Seat León 2.0 TDI 140 CV Stylance

Este León es todo un caníbal, porque se ha comido a mordiscos a su predecesor. Más bonito, más grande, más deportivo, mejor acabado... Y que se anden con cuidado sus rivales. Tiene hambre de títulos y se le nota.

Seat León 2.0 TDI 140 CV Stylance
Seat León 2.0 TDI 140 CV Stylance

Además, la veteranía es todo un grado en esto de hacer coches. No olvides que el bastidor que usa nuestro protagonista ya lo llevan Golf, A3, Toledo y Altea. Pasa lo mismo con el motor, por ahora el Diesel más potente de toda la gama. Al antiguo León ya le pesaban los años. Por eso, Walter de Silva ha decidido que, en su nueva andadura, este modelo tenía que apostar por líneas más deportivas. La carrocería –aunque no lo creas- es de cinco puertas, pero han afilado tanto los lápices al trazar su lateral que parece un coupé. También han camuflado el gran portón del maletero. Ah, sí, y cómo no, ya lo habrás oído: es cierto que los limpiaparabrisas se esconden en el montante de la luna y barren al revés y que las manillas de las puertas traseras también juegan al despiste y se colocan en los laterales de las ventanillas. Si ya has descubierto cómo se abren las puertas, las sorpresas continúan. Cuando nos sentamos por primera vez en su interior, creímos que era mucho más amplio que su predecesor. Sin embargo, esto sólo es cierto a medias. Lo que este Seat ha ganado por un lado lo ha perdido por otro. Así, aumenta la anchura en las plazas delanteras (un centímetro), pero pierde casi dos en altura. En las plazas traseras, sí ha incrementado considerablemente la distancia al techo (hablamos de más de seis centímetros), pero –a su vez- pierde dos en anchura.

  Antiguo León Nuevo León
Altura asiento conductor 96 cm 94 cm
Anchura en plazas delanteras (hombros) 138 cm 139 cm
Altura en plazas traseras 94 cm 88 cm
Anchura en plazas traseras (hombros) 133 cm 135 cm

Además, hay incluso ciertos guiños copiados de los monovolúmenes: a los pies del asiento del conductor se esconde un cofre, existen generosas bolsas en los respaldos de los asientos... Incluso su maletero resulta de los más generosos del segmento: con 385 litros (según nuestras mediciones), sólo le supera el nuevo Focus (consulta el apartado de rivales). En comparación con el antiguo León resulta menos “plasticoso". El salpicadero juega con las líneas rectas, pero ya no es tan sobrio. Nuevos relojes con grafismos en blanco y rojo sobre fondo negro ayudan a quitarle seriedad al conjunto y apostar por un look más deportivo. Y llega el momento más esperado: nos ponemos al volante. Gracias a sus múltiples regulaciones, podemos encontrar la postura más adecuada. Las personas más altas no tendrán problemas, ya que el asiento se puede regular y bajar casi hasta el suelo. Sin embargo, la caña de la dirección resulta algo voluminosa: si eres de piernas XXL, puedes darte con él en las rodillas. Tampoco nos terminan de convencer los retrovisores y ese corte afilado que también lucen algunos Alfa. Cierto que son más bellos, pero restan visibilidad (además también te quitarán campo de visión los anchos montantes de los laterales). El acabado Stylance –sólo superado por el Sport Up- ofrece prácticamente de todo. Viene de serie con climatizador bizona, control de presión de neumáticos y de velocidad de crucero, llantas de aleación, mandos de radio en el volante, ordenador de viaje y pomo y volante de cuero. Eso sí, te recomendamos como opción el pack que incluye Bluetooth, radio CD y MP3 por 306 euros (recuerda que la multa por hablar con el móvil sin ningún dispositivo de manos libres asciende a 300 euros).

