Peugeot 307 SW 2.0 16v

Ponga la modularidad de un monovolumen, añada la agilidad de una berlina, agítelo con un motor 2.0 de 136 CV, remueva con unos cuantos guiños estéticos, no escatime equipamiento y añada de guinda un gigantesco techo acristalado…El resultado, el Peugeot 307 SW, un coche que se adapta a sus pasajeros y no a la inversa.

Peugeot 307 SW 2.0 16v
Peugeot 307 SW 2.0 16v

El Focus Wagon sería rival más directo del 307 Break: dos opciones de vehículos familiares, con ciertas dosis de dinamismo y dotados de un generoso maletero. Obviamente, la modularidad no es ningún punto fuerte de este modelo de cinco puertas. Además, el motor de este Focus -un 1,6 litros- se queda algo cortito en comparación con el 2,0 litros de Peugeot, pero no deja de ser una opción a tener en cuenta. Uno de sus principales encantos es el precio: 15.390 euros (2.560.681 pesetas). Sin embargo, su equipamiento es más escaso: no incluye climatizador (1.390 euros; 231.277 pesetas). Honda lo presentó en su día como "un coupé de siete plazas" y, lejos de eslóganes publicitarios, lo cierto es que el Stream es el modelo "más deportivo" dentro de este escaso sector de los siete plazas. Los dos asientos de la tercera fila -al igual que los del 307 SW- quedan muy limitados para niños y para desplazamientos muy cortos (son muy rígidos y el acceso resulta muy complicado). Tiene menos modularidad que el modelo de Peugeot, aunque no le faltan ciertos "guiños útiles" (múltiples posavasos, mesitas…). Las marcas del Stream son impresionantes -9,3 segundos en el 0 a 100 km/h; 205 km/h de velocidad máxima- gracias a su eficaz motor de dos litros y 156 CV. Por su parte, Peugeot presenta un modelo más económico (la diferencia oscila entre los 2.500 euros; 415.965 pesetas).

El Zafira tiene mejor resueltas las plazas de la tercera fila, que quedan ocultas en el suelo del piso. El 307 SW, por su parte, presenta un interior con un diseño más moderno y mejor acabado. La diferencia de precio se decanta a favor del modelo de Opel, pero, si tenemos en cuenta que el control de estabilidad (426 euros; 70.880 pesetas) y el techo panorámico (902 euros, 150.080 pesetas) se pagan aparte, el modelo de Peugeot resulta más económico. Un motor de menor cilindrada, un mayor peso y una peor aerodinámica pasan factura en la lucha contra el crono del Opel: pierde casi un segundo en el 0-100 km/h respecto al 307 y la velocidad máxima es de 188 km/h frente a los 200 de su rival.

El Scénic milita claramente en el apartado de los monovolumen, pero, desde su aparición, siempre se ha citado como un ejemplo de modularidad. El 307 SW ha intentado encontrar esta versatilidad y añadirle un comportamiento algo más dinámico, propio de una berlina, pero, según los datos oficiales, parece que no ha conseguido separarse demasiado del modelo de Renault: éste incluso consigue pasar de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos, frente a los 10,5 de su rival. También tiene un consumo más contenido y mejor precio de entrada, pero no se encuentra al mismo nivel de equipamiento que el 307 SW. A los 19.550 euros (3.252.846 pesetas) de los que parte el Scénic de base hay que sumar 416 euros (69.217 pesetas), y 624 euros (103.825 pesetas) del climatizador. Además, si queremos contar con un techo panorámico, tendremos que añadir otros 900 euros (149.747 pesetas). El Focus Wagon sería rival más directo del 307 Break: dos opciones de vehículos familiares, con ciertas dosis de dinamismo y dotados de un generoso maletero. Obviamente, la modularidad no es ningún punto fuerte de este modelo de cinco puertas. Además, el motor de este Focus -un 1,6 litros- se queda algo cortito en comparación con el 2,0 litros de Peugeot, pero no deja de ser una opción a tener en cuenta. Uno de sus principales encantos es el precio: 15.390 euros (2.560.681 pesetas). Sin embargo, su equipamiento es más escaso: no incluye climatizador (1.390 euros; 231.277 pesetas). Honda lo presentó en su día como "un coupé de siete plazas" y, lejos de eslóganes publicitarios, lo cierto es que el Stream es el modelo "más deportivo" dentro de este escaso sector de los siete plazas. Los dos asientos de la tercera fila -al igual que los del 307 SW- quedan muy limitados para niños y para desplazamientos muy cortos (son muy rígidos y el acceso resulta muy complicado). Tiene menos modularidad que el modelo de Peugeot, aunque no le faltan ciertos "guiños útiles" (múltiples posavasos, mesitas…). Las marcas del Stream son impresionantes -9,3 segundos en el 0 a 100 km/h; 205 km/h de velocidad máxima- gracias a su eficaz motor de dos litros y 156 CV. Por su parte, Peugeot presenta un modelo más económico (la diferencia oscila entre los 2.500 euros; 415.965 pesetas).

