Opel Vectra 1.9 CDTi 120 CV GTS

Ya has elegido coche. Te has decantado por uno, pero ‘‘cómo vestirlo’’. La elección de una buena mecánica es tan importante como escoger el modelo en sí. Opel lo sabe y ha añadido un nuevo CDTi de 120 CV al Vectra. ¿Le irá bien?

El C5 monta un motor más potente y eso se nota, sobre todo en las recuperaciones. Además, los caballos extra no pasan factura en el consumo: algo más reducido que en el Vectra y uno de los mejores de la categoría.
En su contra, presenta un precio más alto y el acabado no nos resulta tan agradable como el de su rival. Una vez más, el Mondeo presume de bastidor frente a los modelos que le salen al paso. Su comportamiento es excelente: lástima que Ford cobre aparte el control de estabilidad.
Aunque la mecánica que monta este Ford es algo menos potente que la del Vectra, se muestra mucho más despierta a bajas vueltas y también se estira más. Eso sí, resulta un poco más lento que su rival y le anda a la par en recuperaciones y consumos.
Tampoco te fíes de sus medidas: aunque parte con menos centímetros de carrocería que el resto de modelos que analizamos, presenta una generosa cota de longitud para las plazas traseras y un maletero más que amplio. Un poco de aire fresco ante tanto coche de corte clásico. Las líneas del Primera todavía siguen llamando la atención y es que Nissan apuesta por un look vanguardista, que representa perfectamente lo que nos vamos a encontrar en su interior: un cuadro de mandos muy ergonómico coronado con una gran pantalla de televisión...
¿Y en carretera? Es rápido (sólo le ganaría el superpoderoso Passat, que por algo monta una mecánica de 150 CV).
El espacio es uno de sus debes: más pequeño que el Vectra, pero también muy bien presentado. Es el último recién llegado. Acaba de salir al mercado y su estética le diferencia del resto.
El motor HDi que monta –como el resto de los de la familia Peugeot- destaca por su suavidad, pero, además, es más potente que el de su rival y las diferencias se notan en carretera: un poco más rápido, recupera de forma más contundente. En su contra, unos consumos superiores.
Su diseño interior también es más actual, pero no ofrece tanto espacio como el Vectra. El Laguna puede presumir de una buena relación calidad/precio: unos 3.000 euros más barato que el resto de sus rivales, no echamos en falta nada en su interior. Esta versión incorpora un motor de 120 CV, a los que sabe sacar partido.
No es tan espacioso como el Vectra, que le deja francamente en evidencia si comparamos sus maleteros. Según nuestras mediciones, este Renault cuenta con 420 litros para el equipaje, frente a los 495 del Vectra. El Passat recurre al 1.9 Tdi que, aunque nominalmente da 130 CV, se estira hasta más allá de los 150. Las diferencias con el resto de modelos son pasmosas sea cual sea el apartado que analicemos: consumos, aceleraciones, recuperaciones... Incluso suena menos que el resto. Eso sí, también lo notaremos –y mucho- en el precio: se acerca a los 30.000 euros (los seis millones de las inolvidables pesetas). El C5 monta un motor más potente y eso se nota, sobre todo en las recuperaciones. Además, los caballos extra no pasan factura en el consumo: algo más reducido que en el Vectra y uno de los mejores de la categoría.
En su contra, presenta un precio más alto y el acabado no nos resulta tan agradable como el de su rival. Una vez más, el Mondeo presume de bastidor frente a los modelos que le salen al paso. Su comportamiento es excelente: lástima que Ford cobre aparte el control de estabilidad.
Aunque la mecánica que monta este Ford es algo menos potente que la del Vectra, se muestra mucho más despierta a bajas vueltas y también se estira más. Eso sí, resulta un poco más lento que su rival y le anda a la par en recuperaciones y consumos.
