Saab 9.3 2.0T Aero

El 2.0T Aero es la versión más potente y deportiva de la gama 9-3. Con 210 CV y una imagen deportiva con un toque de elegancia, este modelo supone una alternativa interesante, diferente y algo más barata ante la terna alemana BMW, Audi y Mercedes.

Cuesta unos 2.500 euros más, pero este sobreprecio se compensa con un nivel de potencia superior, 21 CV más, y el hecho de que es un BMW, con el prestigio que eso conlleva, sobre todo de cara al vecino. En cuanto al comportamiento, el 330 no tiene unas suspensiones tan firmes como el modelo sueco y tiene un enfoque más familiar que éste. La propulsión trasera, no obstante, otorga un plus de diversión al modelo de la marca bávara. El planteamiento de este Mondeo es muy similar al del 9-3: una berlina familiar a la que se le han añadido toques deportivos en el interior y en el exterior. El motor de este ST 220 es un V6 de funcionamiento muy agradable y con una entrega de potencia constante y suave. La estética rácing de este Mondeo es mucho más disimulada y hay que agudizar el ojo para darse cuenta de que estamos ante una versión especial. Si analizamos la habitabilidad, las cifras que obtenemos en las plazas traseras son más favorables a la berlina de Ford. Este modelo no es demasiado conocido para los clientes poco aficionados al automovilismo. Sin embargo, es un modelo muy atractivo por prestaciones y comportamiento dinámico, gracias a que incorpora un 3 litros de 214 CV y propulsión trasera. La habitabilidad juega en su contra frente al Saab 9-3 al igual que su imagen, mucho más familiar que el automóvil sueco. El modelo de Opel utiliza un propulsor de 3,2 litros de igual potencia que el 2.0 Turbo del Saab, pero lo que les diferencia es la forma en la que la entregan. El Vectra lo hace de manera más suave y progresiva, mientras que el 9-3 “contraataca" con un turbo que funciona de manera brillante. En los demás apartados están muy parejos, aunque el precio es una ventaja a favor del Vectra, que cuesta más de 6.000 euros menos. Cuesta unos 2.500 euros más, pero este sobreprecio se compensa con un nivel de potencia superior, 21 CV más, y el hecho de que es un BMW, con el prestigio que eso conlleva, sobre todo de cara al vecino. En cuanto al comportamiento, el 330 no tiene unas suspensiones tan firmes como el modelo sueco y tiene un enfoque más familiar que éste. La propulsión trasera, no obstante, otorga un plus de diversión al modelo de la marca bávara. El planteamiento de este Mondeo es muy similar al del 9-3: una berlina familiar a la que se le han añadido toques deportivos en el interior y en el exterior. El motor de este ST 220 es un V6 de funcionamiento muy agradable y con una entrega de potencia constante y suave. La estética rácing de este Mondeo es mucho más disimulada y hay que agudizar el ojo para darse cuenta de que estamos ante una versión especial. Si analizamos la habitabilidad, las cifras que obtenemos en las plazas traseras son más favorables a la berlina de Ford. Este modelo no es demasiado conocido para los clientes poco aficionados al automovilismo. Sin embargo, es un modelo muy atractivo por prestaciones y comportamiento dinámico, gracias a que incorpora un 3 litros de 214 CV y propulsión trasera. La habitabilidad juega en su contra frente al Saab 9-3 al igual que su imagen, mucho más familiar que el automóvil sueco. El modelo de Opel utiliza un propulsor de 3,2 litros de igual potencia que el 2.0 Turbo del Saab, pero lo que les diferencia es la forma en la que la entregan. El Vectra lo hace de manera más suave y progresiva, mientras que el 9-3 “contraataca" con un turbo que funciona de manera brillante. En los demás apartados están muy parejos, aunque el precio es una ventaja a favor del Vectra, que cuesta más de 6.000 euros menos. Cuesta unos 2.500 euros más, pero este sobreprecio se compensa con un nivel de potencia superior, 21 CV más, y el hecho de que es un BMW, con el prestigio que eso conlleva, sobre todo de cara al vecino. En cuanto al comportamiento, el 330 no tiene unas suspensiones tan firmes como el modelo sueco y tiene un enfoque más familiar que éste. La propulsión trasera, no obstante, otorga un plus de diversión al modelo de la marca bávara. El planteamiento de este Mondeo es muy similar al del 9-3: una berlina familiar a la que se le han añadido toques deportivos en el interior y en el exterior. El motor de este ST 220 es un V6 de funcionamiento muy agradable y con una entrega de potencia constante y suave. La estética rácing de este Mondeo es mucho más disimulada y hay que agudizar el ojo para darse cuenta de que estamos ante una versión especial. Si analizamos la habitabilidad, las cifras que obtenemos en las plazas traseras son más favorables a la berlina de Ford. Este modelo no es demasiado conocido para los clientes poco aficionados al automovilismo. Sin embargo, es un modelo muy atractivo por prestaciones y comportamiento dinámico, gracias a que incorpora un 3 litros de 214 CV y propulsión trasera. La habitabilidad juega en su contra frente al Saab 9-3 al igual que su imagen, mucho más familiar que el automóvil sueco. El modelo de Opel utiliza un propulsor de 3,2 litros de igual potencia que el 2.0 Turbo del Saab, pero lo que les diferencia es la forma en la que la entregan. El Vectra lo hace de manera más suave y progresiva, mientras que el 9-3 “contraataca" con un turbo que funciona de manera brillante. En los demás apartados están muy parejos, aunque el precio es una ventaja a favor del Vectra, que cuesta más de 6.000 euros menos. Cuesta unos 2.500 euros más, pero este sobreprecio se compensa con un nivel de potencia superior, 21 CV más, y el hecho de que es un BMW, con el prestigio que eso conlleva, sobre todo de cara al vecino. En cuanto al comportamiento, el 330 no tiene unas suspensiones tan firmes como el modelo sueco y tiene un enfoque más familiar que éste. La propulsión trasera, no obstante, otorga un plus de diversión al modelo de la marca bávara. El planteamiento de este Mondeo es muy similar al del 9-3: una berlina familiar a la que se le han añadido toques deportivos en el interior y en el exterior. El motor de este ST 220 es un V6 de funcionamiento muy agradable y con una entrega de potencia constante y suave. La estética rácing de este Mondeo es mucho más disimulada y hay que agudizar el ojo para darse cuenta de que estamos ante una versión especial. Si analizamos la habitabilidad, las cifras que obtenemos en las plazas traseras son más favorables a la berlina de Ford. Este modelo no es demasiado conocido para los clientes poco aficionados al automovilismo. Sin embargo, es un modelo muy atractivo por prestaciones y comportamiento dinámico, gracias a que incorpora un 3 litros de 214 CV y propulsión trasera. La habitabilidad juega en su contra frente al Saab 9-3 al igual que su imagen, mucho más familiar que el automóvil sueco. El modelo de Opel utiliza un propulsor de 3,2 litros de igual potencia que el 2.0 Turbo del Saab, pero lo que les diferencia es la forma en la que la entregan. El Vectra lo hace de manera más suave y progresiva, mientras que el 9-3 “contraataca" con un turbo que funciona de manera brillante. En los demás apartados están muy parejos, aunque el precio es una ventaja a favor del Vectra, que cuesta más de 6.000 euros menos.

Los mejores vídeos