Opel Astra Coupé 2.2 16V

El diseño de esta edición del Astra Coupé, realizado por el carrocero italiano Bertone, da un toque de exclusividad y carácter latino a este modelo que, pese a esconder 147 CV bajo su capó, no muestra un comportamiento tan vivo como podría esperarse. Eso sí, las suspensiones, de tarado deportivo, le otorgan una fiabilidad y aplomo absolutos en cualquier situación.

Opel Astra Coupé 2.2 16V
Opel Astra Coupé 2.2 16V

Con el nuevo Astra Coupé, Opel vuelve a tener entre sus filas un deportivo que recoge el espíritu creado por el Calibra, al que se parece en estética, aunque no llega a tener su comportamiento dinámico. La principal novedad del modelo, que fue presentado en el Salón de Franckfurt de 1999, es el diseño, realizado por el italiano Bertone. A caballo entre el Calibra y el Astra, destaca por su aerodinámica y lo moderado de sus líneas, que, aunque le imprimen carácter, no llaman la atención con estridencias, dándole un toque burgués que se traslada también al interior, sobrio y un tanto anticuado, pero muy completo.

Y es que el equipamiento de serie no deja nada que desear: volante regulable en altura y profundidad, ordenador de a bordo, asientos deportivos, climatizador, radio CD y una dotación más que suficiente en cuanto a seguridad, con airbags frontales y laterales, ABS y control de tracción (no desconectable).