Seat Altea 2.0 FSI

Te diríamos que es un deportivo, pero sus formas de monovolumen lo desmienten. Lo clasificaríamos como “familiar", pero ofrece sensaciones dignas de los vehículos más dinámicos. ¿Dónde encaja este Altea? Buena pregunta, muy buena...

Por precio, planteamiento y dinamismo, el Focus C-Max es el rival más cercano al Altea. Su comportamiento también merece alabanzas, si bien no resulta tan deportivo como el modelo de Seat y su motor no ofrece prestaciones tan afinadas. Aunque es algo más barato, el equipamiento del Focus no es tan completo (por ejemplo, tendremos que pagar aparte el ESP). Eso sí, su habitáculo es más aprovechable que el del Altea y la capacidad del maletero también es superior.Tiene un equipamiento completo, su diseño es muy llamativo y su precio es competitivo. Sin embargo, la mejor baza del FR-V es su interior, con seis plazas reales muy aprovechables y un puesto de conducción que es pura ergonomía. No se muestra tan decidido como el Altea a la hora de afrontar trazados con curvas, pero, en cualquier caso, se desenvuelve con diligencia.El pionero en el segmento entra en todas las quinielas a la hora de sopesar la compra de un monovolumen. Argumentos no le faltan: habitabilidad notable, acabados correctos y el comportamiento que todo el mundo espera en un familiar… aderezado, en este caso, por un motor de 165 CV. La versión sin turbo de esta mecánica (con 136 CV) cuesta 1.400 euros menos y también se mueve con soltura.Aunque, de momento, no cuenta con el motor más potente del Altea, no podíamos cerrar el apartado de “Rivales" sin mencionar al Golf Plus. Este recién llegado emplea la misma plataforma que el modelo de Seat, aunque su suspensión no es tan firme. En cualquier caso, su comportamiento no admite tacha, sea cual sea el trazado.Por precio, planteamiento y dinamismo, el Focus C-Max es el rival más cercano al Altea. Su comportamiento también merece alabanzas, si bien no resulta tan deportivo como el modelo de Seat y su motor no ofrece prestaciones tan afinadas. Aunque es algo más barato, el equipamiento del Focus no es tan completo (por ejemplo, tendremos que pagar aparte el ESP). Eso sí, su habitáculo es más aprovechable que el del Altea y la capacidad del maletero también es superior.Tiene un equipamiento completo, su diseño es muy llamativo y su precio es competitivo. Sin embargo, la mejor baza del FR-V es su interior, con seis plazas reales muy aprovechables y un puesto de conducción que es pura ergonomía. No se muestra tan decidido como el Altea a la hora de afrontar trazados con curvas, pero, en cualquier caso, se desenvuelve con diligencia.El pionero en el segmento entra en todas las quinielas a la hora de sopesar la compra de un monovolumen. Argumentos no le faltan: habitabilidad notable, acabados correctos y el comportamiento que todo el mundo espera en un familiar… aderezado, en este caso, por un motor de 165 CV. La versión sin turbo de esta mecánica (con 136 CV) cuesta 1.400 euros menos y también se mueve con soltura.Aunque, de momento, no cuenta con el motor más potente del Altea, no podíamos cerrar el apartado de “Rivales" sin mencionar al Golf Plus. Este recién llegado emplea la misma plataforma que el modelo de Seat, aunque su suspensión no es tan firme. En cualquier caso, su comportamiento no admite tacha, sea cual sea el trazado.Por precio, planteamiento y dinamismo, el Focus C-Max es el rival más cercano al Altea. Su comportamiento también merece alabanzas, si bien no resulta tan deportivo como el modelo de Seat y su motor no ofrece prestaciones tan afinadas. Aunque es algo más barato, el equipamiento del Focus no es tan completo (por ejemplo, tendremos que pagar aparte el ESP). Eso sí, su habitáculo es más aprovechable que el del Altea y la capacidad del maletero también es superior.Tiene un equipamiento completo, su diseño es muy llamativo y su precio es competitivo. Sin embargo, la mejor baza del FR-V es su interior, con seis plazas reales muy aprovechables