El Zafira tiene mejor resueltas las plazas de la tercera fila, que quedan ocultas en el suelo del piso. El 307 SW, por su parte, presenta un interior con un diseño más moderno y mejor acabado. La diferencia de precio se decanta a favor del modelo de Opel, pero, si tenemos en cuenta que el control de estabilidad (426 euros; 70.880 pesetas) y el techo panorámico (902 euros, 150.080 pesetas) se pagan aparte, el modelo de Peugeot resulta más económico. Un motor de menor cilindrada, un mayor peso y una peor aerodinámica pasan factura en la lucha contra el crono del Opel: pierde casi un segundo en el 0-100 km/h respecto al 307 y la velocidad máxima es de 188 km/h frente a los 200 de su rival.

El Scénic milita claramente en el apartado de los monovolumen, pero, desde su aparición, siempre se ha citado como un ejemplo de modularidad. El 307 SW ha intentado encontrar esta versatilidad y añadirle un comportamiento algo más dinámico, propio de una berlina, pero, según los datos oficiales, parece que no ha conseguido separarse demasiado del modelo de Renault: éste incluso consigue pasar de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos, frente a los 10,5 de su rival. También tiene un consumo más contenido y mejor precio de entrada, pero no se encuentra al mismo nivel de equipamiento que el 307 SW. A los 19.550 euros (3.252.846 pesetas) de los que parte el Scénic de base hay que sumar 416 euros (69.217 pesetas), y 624 euros (103.825 pesetas) del climatizador. Además, si queremos contar con un techo panorámico, tendremos que añadir otros 900 euros (149.747 pesetas). El Focus Wagon sería rival más directo del 307 Break: dos opciones de vehículos familiares, con ciertas dosis de dinamismo y dotados de un generoso maletero. Obviamente, la modularidad no es ningún punto fuerte de este modelo de cinco puertas. Además, el motor de este Focus -un 1,6 litros- se queda algo cortito en comparación con el 2,0 litros de Peugeot, pero no deja de ser una opción a tener en cuenta. Uno de sus principales encantos es el precio: 15.390 euros (2.560.681 pesetas). Sin embargo, su equipamiento es más escaso: no incluye climatizador (1.390 euros; 231.277 pesetas). Honda lo presentó en su día como "un coupé de siete plazas" y, lejos de eslóganes publicitarios, lo cierto es que el Stream es el modelo "más deportivo" dentro de este escaso sector de los siete plazas. Los dos asientos de la tercera fila -al igual que los del 307 SW- quedan muy limitados para niños y para desplazamientos muy cortos (son muy rígidos y el acceso resulta muy complicado). Tiene menos modularidad que el modelo de Peugeot, aunque no le faltan ciertos "guiños útiles" (múltiples posavasos, mesitas…). Las marcas del Stream son impresionantes -9,3 segundos en el 0 a 100 km/h; 205 km/h de velocidad máxima- gracias a su eficaz motor de dos litros y 156 CV. Por su parte, Peugeot presenta un modelo más económico (la diferencia oscila entre los 2.500 euros; 415.965 pesetas).

El Zafira tiene mejor resueltas las plazas de la tercera fila, que quedan ocultas en el suelo del piso. El 307 SW, por su parte, presenta un interior con un diseño más moderno y mejor acabado. La diferencia de precio se decanta a favor del modelo de Opel, pero, si tenemos en cuenta que el control de estabilidad (426 euros; 70.880 pesetas) y el techo panorámico (902 euros, 150.080 pesetas) se pagan aparte, el modelo de Peugeot resulta más económico. Un motor de menor cilindrada, un mayor peso y una peor aerodinámica pasan factura en la lucha contra el crono del Opel: pierde casi un segundo en el 0-100 km/h respecto al 307 y la velocidad máxima es de 188 km/h frente a los 200 de su rival.

