Mitsubishi Lancer Evo VIII

Eficaz sobre cualquier tipo de trazado y más cómodo de utilizar en el día a día, el Lancer Evo VIII permite disfrutar de verdad de la conducción al límite.

No es el modelo más cercano al EVO VIII, aunque entendemos que el comprador de un Lancer sí podría plantearse la compra de un M3 como alternativa. Más caro y refinado, el BMW no dispone de tracción total, aunque sí más potencia y mayor suavidad. Las prestaciones no difieren mucho, pero sí el carácter y la capacidad para circular por terrenos hostiles, donde el Evo es un auténtico maestro.La última versión llegada al mercado supera ligeramente en prestaciones al Mitsubishi. Prácticamente idénticos en arquitectura mecánica, precio y comportamiento, a su favor juega una caja de cambios de seis relaciones. El Subaru no llega a ofrecer las cotas de habitabilidad y maletero del Evo, pero no se queda muy lejos.No es el modelo más cercano al EVO VIII, aunque entendemos que el comprador de un Lancer sí podría plantearse la compra de un M3 como alternativa. Más caro y refinado, el BMW no dispone de tracción total, aunque sí más potencia y mayor suavidad. Las prestaciones no difieren mucho, pero sí el carácter y la capacidad para circular por terrenos hostiles, donde el Evo es un auténtico maestro.La última versión llegada al mercado supera ligeramente en prestaciones al Mitsubishi. Prácticamente idénticos en arquitectura mecánica, precio y comportamiento, a su favor juega una caja de cambios de seis relaciones. El Subaru no llega a ofrecer las cotas de habitabilidad y maletero del Evo, pero no se queda muy lejos.No es el modelo más cercano al EVO VIII, aunque entendemos que el comprador de un Lancer sí podría plantearse la compra de un M3 como alternativa. Más caro y refinado, el BMW no dispone de tracción total, aunque sí más potencia y mayor suavidad. Las prestaciones no difieren mucho, pero sí el carácter y la capacidad para circular por terrenos hostiles, donde el Evo es un auténtico maestro.La última versión llegada al mercado supera ligeramente en prestaciones al Mitsubishi. Prácticamente idénticos en arquitectura mecánica, precio y comportamiento, a su favor juega una caja de cambios de seis relaciones. El Subaru no llega a ofrecer las cotas de habitabilidad y maletero del Evo, pero no se queda muy lejos.

Los mejores vídeos