Mini Cooper

Puede que el Mini sea simplemente un coche de capricho, pero tampoco es menos cierto que es un vehículo plenamente utilizable todos los días. En el caso del Cooper hay que resaltar la mecánica, la gran agilidad para moverse, la excelente estabilidad, la buena calidad en general y la facilidad de conducción. En el lado negativo, las plazas traseras son pequeñas, el maletero meramente testimonial, el ruido fuerte a alta velocidad, escaso de comodidad con las ruedas grandes y mejorable en determinados materiales.

Mini Cooper
Mini Cooper

Por dentro es, si cabe, más llamativo que por fuera. Dependiendo del color, en nuestro caso rojo, la combinación con el negro y con los plateados de algunos plásticos y la palanca de cambios cromad da una primera sensación agradable de que estamos ante un coche poco convencional. El hilo conductor con el anterior modelo viene de la mano del enorme cuentakilómetros, situado en el centro del tablero. Es de fácil lectura, además de por su ubicación central y por sus enormes grafías, a prueba de miopía, astigmatismo o de cualquier otro defecto del globo ocular. Incluso desde las plazas traseras es fácilmente visible. También es muy “generoso", marcando hasta 240 km/h de velocidad máxima, cuando es difícil superar los 200/220 como mucho y en situaciones muy favorables. Así lo lleva el One también, en cuyo caso los 90 CV no llegan ni por asomo a esa cifra.Mientras que son muy bonitos, y también singulares, los botones tipo swift de la consola central, no lo es tanto el cuentarrevoluciones situado en al columna de la dirección y detrás del volante y que parece un añadido de última. Además, el aro del volante tapa la parte superior. Por otro lado, ciertos plásticos, como los utilizados en los grandes asideros de las puertas o en el salpicadero, tras tocarlos, desmerecen un poco porque no tienen el mejor tacto posible.La postura de conducción es buena y enseguida se encuentra la idónea. Esto, que muchas veces repetimos así, es muy real en el Mini. Se echa en falta que el volante, un poco grande para nuestro gusto, sólo sea regulable en altura y no en profundidad. Con él se mueve solidario el cuentarrevoluciones, por lo que no hay manera nunca de ver bien la parte superior de éste. Los asientos, por su parte, son mejorables si tuvieran un poco de mayor sujeción lateral.Detrás, las cosas son distintas. No hay apenas maletero; es sencillamente testimonial y es mejor tener una bolsa de viaje a mano que previamente hayamos comprobado que cabe bien. Los asientos, que no son muy grandes tampoco, se comen parte del espacio de carga para poder tener algo de capacidad y permitir, por lo menos, una banqueta larga. El respaldo está colocado muy verticalmente, casi a 90 grados, y hay muy poco espacio para los pies y las piernas de los ocupantes, con lo que es mejor no utilizarlas por largo tiempo. Afortunadamente, el fabricante no ha querido tener ninguna pretensión extraña y sólo está homologado para cuatro personas y no para cinco. Lo cierto es que, entre unas cosas y otras, el Mini es un coche plenamente utilizable todos los días, y no sólo como un juguete por períodos de utilización cortos, como lo son otros coches que por su potencia o características no ofrecen la comodidad adecuada.Los tres millones por los que sale la versión básica del Cooper no es un precio barato, pero tampoco excesivamente caro teniendo en cuenta su carácter “especial". No obstante, para ponerlo con un mínimo de accesorios “buenos", la factura puede dispararse y es entonces cuando se aprecia tener muchas opciones disponibles, aunque algunos precios asustan, al puro estilo BMW. Afortunadamente, el ABS y el control de tracción son de serie. Sin embargo, si queremos la versión con cuero, habrá que desembolsar más de 400.000 pesetas, para el techo solar 149.000, para las llantas de 16" 111.000… y así sucesivamente. Es muy conveniente mirar todos los precios de la opciones y consultar la página en Internet de mini.es, donde se puede ir conformando el coche que queremos con el precio de cada elemento de serie.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.