Mercedes Clase B 180 CDi

Todos aquellos que no acababan de encontrar la imagen señorial que buscaban en un monovolumen están de enhorabuena. Mercedes irrumpe en este nutrido segmento con un producto sólido y bien realizado, capaz de competir con los “consagrados".

Mercedes Clase B 180 CDi
Mercedes Clase B 180 CDi

Un monovolumen como éste, con 1.460 kilos de peso (según los datos de nuestro Centro Técnico) y destinado a llevar carga, necesita un motor contundente. Si, además, no consume mucho, mejor que mejor.Mercedes ha dado en el clavo con la inclusión en el Clase B de la mecánica CDi de 1.990 cm3. Cuenta con una potencia oficial de 109 CV a 4.200 rpm –el banco de rodillos ha revelado cifras superiores- y se muestra muy eficaz en cualquier régimen, gracias a una considerable dosis de par en todo el recorrido del cuentavueltas. El máximo aparece en la zona media-alta, pero no será necesario estirar las marchas para aprovecharlo: la mayor parte de la fuerza está disponible antes de las 2.000 vueltas. Tenemos una caja de cambios con seis velocidades y, en las autopistas, podremos completar la mayor parte de nuestro trayecto en la más alta, manteniendo ritmos muy respetables sin que el consumo se resienta. No es tan bajo como el anunciado por la marca, pero los datos de nuestro Centro Técnico muestran un gasto medio de combustible muy contenido: 6,7 litros cada 100 kilómetros.Gracias a su considerable dosis de par (21,4 mkg/ 3.275 rpm), este Clase B resuelve con soltura el apartado de recuperaciones y adelantamientos. Cierto, no destaca ninguna cifra especialmente, pero la impresión general es muy positiva: hay potencia, se entrega suavemente y justo cuando la demandamos, y nunca tendremos la sensación de necesitar “más motor". Casi al contrario. La mecánica, muy alegre en las carreteras amplias, nos invita a mantener la misma vivacidad cuando el trazado se complica. Una suspensión demasiado orientada a la comodidad de los pasajeros pronto nos hará desistir. Es una lástima, ya que el generoso ancho de vías del modelo (1,55 metros en el eje delantero y 1,54 en el trasero) proporciona una pisada franca y aplomada. La estabilidad no se verá comprometida, pero los balanceos de la carrocería nos restarán confianza a la hora de inscribirnos en las curvas.Por suerte, su comportamiento es muy noble y, aunque no se pueda calificar de “divertido", siempre se quedará dentro de los límites de la corrección más exquisita. Contamos con un vehículo preparado para recorrer, sin que acusemos el cansancio, kilómetros y kilómetros por las autopistas. A fin de cuentas, ¿no es ahí donde vamos a pasar la mayor parte de nuestro viaje?

LO MEJOR
LO PEOR

•  Espacio para piernas detrás
•  Motor potente
•  Consumo ajustado

•  Volante muy vertical
•  Suspensiones poco firmes
•  Pocas posibilidades de configuración

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.