte caballos más.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.