El Scénic milita claramente en el apartado de los monovolumen, pero, desde su aparición, siempre se ha citado como un ejemplo de modularidad. El 307 SW ha intentado encontrar esta versatilidad y añadirle un comportamiento algo más dinámico, propio de una berlina, pero, según los datos oficiales, parece que no ha conseguido separarse demasiado del modelo de Renault: éste incluso consigue pasar de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos, frente a los 10,5 de su rival. También tiene un consumo más contenido y mejor precio de entrada, pero no se encuentra al mismo nivel de equipamiento que el 307 SW. A los 19.550 euros (3.252.846 pesetas) de los que parte el Scénic de base hay que sumar 416 euros (69.217 pesetas), y 624 euros (103.825 pesetas) del climatizador. Además, si queremos contar con un techo panorámico, tendremos que añadir otros 900 euros (149.747 pesetas). El Focus Wagon sería rival más directo del 307 Break: dos opciones de vehículos familiares, con ciertas dosis de dinamismo y dotados de un generoso maletero. Obviamente, la modularidad no es ningún punto fuerte de este modelo de cinco puertas. Además, el motor de este Focus -un 1,6 litros- se queda algo cortito en comparación con el 2,0 litros de Peugeot, pero no deja de ser una opción a tener en cuenta. Uno de sus principales encantos es el precio: 15.390 euros (2.560.681 pesetas). Sin embargo, su equipamiento es más escaso: no incluye climatizador (1.390 euros; 231.277 pesetas). Honda lo presentó en su día como "un coupé de siete plazas" y, lejos de eslóganes publicitarios, lo cierto es que el Stream es el modelo "más deportivo" dentro de este escaso sector de los siete plazas. Los dos asientos de la tercera fila -al igual que los del 307 SW- quedan muy limitados para niños y para desplazamientos muy cortos (son muy rígidos y el acceso resulta muy complicado). Tiene menos modularidad que el modelo de Peugeot, aunque no le faltan ciertos "guiños útiles" (múltiples posavasos, mesitas…). Las marcas del Stream son impresionantes -9,3 segundos en el 0 a 100 km/h; 205 km/h de velocidad máxima- gracias a su eficaz motor de dos litros y 156 CV. Por su parte, Peugeot presenta un modelo más económico (la diferencia oscila entre los 2.500 euros; 415.965 pesetas).

El Zafira tiene mejor resueltas las plazas de la tercera fila, que quedan ocultas en el suelo del piso. El 307 SW, por su parte, presenta un interior con un diseño más moderno y mejor acabado. La diferencia de precio se decanta a favor del modelo de Opel, pero, si tenemos en cuenta que el control de estabilidad (426 euros; 70.880 pesetas) y el techo panorámico (902 euros, 150.080 pesetas) se pagan aparte, el modelo de Peugeot resulta más económico. Un motor de menor cilindrada, un mayor peso y una peor aerodinámica pasan factura en la lucha contra el crono del Opel: pierde casi un segundo en el 0-100 km/h respecto al 307 y la velocidad máxima es de 188 km/h frente a los 200 de su rival.

El Scénic milita claramente en el apartado de los monovolumen, pero, desde su aparición, siempre se ha citado como un ejemplo de modularidad. El 307 SW ha intentado encontrar esta versatilidad y añadirle un comportamiento algo más dinámico, propio de una berlina, pero, según los datos oficiales, parece que no ha conseguido separarse demasiado del modelo de Renault: éste incluso consigue pasar de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos, frente a los 10,5 de su rival. También tiene un consumo más contenido y mejor precio de entrada, pero no se encuentra al mismo nivel de equipamiento que el 307 SW. A los 19.550 euros (3.252.846 pesetas) de los que parte el Scénic de base hay que sumar 416 euros (69.217 pesetas), y 624 euros (103.825 pesetas) del climatizador. Además, si queremos contar con un techo panorámico, tendremos que añadir otros 900 euros (149.747 pesetas).

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.