Tampoco te fíes de sus medidas: aunque parte con menos centímetros de carrocería que el resto de modelos que analizamos, presenta una generosa cota de longitud para las plazas traseras y un maletero más que amplio. Un poco de aire fresco ante tanto coche de corte clásico. Las líneas del Primera todavía siguen llamando la atención y es que Nissan apuesta por un look vanguardista, que representa perfectamente lo que nos vamos a encontrar en su interior: un cuadro de mandos muy ergonómico coronado con una gran pantalla de televisión...
¿Y en carretera? Es rápido (sólo le ganaría el superpoderoso Passat, que por algo monta una mecánica de 150 CV).
El espacio es uno de sus debes: más pequeño que el Vectra, pero también muy bien presentado. Es el último recién llegado. Acaba de salir al mercado y su estética le diferencia del resto.
El motor HDi que monta –como el resto de los de la familia Peugeot- destaca por su suavidad, pero, además, es más potente que el de su rival y las diferencias se notan en carretera: un poco más rápido, recupera de forma más contundente. En su contra, unos consumos superiores.
Su diseño interior también es más actual, pero no ofrece tanto espacio como el Vectra. El Laguna puede presumir de una buena relación calidad/precio: unos 3.000 euros más barato que el resto de sus rivales, no echamos en falta nada en su interior. Esta versión incorpora un motor de 120 CV, a los que sabe sacar partido.
No es tan espacioso como el Vectra, que le deja francamente en evidencia si comparamos sus maleteros. Según nuestras mediciones, este Renault cuenta con 420 litros para el equipaje, frente a los 495 del Vectra. El Passat recurre al 1.9 Tdi que, aunque nominalmente da 130 CV, se estira hasta más allá de los 150. Las diferencias con el resto de modelos son pasmosas sea cual sea el apartado que analicemos: consumos, aceleraciones, recuperaciones... Incluso suena menos que el resto. Eso sí, también lo notaremos –y mucho- en el precio: se acerca a los 30.000 euros (los seis millones de las inolvidables pesetas). El C5 monta un motor más potente y eso se nota, sobre todo en las recuperaciones. Además, los caballos extra no pasan factura en el consumo: algo más reducido que en el Vectra y uno de los mejores de la categoría.
En su contra, presenta un precio más alto y el acabado no nos resulta tan agradable como el de su rival. Una vez más, el Mondeo presume de bastidor frente a los modelos que le salen al paso. Su comportamiento es excelente: lástima que Ford cobre aparte el control de estabilidad.
Aunque la mecánica que monta este Ford es algo menos potente que la del Vectra, se muestra mucho más despierta a bajas vueltas y también se estira más. Eso sí, resulta un poco más lento que su rival y le anda a la par en recuperaciones y consumos.
Tampoco te fíes de sus medidas: aunque parte con menos centímetros de carrocería que el resto de modelos que analizamos, presenta una generosa cota de longitud para las plazas traseras y un maletero más que amplio. Un poco de aire fresco ante tanto coche de corte clásico. Las líneas del Primera todavía siguen llamando la atención y es que Nissan apuesta por un look vanguardista, que representa perfectamente lo que nos vamos a encontrar en su interior: un cuadro de mandos muy ergonómico coronado con una gran pantalla de televisión...
¿Y en carretera? Es rápido (sólo le ganaría el superpoderoso Passat, que por algo monta una mecánica de 150 CV).
El espacio es uno de sus debes: más pequeño que el Vectra, pero también muy bien presentado. Es el último recién llegado. Acaba de salir al mercado y su estética le diferencia del resto.
El motor HDi que monta –como el resto de los de la familia Peugeot- destaca por su suavidad, pero, además, es más potente que el de su rival y las diferencias se notan en carretera: un poco más rápido, recupera de forma más contundente. En su contra, unos consumos superiores.
Su diseño interior también es más actual, pero no ofrece tanto espacio como el Vectra. El Laguna puede presumir de una buena relación calidad/precio: unos 3.000 euros más barato que el resto de sus rivales, no echamos en falta nada en su interior. Esta versión incorpora un motor de 120 CV, a los que sabe sacar partido.
