Opel Astra SW 1.8 Cosmo

Buen comportamiento dinámico, amplísimo maletero y un motor que se queda por debajo de las expectativas componen la carta de presentación del Astra "más familiar".

Opel Astra SW 1.8 Cosmo
Opel Astra SW 1.8 Cosmo

El vehículo más económico de cuantos comparamos y, sin embargo, ofrece un amplio equipamiento: ABS, climatizador, cierre centralizado, airbags de conductor, de pasajero y laterales delanteros. El punto en el que este Nubira “flaquea" frente a nuestro Astra SW es el comportamiento dinámico, más estable en el caso del primero.El Ford Focus 2.0, con un motor más grande, logra 25 CV más de potencia que el Astra, lo que se traduce en unas prestaciones algo más brillantes. Además, es algo más barato que el Opel.
A cambio, tiene algo menos de maletero y la habitabilidad no es tan brillante como en el Astra- Por comportamiento dinámico, están a la par, si bien el Ford consigue lo mismo si necesidad de tanto aparato electrónico.El motor 1.6 del Peugeot 307 es algo más pequeño que el del Astra y entrega unos cuantos CV menos, con lo que su rendimiento prestacional no es tan bueno. Sin embargo, consume bastante menos combustible que nuetro protagonista.
En cuanto a la habitabilidad, están a la par en maletero y espacio interior, si bien el Astra se beneficia de 10 centímetros más de longitud.
Por precio, el coche de Peugeot es algo más barato, aunque tampoco es una diferencia tan grande de precio como para renunciar a los CV que entrega el motor alemán.El más potente de los rivales y el que anuncia más par motor es este Mégane que también presume de tener más capacidad de maletero (520 litros). En prestaciones también destaca y le saca un segundo a nuestro protagonista en la aceleración de 0 a 100 km/h (9,7 segundos del Astra frente a los 9,7 segundos del Mégane). Una vez más el punto de inflexión lo encontramos en el comportamiento: más estable y agradecido en el caso del Opel; no aporta más seguridad en la conducción. No es sencillo encontrar rivales a la altura de nuestro protagonista, principalmente por una razón: los fabricantes eligen mecánicas de gasóleo y no de gasolina para combinarlas con las carrocerías familiares . Esto hace que la oferta se reduzca sobremanera. La gran apuesta del Opel es la incorporación de serie de la suspensión deportiva variable y como opción los controles de tracción y de estabilidad que no ofrecen las otras marcas. El vehículo más económico de cuantos comparamos y, sin embargo, ofrece un amplio equipamiento: ABS, climatizador, cierre centralizado, airbags de conductor, de pasajero y laterales delanteros. El punto en el que este Nubira “flaquea" frente a nuestro Astra SW es el comportamiento dinámico, más estable en el caso del primero.El Ford Focus 2.0, con un motor más grande, logra 25 CV más de potencia que el Astra, lo que se traduce en unas prestaciones algo más brillantes. Además, es algo más barato que el Opel.
A cambio, tiene algo menos de maletero y la habitabilidad no es tan brillante como en el Astra- Por comportamiento dinámico, están a la par, si bien el Ford consigue lo mismo si necesidad de tanto aparato electrónico.El motor 1.6 del Peugeot 307 es algo más pequeño que el del Astra y entrega unos cuantos CV menos, con lo que su rendimiento prestacional no es tan bueno. Sin embargo, consume bastante menos combustible que nuetro protagonista.
En cuanto a la habitabilidad, están a la par en maletero y espacio interior, si bien el Astra se beneficia de 10 centímetros más de longitud.
Por precio, el coche de Peugeot es algo más barato, aunque tampoco es una diferencia tan grande de precio como para renunciar a los CV que entrega el motor alemán.El más potente de los rivales y el que anuncia más par motor es este Mégane que también presume de tener más capacidad de maletero (520 litros). En prestaciones también destaca y le saca un segundo a nuestro protagonista en la aceleración de 0 a 100 km/h (9,7 segundos del Astra frente a los 9,7 segundos del Mégane). Una vez más el punto de inflexión lo encontramos en el comportamiento: más estable y agradecido en el caso del Opel; no aporta más seguridad en la conducción. No es sencillo encontrar rivales a la altura de nuestro protagonista, principalmente por una razón: los fabricantes eligen mecánicas de gasóleo y no de gasolina para combinarlas con las carrocerías familiares . Esto hace que la oferta se reduzca sobremanera. La gran apuesta del Opel es la incorporación de serie de la suspensión deportiva variable y como opción los controles de tracción y de estabilidad que no ofrecen las otras marcas. El vehículo más económico de cuantos comparamos y, sin embargo, ofrece un amplio equipamiento: ABS, climatizador, cierre centralizado, airbags de conductor, de pasajero y laterales delanteros. El punto en el que este Nubira “flaquea" frente a nuestro Astra SW es el comportamiento dinámico, más estable en el caso del primero.El Ford Focus 2.0, con un motor más grande, logra 25 CV más de potencia que el Astra, lo que se traduce en unas prestaciones algo más brillantes. Además, es algo más barato que el Opel.
A cambio, tiene algo menos de maletero y la habitabilidad no es tan brillante como en el Astra- Por comportamiento dinámico, están a la par, si bien el Ford consigue lo mismo si necesidad de tanto aparato electrónico.El motor 1.6 del Peugeot 307 es algo más pequeño que el del Astra y entrega unos cuantos CV menos, con lo que su rendimiento prestacional no es tan bueno. Sin embargo, consume bastante menos combustible que nuetro protagonista.
