Peugeot Partner Universal Studios Port Aventura 2.0 HDi 90

Con el estreno del motor HDi en la edición limitada Universal Studios Port Aventura, Peugeot dota a la Partner de 19 CV más en sus versiones Diesel, convirtiéndose en un vehículo mucho más cómodo para recorrer grandes distancias. Con este fin se incorporan novedades en el equipamiento de serie, haciendo más confortable un viaje en familia.

Peugeot Partner Universal Studios Port Aventura 2.0 HDi 90
Peugeot Partner Universal Studios Port Aventura 2.0 HDi 90

Las modificaciones más importantes en el nuevo Partner son el propulsor Diesel de inyección directa “Common Rail" y la doble puerta lateral, con la que reafirma su intención de convertirse en un vehículo que inaugure una tercera vía de comercialización, englobando a un público que busca disfrutar durante su tiempo de ocio familiar de las mismas prestaciones que obtiene en su trabajo diario: sitio suficiente para cinco personas y un espacio de carga de 2 m3. El aumento de potencia conseguido con la nueva mecánica le sitúa en una posición muy buena respecto a sus rivales , Citroën Berlingo y Fiat Dobló. La primera cu enta con motor y potencia idénticas, pero no desarrolla la misma velocidad máxima. En cuanto al Dobló, que hace uso del mismo concepto de automóvil familiar y de trabajo, cuenta con una versión Diesel de 63 CV que se queda por debajo de las prestaciones que ofrece Peugeot, aunque hay que tener en cuenta que después del verano lanzará el modelo turbodiésel JTD, con 100 CV y entonces sí será un serio competidor. Las mejoras respecto a su “hermano pequeño" (con mecánica Diesel 1.9) son evidentes: 19 CV más y un par de 205 Nm a 1.900 rpm (frente a los 110 Nm-2.000 rpm que desarrolla el motor 1.9). El propulsor HDi, con turbocompresor autorregulado que otorga una sobrealimentación de 0,95 bares, cuenta con inyección directa a alta presión, aligeramiento de las piezas móviles y reducción de las fricciones, con lo que se consigue el par máximo a menor régimen, así como una reducción del consumo (el gasto medio de combustible no llega a los 6 litros cada 100 km.). También disminuyen las emisiones de gases contaminantes y el nivel sonoro y vibratorio, si bien los neumáticos introducen bastante ruido dentro del habitáculo, que se acusa sobre todo en la parte trasera, poco aislada y difícil de mitigar con la enorme caja de resonancia que es el enorme espacio para carga.