No es tan espacioso como el Vectra, que le deja francamente en evidencia si comparamos sus maleteros. Según nuestras mediciones, este Renault cuenta con 420 litros para el equipaje, frente a los 495 del Vectra. El Passat recurre al 1.9 Tdi que, aunque nominalmente da 130 CV, se estira hasta más allá de los 150. Las diferencias con el resto de modelos son pasmosas sea cual sea el apartado que analicemos: consumos, aceleraciones, recuperaciones... Incluso suena menos que el resto. Eso sí, también lo notaremos –y mucho- en el precio: se acerca a los 30.000 euros (los seis millones de las inolvidables pesetas). El C5 monta un motor más potente y eso se nota, sobre todo en las recuperaciones. Además, los caballos extra no pasan factura en el consumo: algo más reducido que en el Vectra y uno de los mejores de la categoría.
En su contra, presenta un precio más alto y el acabado no nos resulta tan agradable como el de su rival. Una vez más, el Mondeo presume de bastidor frente a los modelos que le salen al paso. Su comportamiento es excelente: lástima que Ford cobre aparte el control de estabilidad.
Aunque la mecánica que monta este Ford es algo menos potente que la del Vectra, se muestra mucho más despierta a bajas vueltas y también se estira más. Eso sí, resulta un poco más lento que su rival y le anda a la par en recuperaciones y consumos.
Tampoco te fíes de sus medidas: aunque parte con menos centímetros de carrocería que el resto de modelos que analizamos, presenta una generosa cota de longitud para las plazas traseras y un maletero más que amplio. Un poco de aire fresco ante tanto coche de corte clásico. Las líneas del Primera todavía siguen llamando la atención y es que Nissan apuesta por un look vanguardista, que representa perfectamente lo que nos vamos a encontrar en su interior: un cuadro de mandos muy ergonómico coronado con una gran pantalla de televisión...
¿Y en carretera? Es rápido (sólo le ganaría el superpoderoso Passat, que por algo monta una mecánica de 150 CV).
El espacio es uno de sus debes: más pequeño que el Vectra, pero también muy bien presentado. Es el último recién llegado. Acaba de salir al mercado y su estética le diferencia del resto.
El motor HDi que monta –como el resto de los de la familia Peugeot- destaca por su suavidad, pero, además, es más potente que el de su rival y las diferencias se notan en carretera: un poco más rápido, recupera de forma más contundente. En su contra, unos consumos superiores.
Su diseño interior también es más actual, pero no ofrece tanto espacio como el Vectra. El Laguna puede presumir de una buena relación calidad/precio: unos 3.000 euros más barato que el resto de sus rivales, no echamos en falta nada en su interior. Esta versión incorpora un motor de 120 CV, a los que sabe sacar partido.
No es tan espacioso como el Vectra, que le deja francamente en evidencia si comparamos sus maleteros. Según nuestras mediciones, este Renault cuenta con 420 litros para el equipaje, frente a los 495 del Vectra. El Passat recurre al 1.9 Tdi que, aunque nominalmente da 130 CV, se estira hasta más allá de los 150. Las diferencias con el resto de modelos son pasmosas sea cual sea el apartado que analicemos: consumos, aceleraciones, recuperaciones... Incluso suena menos que el resto. Eso sí, también lo notaremos –y mucho- en el precio: se acerca a los 30.000 euros (los seis millones de las inolvidables pesetas). El C5 monta un motor más potente y eso se nota, sobre todo en las recuperaciones. Además, los caballos extra no pasan factura en el consumo: algo más reducido que en el Vectra y uno de los mejores de la categoría.
En su contra, presenta un precio más alto y el acabado no nos resulta tan agradable como el de su rival. Una vez más, el Mondeo presume de bastidor frente a los modelos que le salen al paso. Su comportamiento es excelente: lástima que Ford cobre aparte el control de estabilidad.