Pincha aquí para ver el vídeo
Pincha aquí para ver el vídeo
Pincha aquí para ver el vídeo
Pincha aquí para ver el vídeo
 
   
 

Le puedes encontrar parecido con el Altea y con el Toledo. Hay quien habla de que sus puertas traseras (con la apertura oculta en los montantes) son muy “Alfa". Cierto; todas estas creaciones llevan el sello del mismo gurú del diseño: Walter de Silva. Sin embargo, con sólo echar un vistazo al nuevo León, ¿quién se acuerda del antiguo?No olvides que ha sido el último en saltar al ruedo de los compactos. Seat se ha mostrado cauta y ha aprendido de los aciertos y de los errores que cometían sus competidores a la hora de renovar sus superventas: Mégane, A3, C4, Focus, Astra, Golf... Además, la veteranía es todo un grado en esto de hacer coches. No olvides que el bastidor que usa nuestro protagonista ya lo llevan Golf, A3, Toledo y Altea. Pasa lo mismo con el motor, por ahora el Diesel más potente de toda la gama. Al antiguo León ya le pesaban los años. Por eso, Walter de Silva ha decidido que, en su nueva andadura, este modelo tenía que apostar por líneas más deportivas. La carrocería –aunque no lo creas- es de cinco puertas, pero han afilado tanto los lápices al trazar su lateral que parece un coupé. También han camuflado el gran portón del maletero. Ah, sí, y cómo no, ya lo habrás oído: es cierto que los limpiaparabrisas se esconden en el montante de la luna y barren al revés y que las manillas de las puertas traseras también juegan al despiste y se colocan en los laterales de las ventanillas. Si ya has descubierto cómo se abren las puertas, las sorpresas continúan. Cuando nos sentamos por primera vez en su interior, creímos que era mucho más amplio que su predecesor. Sin embargo, esto sólo es cierto a medias. Lo que este Seat ha ganado por un lado lo ha perdido por otro. Así, aumenta la anchura en las plazas delanteras (un centímetro), pero pierde casi dos en altura. En las plazas traseras, sí ha incrementado considerablemente la distancia al techo (hablamos de más de seis centímetros), pero –a su vez- pierde dos en anchura.

  Antiguo León Nuevo León
Altura asiento conductor 96 cm 94 cm
Anchura en plazas delanteras (hombros) 138 cm 139 cm
Altura en plazas traseras 94 cm 88 cm
Anchura en plazas traseras (hombros) 133 cm 135 cm

Además, hay incluso ciertos guiños copiados de los monovolúmenes: a los pies del asiento del conductor se esconde un cofre, existen generosas bolsas en los respaldos de los asientos... Incluso su maletero resulta de los más generosos del segmento: con 385 litros (según nuestras mediciones), sólo le supera el nuevo Focus (consulta el apartado de rivales). En comparación con el antiguo León resulta menos “plasticoso". El salpicadero juega con las líneas rectas, pero ya no es tan sobrio. Nuevos relojes con grafismos en blanco y rojo sobre fondo negro ayudan a quitarle seriedad al conjunto y apostar por un look más deportivo. Y llega el momento más esperado: nos ponemos al volante. Gracias a sus múltiples regulaciones, podemos encontrar la postura más adecuada. Las personas más altas no tendrán problemas, ya que el asiento se puede regular y bajar casi hasta el suelo. Sin embargo, la caña de la dirección resulta algo voluminosa: si eres de piernas XXL, puedes darte con él en las rodillas. Tampoco nos terminan de convencer los retrovisores y ese corte afilado que también lucen algunos Alfa. Cierto que son más bellos, pero restan visibilidad (además también te quitarán campo de visión los anchos montantes de los laterales). El acabado Stylance –sólo superado por el Sport Up- ofrece prácticamente de todo. Viene de serie con climatizador bizona, control de presión de neumáticos y de velocidad de crucero, llantas de aleación, mandos de radio en el volante, ordenador de viaje y pomo y volante de cuero. Eso sí, te recomendamos como opción el pack que incluye Bluetooth, radio CD y MP3 por 306 euros (recuerda que la multa por hablar con el móvil sin ningún dispositivo de manos libres asciende a 300 euros).

Pincha aquí para ver el vídeo
Pincha aquí para ver el vídeo
Pincha aquí para ver el vídeo
Pincha aquí para ver el vídeo
 
   
 

Le puedes encontrar parecido con el Altea y con el Toledo. Hay quien habla de que sus puertas traseras (con la apertura oculta en los montantes) son muy “Alfa". Cierto; todas estas creaciones llevan el sello del mismo gurú del diseño: Walter de Silva. Sin embargo, con sólo echar un vistazo al nuevo León, ¿quién se acuerda del antiguo?No olvides que ha sido el último en saltar al ruedo de los compactos. Seat se ha mostrado cauta y ha aprendido de los aciertos y de los errores que cometían sus competidores a la hora de renovar sus superventas: Mégane, A3, C4, Focus, Astra, Golf...

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.