Nissan Pathfinder 2.5 dCi SE

Con un habitáculo para siete ocupantes, un nivel de equipamiento de primera y un motor turbodiesel de 174 CV, el Pathfinder ofrece la versatilidad de un monovolumen, las prestaciones de un turismo y la capacidad para circular por campo de un todo terreno de verdad.

Nissan Pathfinder 2.5 dCi SE
Nissan Pathfinder 2.5 dCi SE

Nissan ha optado por un motor de cuatro cilindros Diesel con sistema de inyección directa common rail de 2,5 litros de capacidad, que anuncia una potencia máxima de 174 CV a 4.000 rpm y un par de 41,1 mkg a 2.000 rpm. Las mediciones efectuadas por nuestro Centro Técnico revelan una leve pérdida de potencia frente a las cifras oficiales, pero obtenida a un régimen inferior. Por su parte, la cifra de par motor lograda ha sido un poco mejor: 44,33 mkg a 2.230 rpm.Dispone de más de 30 mkg prácticamente en todo el rango de utilización, es decir, entre 1.750 y 3.750 rpm, lo que contribuye a una eficaz utilización del motor. Esta mecánica se encuentra asociada a una caja de cambios de seis relaciones, bien escalonadas. La sexta es un poco larga, pero logra reducir las cifras de consumo cuando llevamos un crucero razonable en viaje, a la vez que se reduce el ruido. El accionamiento de la palanca no resulta especialmente rápido ni preciso (como en la mayoría de los vehículos de estas características). Además, la sexta y la marcha atrás se encuentran algo alejadas del puesto de conducción.Precisamente, en el apartado de sonoridad, el motor no destaca mucho, con una cifra registrada de 70 dB cuando se circula por encima de 120 km/h. También se cuelan algunas vibraciones al ralentí, que se transforman en un leve movimiento oscilante de la palanca de cambios, si bien los pedales se encuentran bien filtrados y aislados de los movimientos del propulsor.Asociado al motor se encuentra un sistema de transmisión “All Mode", muy similar al que conocimos en el X-Trail, que funciona normalmente enviando la potencia a las ruedas posteriores. El conductor puede seleccionar mediante un conmutador electrónico el tipo de transmisión que desea llevar acoplado, es decir, propulsión posterior únicamente; sistema automático 4WD, que actúa en principio sobre las ruedas posteriores pasando el par necesario a las delanteras en caso de detección de pérdidas de tracción o bien el sistema de tracción a las cuatro ruedas con la reductora acoplada para circular por terrenos complicados.Como complemento a este sistema de transmisión se encuentra el sistema de control de estabilidad ESP que trabaja junto al ABS, el control de tracción y el sensor de derrapaje, de forma que puede frenar intencionadamente alguna de las ruedas para que la fuerza se reparta convenientemente. De esta forma, el sistema suple la ausencia de diferencial autoblocante posterior.Una de las principales características de este modelo es la facilidad que muestra para moverse por carretera. Los 2.211 kg que ha registrado en la báscula del Centro Técnico en orden de marcha, es decir, con el depósito de combustible lleno y todos los fluidos en su nivel, parecen no ser un obstáculo para que el Pathfinder muestre buena agilidad. En realidad, la relación peso/potencia del modelo no es muy desfavorable, pues resulta de 12,7 kg/CV, un dato interesante para un vehículo de estas características.También es cierto que la elevada cifra de par que ha registrado este motor permite impulsar con fuerza al conjunto. Una primera relación bastante corta facilita el inicio del movimiento. Luego se van engranando las marchas con facilidad, a la vez que se alcanzan unos valores de velocidad destacables. Sirva como ejemplo que la velocidad máxima anunciada por el fabricante es de 175 km/h.Las cifras obtenidas por nuestro Centro Técnico revelan las aptitudes del propulsor de gasóleo: acelera de o a 100 km/h en 12,4 segundos y recorre el primer kilómetro desde parado en poco más de 34 segundos. Por su parte, las cifras de recuperación y adelantamiento se encuentran en valores muy razonables para un modelo de estas dimensiones y peso. Si quieres ver más cifras de prestaciones puedes pinchar en la pestaña superior “Nuestros Datos".Poco que objetar en el apartado de frenos, con unas distancias lógicas, más cercanas a las de un turismo que a las de un TT de grandes dimensiones, aunque hay que emplearse a fondo para lograr acortar las distancias, pues el pedal está algo duro. Si se abusa mucho de este dispositivo se aprecia un alargamiento de las distancias y se muestra mayor hundimiento del pedal.En cuanto a las suspensiones, resultan cómodas en general. No son excesivamente duras y disponen de bastante recorrido, lo que proporciona buena comodidad a los ocupantes. En zonas con buen firme permiten unas trazadas limpias y precisas y sólo sobre pavimentos deteriorados provocan algunos rebotes que se traducen en menor comodidad para los ocupantes.En cuanto a los consumos, podemos calificar a este modelo de poco sediento si tratamos con delicadeza el pie derecho, pues en autopista, a velocidad constante legal, podemos lograr un consumo real inferior a los 10 litros por cada 100 km; en carretera en torno a los 8,5 litros y en ciudad, cerca de los 12 litros, lo que nos da una media efectiva de unos 10 litros a los 100 km. Fuera de carretera no hemos efectuado un consumo real, pero puede estar en torno a los 13 litros a los 100 km, una cifra razonable si tenemos en cuenta los datos que arrojan sus competidores.Precisamente este tarado de las suspensiones es responsable, en gran medida, del buen comportamiento del Pathfinder fuera de carretera. La larga batalla contribuye a que los movimientos sean muy controlados, pero, a su vez, limitan el ángulo ventral. Afortunadamente, los neumáticos de 17 pulgadas con perfil 65 favorecen la altura libre al suelo, que es de 23 centímetros, un valor superior al que muestran sus rivales, sin embargo, el ángulo de ataque es menos favorable (36º). El ángulo de salida (27º) se produce tanto en la rueda de repuesto como en la cola de escape.La buena respuesta del motor a bajo régimen favorece la circulación por zonas difíciles, donde la caja transfer juega un papel decisivo. A punta de gas se superan los obstáculos con facilidad y la capacidad de adherencia de los neumáticos Goodyear Wrangler destaca sobre suelo seco y pedregoso.Únicamente en zonas muy estrechas y con curvas pronunciadas se circula con mayor dificultad, pues el diámetro de giro es de 12,4 metros (con tres vueltas y media de volante).En general, nos ha parecido un modelo bastante equilibrado, amplio, cómodo, bastante rápido y no demasiado caro si lo comparamos con los modelos que ofrecen las marcas competidoras.