En cuanto a la habitabilidad, están a la par en maletero y espacio interior, si bien el Astra se beneficia de 10 centímetros más de longitud.
Por precio, el coche de Peugeot es algo más barato, aunque tampoco es una diferencia tan grande de precio como para renunciar a los CV que entrega el motor alemán.El más potente de los rivales y el que anuncia más par motor es este Mégane que también presume de tener más capacidad de maletero (520 litros). En prestaciones también destaca y le saca un segundo a nuestro protagonista en la aceleración de 0 a 100 km/h (9,7 segundos del Astra frente a los 9,7 segundos del Mégane). Una vez más el punto de inflexión lo encontramos en el comportamiento: más estable y agradecido en el caso del Opel; no aporta más seguridad en la conducción. No es sencillo encontrar rivales a la altura de nuestro protagonista, principalmente por una razón: los fabricantes eligen mecánicas de gasóleo y no de gasolina para combinarlas con las carrocerías familiares . Esto hace que la oferta se reduzca sobremanera. La gran apuesta del Opel es la incorporación de serie de la suspensión deportiva variable y como opción los controles de tracción y de estabilidad que no ofrecen las otras marcas. El vehículo más económico de cuantos comparamos y, sin embargo, ofrece un amplio equipamiento: ABS, climatizador, cierre centralizado, airbags de conductor, de pasajero y laterales delanteros. El punto en el que este Nubira “flaquea" frente a nuestro Astra SW es el comportamiento dinámico, más estable en el caso del primero.El Ford Focus 2.0, con un motor más grande, logra 25 CV más de potencia que el Astra, lo que se traduce en unas prestaciones algo más brillantes. Además, es algo más barato que el Opel.
A cambio, tiene algo menos de maletero y la habitabilidad no es tan brillante como en el Astra- Por comportamiento dinámico, están a la par, si bien el Ford consigue lo mismo si necesidad de tanto aparato electrónico.El motor 1.6 del Peugeot 307 es algo más pequeño que el del Astra y entrega unos cuantos CV menos, con lo que su rendimiento prestacional no es tan bueno. Sin embargo, consume bastante menos combustible que nuetro protagonista.
En cuanto a la habitabilidad, están a la par en maletero y espacio interior, si bien el Astra se beneficia de 10 centímetros más de longitud.
Por precio, el coche de Peugeot es algo más barato, aunque tampoco es una diferencia tan grande de precio como para renunciar a los CV que entrega el motor alemán.El más potente de los rivales y el que anuncia más par motor es este Mégane que también presume de tener más capacidad de maletero (520 litros). En prestaciones también destaca y le saca un segundo a nuestro protagonista en la aceleración de 0 a 100 km/h (9,7 segundos del Astra frente a los 9,7 segundos del Mégane). Una vez más el punto de inflexión lo encontramos en el comportamiento: más estable y agradecido en el caso del Opel; no aporta más seguridad en la conducción. No es sencillo encontrar rivales a la altura de nuestro protagonista, principalmente por una razón: los fabricantes eligen mecánicas de gasóleo y no de gasolina para combinarlas con las carrocerías familiares . Esto hace que la oferta se reduzca sobremanera. La gran apuesta del Opel es la incorporación de serie de la suspensión deportiva variable y como opción los controles de tracción y de estabilidad que no ofrecen las otras marcas. El vehículo más económico de cuantos comparamos y, sin embargo, ofrece un amplio equipamiento: ABS, climatizador, cierre centralizado, airbags de conductor, de pasajero y laterales delanteros. El punto en el que este Nubira “flaquea" frente a nuestro Astra SW es el comportamiento dinámico, más estable en el caso del primero.El Ford Focus 2.0, con un motor más grande, logra 25 CV más de potencia que el Astra, lo que se traduce en unas prestaciones algo más brillantes. Además, es algo más barato que el Opel.
A cambio, tiene algo menos de maletero y la habitabilidad no es tan brillante como en el Astra- Por comportamiento dinámico, están a la par, si bien el Ford consigue lo mismo si necesidad de tanto aparato electrónico.El motor 1.6 del Peugeot 307 es algo más pequeño que el del Astra y entrega unos cuantos CV menos, con lo que su rendimiento prestacional no es tan bueno. Sin embargo, consume bastante menos combustible que nuetro protagonista.
En cuanto a la habitabilidad, están a la par en maletero y espacio interior, si bien el Astra se beneficia de 10 centímetros más de longitud.
Por precio, el coche de Peugeot es algo más barato, aunque tampoco es una diferencia tan grande de precio como para renunciar a los CV que entrega el motor alemán.El más potente de los rivales y el que anuncia más par motor es este Mégane que también presume de tener más capacidad de maletero (520 litros). En prestaciones también destaca y le saca un segundo a nuestro protagonista en la aceleración de 0 a 100 km/h (9,7 segundos del Astra frente a los 9,7 segundos del Mégane). Una vez más el punto de inflexión lo encontramos en el comportamiento: más estable y agradecido en el caso del Opel; no aporta más seguridad en la conducción. No es sencillo encontrar rivales a la altura de nuestro protagonista, principalmente por una razón: los fabricantes eligen mecánicas de gasóleo y no de gasolina para combinarlas con las carrocerías familiares . Esto hace que la oferta se reduzca sobremanera. La gran apuesta del Opel es la incorporación de serie de la suspensión deportiva variable y como opción los controles de tracción y de estabilidad que no ofrecen las otras marcas.