Aunque la mecánica que monta este Ford es algo menos potente que la del Vectra, se muestra mucho más despierta a bajas vueltas y también se estira más. Eso sí, resulta un poco más lento que su rival y le anda a la par en recuperaciones y consumos.
Tampoco te fíes de sus medidas: aunque parte con menos centímetros de carrocería que el resto de modelos que analizamos, presenta una generosa cota de longitud para las plazas traseras y un maletero más que amplio. Un poco de aire fresco ante tanto coche de corte clásico. Las líneas del Primera todavía siguen llamando la atención y es que Nissan apuesta por un look vanguardista, que representa perfectamente lo que nos vamos a encontrar en su interior: un cuadro de mandos muy ergonómico coronado con una gran pantalla de televisión...
¿Y en carretera? Es rápido (sólo le ganaría el superpoderoso Passat, que por algo monta una mecánica de 150 CV).
El espacio es uno de sus debes: más pequeño que el Vectra, pero también muy bien presentado. Es el último recién llegado. Acaba de salir al mercado y su estética le diferencia del resto.
El motor HDi que monta –como el resto de los de la familia Peugeot- destaca por su suavidad, pero, además, es más potente que el de su rival y las diferencias se notan en carretera: un poco más rápido, recupera de forma más contundente. En su contra, unos consumos superiores.
Su diseño interior también es más actual, pero no ofrece tanto espacio como el Vectra. El Laguna puede presumir de una buena relación calidad/precio: unos 3.000 euros más barato que el resto de sus rivales, no echamos en falta nada en su interior. Esta versión incorpora un motor de 120 CV, a los que sabe sacar partido.
No es tan espacioso como el Vectra, que le deja francamente en evidencia si comparamos sus maleteros. Según nuestras mediciones, este Renault cuenta con 420 litros para el equipaje, frente a los 495 del Vectra. El Passat recurre al 1.9 Tdi que, aunque nominalmente da 130 CV, se estira hasta más allá de los 150. Las diferencias con el resto de modelos son pasmosas sea cual sea el apartado que analicemos: consumos, aceleraciones, recuperaciones... Incluso suena menos que el resto. Eso sí, también lo notaremos –y mucho- en el precio: se acerca a los 30.000 euros (los seis millones de las inolvidables pesetas). El C5 monta un motor más potente y eso se nota, sobre todo en las recuperaciones. Además, los caballos extra no pasan factura en el consumo: algo más reducido que en el Vectra y uno de los mejores de la categoría.
En su contra, presenta un precio más alto y el acabado no nos resulta tan agradable como el de su rival. Una vez más, el Mondeo presume de bastidor frente a los modelos que le salen al paso. Su comportamiento es excelente: lástima que Ford cobre aparte el control de estabilidad.
Aunque la mecánica que monta este Ford es algo menos potente que la del Vectra, se muestra mucho más despierta a bajas vueltas y también se estira más. Eso sí, resulta un poco más lento que su rival y le anda a la par en recuperaciones y consumos.
Tampoco te fíes de sus medidas: aunque parte con menos centímetros de carrocería que el resto de modelos que analizamos, presenta una generosa cota de longitud para las plazas traseras y un maletero más que amplio. Un poco de aire fresco ante tanto coche de corte clásico. Las líneas del Primera todavía siguen llamando la atención y es que Nissan apuesta por un look vanguardista, que representa perfectamente lo que nos vamos a encontrar en su interior: un cuadro de mandos muy ergonómico coronado con una gran pantalla de televisión...
¿Y en carretera? Es rápido (sólo le ganaría el superpoderoso Passat, que por algo monta una mecánica de 150 CV).
El espacio es uno de sus debes: más pequeño que el Vectra, pero también muy bien presentado. Es el último recién llegado. Acaba de salir al mercado y su estética le diferencia del resto.