y un puesto de conducción que es pura ergonomía. No se muestra tan decidido como el Altea a la hora de afrontar trazados con curvas, pero, en cualquier caso, se desenvuelve con diligencia.El pionero en el segmento entra en todas las quinielas a la hora de sopesar la compra de un monovolumen. Argumentos no le faltan: habitabilidad notable, acabados correctos y el comportamiento que todo el mundo espera en un familiar… aderezado, en este caso, por un motor de 165 CV. La versión sin turbo de esta mecánica (con 136 CV) cuesta 1.400 euros menos y también se mueve con soltura.Aunque, de momento, no cuenta con el motor más potente del Altea, no podíamos cerrar el apartado de “Rivales" sin mencionar al Golf Plus. Este recién llegado emplea la misma plataforma que el modelo de Seat, aunque su suspensión no es tan firme. En cualquier caso, su comportamiento no admite tacha, sea cual sea el trazado.Por precio, planteamiento y dinamismo, el Focus C-Max es el rival más cercano al Altea. Su comportamiento también merece alabanzas, si bien no resulta tan deportivo como el modelo de Seat y su motor no ofrece prestaciones tan afinadas. Aunque es algo más barato, el equipamiento del Focus no es tan completo (por ejemplo, tendremos que pagar aparte el ESP). Eso sí, su habitáculo es más aprovechable que el del Altea y la capacidad del maletero también es superior.Tiene un equipamiento completo, su diseño es muy llamativo y su precio es competitivo. Sin embargo, la mejor baza del FR-V es su interior, con seis plazas reales muy aprovechables y un puesto de conducción que es pura ergonomía. No se muestra tan decidido como el Altea a la hora de afrontar trazados con curvas, pero, en cualquier caso, se desenvuelve con diligencia.El pionero en el segmento entra en todas las quinielas a la hora de sopesar la compra de un monovolumen. Argumentos no le faltan: habitabilidad notable, acabados correctos y el comportamiento que todo el mundo espera en un familiar… aderezado, en este caso, por un motor de 165 CV. La versión sin turbo de esta mecánica (con 136 CV) cuesta 1.400 euros menos y también se mueve con soltura.Aunque, de momento, no cuenta con el motor más potente del Altea, no podíamos cerrar el apartado de “Rivales" sin mencionar al Golf Plus. Este recién llegado emplea la misma plataforma que el modelo de Seat, aunque su suspensión no es tan firme. En cualquier caso, su comportamiento no admite tacha, sea cual sea el trazado.Por precio, planteamiento y dinamismo, el Focus C-Max es el rival más cercano al Altea. Su comportamiento también merece alabanzas, si bien no resulta tan deportivo como el modelo de Seat y su motor no ofrece prestaciones tan afinadas. Aunque es algo más barato, el equipamiento del Focus no es tan completo (por ejemplo, tendremos que pagar aparte el ESP). Eso sí, su habitáculo es más aprovechable que el del Altea y la capacidad del maletero también es superior.Tiene un equipamiento completo, su diseño es muy llamativo y su precio es competitivo. Sin embargo, la mejor baza del FR-V es su interior, con seis plazas reales muy aprovechables y un puesto de conducción que es pura ergonomía. No se muestra tan decidido como el Altea a la hora de afrontar trazados con curvas, pero, en cualquier caso, se desenvuelve con diligencia.El pionero en el segmento entra en todas las quinielas a la hora de sopesar la compra de un monovolumen. Argumentos no le faltan: habitabilidad notable, acabados correctos y el comportamiento que todo el mundo espera en un familiar… aderezado, en este caso, por un motor de 165 CV. La versión sin turbo de esta mecánica (con 136 CV) cuesta 1.400 euros menos y también se mueve con soltura.Aunque, de momento, no cuenta con el motor más potente del Altea, no podíamos cerrar el apartado de “Rivales" sin mencionar al Golf Plus. Este recién llegado emplea la misma plataforma que el modelo de Seat, aunque su suspensión no es tan firme. En cualquier caso, su comportamiento no admite tacha, sea cual sea el trazado.