El motor HDi que monta –como el resto de los de la familia Peugeot- destaca por su suavidad, pero, además, es más potente que el de su rival y las diferencias se notan en carretera: un poco más rápido, recupera de forma más contundente. En su contra, unos consumos superiores.
Su diseño interior también es más actual, pero no ofrece tanto espacio como el Vectra. El Laguna puede presumir de una buena relación calidad/precio: unos 3.000 euros más barato que el resto de sus rivales, no echamos en falta nada en su interior. Esta versión incorpora un motor de 120 CV, a los que sabe sacar partido.
No es tan espacioso como el Vectra, que le deja francamente en evidencia si comparamos sus maleteros. Según nuestras mediciones, este Renault cuenta con 420 litros para el equipaje, frente a los 495 del Vectra. El Passat recurre al 1.9 Tdi que, aunque nominalmente da 130 CV, se estira hasta más allá de los 150. Las diferencias con el resto de modelos son pasmosas sea cual sea el apartado que analicemos: consumos, aceleraciones, recuperaciones... Incluso suena menos que el resto. Eso sí, también lo notaremos –y mucho- en el precio: se acerca a los 30.000 euros (los seis millones de las inolvidables pesetas). El C5 monta un motor más potente y eso se nota, sobre todo en las recuperaciones. Además, los caballos extra no pasan factura en el consumo: algo más reducido que en el Vectra y uno de los mejores de la categoría.
En su contra, presenta un precio más alto y el acabado no nos resulta tan agradable como el de su rival. Una vez más, el Mondeo presume de bastidor frente a los modelos que le salen al paso. Su comportamiento es excelente: lástima que Ford cobre aparte el control de estabilidad.
Aunque la mecánica que monta este Ford es algo menos potente que la del Vectra, se muestra mucho más despierta a bajas vueltas y también se estira más. Eso sí, resulta un poco más lento que su rival y le anda a la par en recuperaciones y consumos.
Tampoco te fíes de sus medidas: aunque parte con menos centímetros de carrocería que el resto de modelos que analizamos, presenta una generosa cota de longitud para las plazas traseras y un maletero más que amplio. Un poco de aire fresco ante tanto coche de corte clásico. Las líneas del Primera todavía siguen llamando la atención y es que Nissan apuesta por un look vanguardista, que representa perfectamente lo que nos vamos a encontrar en su interior: un cuadro de mandos muy ergonómico coronado con una gran pantalla de televisión...
¿Y en carretera? Es rápido (sólo le ganaría el superpoderoso Passat, que por algo monta una mecánica de 150 CV).
El espacio es uno de sus debes: más pequeño que el Vectra, pero también muy bien presentado. Es el último recién llegado. Acaba de salir al mercado y su estética le diferencia del resto.
El motor HDi que monta –como el resto de los de la familia Peugeot- destaca por su suavidad, pero, además, es más potente que el de su rival y las diferencias se notan en carretera: un poco más rápido, recupera de forma más contundente. En su contra, unos consumos superiores.
Su diseño interior también es más actual, pero no ofrece tanto espacio como el Vectra. El Laguna puede presumir de una buena relación calidad/precio: unos 3.000 euros más barato que el resto de sus rivales, no echamos en falta nada en su interior. Esta versión incorpora un motor de 120 CV, a los que sabe sacar partido.
No es tan espacioso como el Vectra, que le deja francamente en evidencia si comparamos sus maleteros. Según nuestras mediciones, este Renault cuenta con 420 litros para el equipaje, frente a los 495 del Vectra. El Passat recurre al 1.9 Tdi que, aunque nominalmente da 130 CV, se estira hasta más allá de los 150. Las diferencias con el resto de modelos son pasmosas sea cual sea el apartado que analicemos: consumos, aceleraciones, recuperaciones... Incluso suena menos que el resto. Eso sí, también lo notaremos –y mucho- en el precio: se acerca a los 30.000 euros (los seis millones de las inolvidables pesetas).

Los mejores vídeos